jueves, marzo 23, 2017

NO próximamente

Esta fue la última serie de dibujos que hice en 2016. Estoy seguro que había un propósito que unificaba y daba sentido a todas ellas. Y estoy seguro que eso tenía algo qué ver con la semana del porno próxima a celebrarse por estos bites... Pero, entre ocupaciones sindico-laborales, cambios de calendarios y proyectos varios (algunos de los cuales ya mostrados por aquí) y otros etecéteras, pues fui dejando de lado y hoy, sinceramente, no recuerdo de qué iba todo...
Así que los dejo por aquí (así, en bruto, sin proceso de edición electrónica) a manera de post enlatado para no poner la imagen de "permanezcan atentos a su monitor"... Y nada, a tirar pa'lante, que ya se me ocurrirá qué publicar por acá en la semana del Porno (este año, del 09 al 15 de Abril).

Etiquetas: ,

jueves, marzo 16, 2017

Y más próximamente


Pues eso, que sigo copado de muchas otras cosas, sobre todo de asuntos síndico-laborales, pero también de proyectos a futuro que tocan ser atendidos... Y, de nuevo, para no poner la imagen de "permanezcan atentos a su monitor" que he utilizado con alegría y profusión en tiempos rescientes (y no tanto), pues mostremos un poco de uno de ellos...
De éste no puedo hablar demasiado (ni mostrar nada de las versiones finales, por supuesto), pero creánme, es la cosa más interesante que estoy haciendo justo ahora.

Etiquetas: , ,

miércoles, marzo 08, 2017

Próximamente...

Pues eso, que he andado un poco demasiado ocupado con diversos proyectos y ocupaciones de esas que poco tienen que ver con estos bites... Pero no tenía muchas ganas de volver a poner la imagen de "permanezcan atentos a su monitor", así que:
Uno de los proyectos es retomar una historia que habíamos dejado pendiente hace tiempo... Ahora con páginas completamente nuevas...

Etiquetas: ,

miércoles, marzo 01, 2017

ATENCIÓN AL PÚBLICO

Fue sólo una ocurrencia espontánea.
            Era una de esas tardes más bien tendientes a aburridas, en las que por el módulo de atención al público no se paraba ni una mosca... Veía pasar las horas y más nada.
            Ya había terminado el libro que tenía pendiente y ahora sólo jugaba con los dedos sobre el cristal del mostrador y así, pensando en todo y en nada, le llegó la idea.
            Lo llamó...
            No eran precisamente pareja. Él intentaba llamar su atención algunas veces, cuando se pasaba por el módulo de atención al público de camino a su oficina y a ella le resultaba simpático y, a veces, hasta agradable... Pero, la verdad, la idea nunca antes se le había cruzado por la cabeza.
            Y esa tarde aburrición, lo llamó...


Mario Stalin Rodríguez

Etiquetas: ,