miércoles, agosto 24, 2016

SENTENCIA ANUNCIADA

El guión es viejo, tanto que sorprendería que insistan tanto en su enésima repetición, si no fuera porque, en el pasado, les ha resultado tan bien.
            Al igual que hicieran en su momento con los ferrocarriles, las carreteras, la telefonía y, más recientemente, con PEMEX y CFE. Al igual que insisten en hacer aún hoy con la educación pública y el sistema de salud... La misma estrategia, tácticas idénticas, aplican hoy a las instituciones culturales del país.

De pronto, los medios voceros del poder empiezan a darse cuenta de que las instituciones culturales “no funcionan” como deberían, que el salvamento, conservación e investigación del patrimonio histórico-cultural ha entrado en crisis... E, igual que en todos los casos del pasado, señalan a los “culpables”; los trabajadores de los institutos culturales y la “sangría económica” que implican sus salarios y demás derechos laborales.
            Nadie debería sorprenderse, llevan ya tiempo con el mismo tema, incluso antes de anunciar la creación de la Secretaría de Cultura el pasado Septiembre y la concreción de ésta en Diciembre... Una secretaría que, se sabe, nació sin una ley reglamentaria ni reglamento interno.
            Una secretaría improvisada que era, finalmente, sólo un escalón indispensable en la consecución de un objetivo mucho mayor; el usufructúo de la cultura y el patrimonio histórico para fines comerciales.

El resto del camino es simple, sólo una repetición de lo que han aplicado en el pasado; ahorcamiento presupuestal para que las instituciones ahora agrupadas en la Secretaría de Cultura (Culturas Populares, INBA, INAH, CENART y etcétera) no puedan cumplir con los objetivos contemplados en sus respectivos planes anuales.
            Así, pueden presentar la “ineficacia” de estas instituciones como resultado natural no del recorte presupuestal, sino de la “ineficiencia” de la administración pública, la “corrupción inherente” a los empleados de gobierno y, como han venido haciendo, el “alto costo” de sueldos y prestaciones de éstos.
            El siguiente paso sería simple, un reglamento de la Secretaría de Cultura que, en los hechos, debilite a las instituciones más fuertes (los organismos desconcentrados INAH e INBA), aunque pueda ser presentado como un “fortalecimiento” de éstas (por ejemplo, transformándolas en sunsecretarías). Después presentar una Ley General de Cultura que arrebate el manejo de museos, zonas arqueológicas, teatros y hasta escuelas a las instituciones federales y se las entregue lo mismo a la iniciativa privada que a los gobiernos municipales y estatales.
            Todo ello implicará, para los trabajadores de estos institutos y muy particularmente para los del INAH, la reducción si no en sus ingresos directos (salario nominal), sí en las prestaciones pactadas con la autoridad inmediata y en los derechos laborales conquistados a lo largo de una larga historia de vida sindical.
            Para el país significara la turistización del patrimonio histórico-cultural, dejando de lado la necesaria investigación de éste para el entendimiento del pasado indígena del país y su presente multicultural, transformándolo en un simple espectáculo para turistas y la banalización de la cultura, presentándola únicamente como “espectáculos folclóricos” en el mejor de lo casos...

Sí, el guión es viejo, tanto que sorprendería que insistan tanto en su enésima aplicación... Si no fuera porque, en el pasado, les ha resultado tan bien.

Mario Stalin Rodríguez

Etiquetas: , ,

jueves, agosto 18, 2016

COTIDIANIDAD Y NOVEDADES

Retomando la rutina, despierta temprano. Busca la ropa que preparó desde la noche anterior y se baña. Se viste con prisa después de ver el reloj y darse cuenta de que le queda menos tiempo del que esperaba. Tal vez, de reojo, se permite una mirada a aquellos zapatos ejecutivos, de charol brillante y tacón alto, que la esperan al fondo del armario; “otro día, en otros momentos”, pensaría mientras se calza unos zapatos cómodos, ideales para largas jornadas en píe.
            Despierta a la niña y, pese a la resistencia habitual, logra vestirla y prepararla para que enfrente el nuevo día. Al final, cuando se reencuentre con sus compañeros y amigos, olvidará sus quejas matutinas, al menos hasta el siguiente día.
            Llega a la escuela, la nueva escuela que es, obviamente, todas las escuelas en las que ha estado. Su salón huele como todos los otros salones que han sido suyos el primer día, antes de que lleguen los alumnos; no durará.
            Y van llegando, de a poco. Rostros nuevos que aún guardan las huellas del sueño interrumpido. Rostros anónimos que poco a poco irán teniendo nombres e historias.
            Y así empieza. Durante los próximos días, semanas y meses, serán parte importante de su mundo; implicarán toda su cotidianidad, se develará por ellos, sufrirá por ellos y con ellos... Irá conociéndolos tanto como se conoce a sí misma y, como todos los otros grupos de todos los otros años, irá apropiándose de sus historias y haciéndolos parte de su propia historia.
            Y les enseñará, les enseñará el siclo del agua y ecuaciones cuadráticas, sobre hechos y batallas del pasado y otras lecciones para el futuro... Y, entre lección y lección, en las propias lecciones; también irá mostrándoles que el mundo es más amplio de lo que sospechaban hasta ahora. Más importante aún, que puede ser cambiado.
            Y sonríe... Suspira para sí misma mientras los ve llegar, ir buscando asientos y caras conocidas... Sonríe y así empieza un nuevo año que es, en fondo, idéntico a todos los años anteriores, es decir; distinto a todos estos.

Mario Stalin Rodríguez
Para Jessica Contreras
Quien me enseña, día sí y día también, que los maestros luchan en las calles y en las aulas y, en todas estas luchas, cambian el mundo.

Etiquetas:

jueves, agosto 11, 2016

Redibujando (Frankencómic) 03

Y bueno, como ya se ha empezado a publicar en Subcultura, toca mostrar el "homenaje" que algunos autores de la comunidad han hecho a un homenaje que en su momento hice a una de las series que marcaron mi infancia...
Participaron en esto todos los que aquí se enlistan con las viñetas que ahí se numeran... Y recuerden que pueden leer las últimas dos páginas de esta historia acá...

Etiquetas: , ,

jueves, agosto 04, 2016

La Monja Sangrienta 03

Bueno, estas son las últimas páginas (por el momento) de este proyecto.
(recuerden que la historia completa puede leerse aquí)
Ensis, el autor original de la historia, anda algo ocupado y me ha dicho que, probablemente, hasta Enero no haya nada nuevo... Así que de momento quedémonos con los GIFs que aparecieron a manera de recompensa por el HYPE y que aquí pueden verse sin necesidad de darle a ningún botón adicional...
Aquí las imágenes que componen éste.
Y el otro...
De este último, de manera exclusiva para que aprecien cuántas capas deben trabajarse para hacer un efecto de transparencia más o menos decente, el proceso de "vestir" a un personaje...
Y ya, más de esto cuando continuemos...

Etiquetas: , , ,

miércoles, julio 27, 2016

NEOLUDISMO

instrucciones para cazar monstruos de bolsillo y uno que otro retrógrada

No es un fenómeno nuevo, es sólo que las redes sociales y la interconexión lo han hecho paradójicamente más visible; en redes sociales y medios de comunicación es común ver publicaciones que condenan y critican el uso y lo que ahí se llama “abuso” de los dispositivos móviles y las redes sociales por parte de “los jóvenes”.
            Estas publicaciones pueden tomar las más diversas formas, desde la simple imagen que muestra a todos los miembros de un grupo de jóvenes mirando sus celulares en vez de “apreciar” la pintura, escultura o paisaje que tienen en frente, pasando por ilustraciones pretendidamente satíricas, que muestran a una masa de personas sin rostro que se dirigen directamente al vacío mientras ven las pantallas de sus móviles, hasta escritos que enmascaran su tecnofobia en “argumentos” pretendidamente “pedagógicos”.
            Independientemente de su forma, en el fondo todas estas posturas pueden resumirse en lo mismo; la tecnología, particularmente las redes sociales y los videojuegos, nos despersonalizan y “roban” la infancia de los niños, pues les impiden “convivir” con otros niños y jugar los juegos que “antes se jugaban” en el parque o la calle. Es decir, básicamente; que antes era mejor.

En tiempos recientes, estas posiciones se han visto, si no fortalecidas, sí mayormente replicadas debido al éxito alcanzado por el reciente lanzamiento de la aplicación “Pokemon Go” para dispositivos móviles.
            De ahí que podamos ver una extraña concordancia entre quienes ven en el que la mayoría de los usuarios del juego sean mujeres (hasta el 63%, según los datos de Nintendo) una reafirmación a su machismo más medieval (“la tecnología nos desmasculiniza arrojándonos a juegos propios de mujeres” o “la tecnología masculiniza a las mujeres al involucrarlas en un juego de competencias y batallas más propio de hombres”) y quienes ven en esto la confirmación de sus conspiranoías más paranoides (“el juego es utilizado por el gobierno para espiar nuestros movimientos y saber en todo momento dónde estamos”); los extremos se tocan y alcanzan acuerdos por el eslabón más estúpido.
            Uno de los principales “argumentos” esgrimidos por estos neoludistas es que buena parte de los jugadores de esta aplicación son mayores de 20 años (más del 75%, según los datos arriba citados), lo que, aparentemente, les impiden dedicarse a cosas propias de su edad (como “buscar trabajo” o “luchar contra el imperialismo”, dependiendo de quien escriba), porque salir de vez en cuando a capturar monstruos de bolsillo es impedimento para cualquier otra actividad.

Obviamente estas posiciones no resisten el mínimo análisis; se nutren de la resistencia natural del ser humano al mínimo cambio. En el fondo y la superficie, son los mismos que veían en los juegos de rol una escuela de asesinos, los que ven en los videojuegos, el cine y la televisión la explicación primera y última de la violencia social... El mismo miedo que decía que la imprenta acabaría con el arte de la escritura, la radio/el cine/la televisión/las redes sociales con la literatura, el teléfono con la convivencia personal y etcétera.
            El miedo a que todo cambie por herramientas que no acabamos de entender, porque el mismo miedo nos impide intentar entenderlas.

La tecnología es, finalmente, una herramienta.
            Herramienta que lo mismo puede ser vista como la confirmación de nuestros mayores temores o bien como una forma de potenciar la socialización, librándonos del inmediatismo geográfico y conectándonos con personas a lo largo del orbe.
            La tecnología ha ayudado a socializar la información que le es incómoda a los poderosos, la tecnología ayudó a consolidar movimientos sociales de un nuevo tipo como lo fueron el 15M, el #YoSoy132 y otros... Sí, la misma tecnología que permite, hoy, que personas aprovechen sus caminos fuera de casa para hacer sus actividades cotidianas y cazar monstruos de bolsillo.
            La tecnología es una herramienta que se debe aprender a utilizar... Y para ello es necesario liberarse de miedos y de atavismos retrógradas.

Mario Stalin Rodríguez

Etiquetas: , ,

miércoles, julio 20, 2016

Redibujando (Frankencómic) 02

En aquella ocasión mostré mis participaciones en este experimento hasta el quinto ejercicio del mismo... Pues bien, es evidente que en los nueve meses que han pasado desde entonces la cosa siguió caminando y más títulos han sido homenajeados de esta curiosa forma.
"Hilo Rojo" de Pol00 fue el sexto... Debo reconocer que tengo algunas observaciones a la idea de estar predestinadamente unido a una única persona en el universo mediante un único hilo rojo... Tal vez es, en parte, por eso que es la ocasión en la que menos entusiasmo puse a mi participación y, de hecho, sólo hice una viñeta.
Bueno, el que fuera una de las experiencias en la que mayor número de participantes y menor cantidad de deserciones hubo, igual también tuvo que ver con lo poco que dibujé.

El Séptimo homenaje consistió en redibujar una parte del quinto capítulo del genial "Coffe Shop" de la no menos genial Karla Díaz... Mismo que reproduzco completo aquí en parte porque redibujé bastante en él y, por otra parte, porque me tocó coordinarlo...
Antes de seguir leyendo, deberían darse una vuelta por el inicio de la historia...
 
 
Historia que continúa acá.
Mis obvias participaciones, en más o menos grande y con comparativas fueron...

El octavo título fue "El Niño que Vive en los Árboles" de Kactus

Y el noveno... Bueno, el noveno round aún está desarrollándose; es un título que ya ha visto su luz, alguna vez hace bastante tiempo, en estos bites...
Y por lo mismo ya se mostrará por acá cuando esté terminado.

Etiquetas: , ,