miércoles, junio 22, 2016

MOVILIDADES y03

(viñeta de Quino*)
Queda escrito, a la hora de abordar las medidas de restricción a la circulación de automóviles en la megalópolis mexicana, los medios de comunicación, al menos, la mayoría de ellos, parecen apegarse a un único guión... Escrito por alguien que padece un caso grave de mitomanía.
            Lo mismo inventan historias incomprobables de pobres ciudadanos que se ven obligados en contra de su voluntad a comprar un segundo (tercer, cuarto, quinto, enésimo) automóvil, que asesinan las matemáticas más elementales con cifras manipuladas (y no contrastadas) sobre el mercado de automóviles usados y nuevos. Y hasta se dan el lujo de citar estudios científicos que demuestran la ineficacia del programa Hoy No Circula.

Uno de los argumentos más repetidos por los medios de comunicación, es un supuesto estudio del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la Universidad Nacional que, según las versiones publicadas, demostraría que el programa capitalino, en realidad, produce más contaminación.
            El estudio, sobra decirlo, no existe... Lo que existe y se cita es un boletín informativo emitido por este centro de investigación el pasado 1° de Abril. En éste se dice que, según varios estudios (no uno, muchos) y estimaciones de los miembros del CCA, el Hoy No Circula generalizado como única medida para combatir las contingencias ambientales resulta insuficiente.
            Repetirlo parece pertinente; insuficiente.
            Yendo a la fuente original y no a las manipuladas notas periodísticas, encontraremos que la estimación de los académicos es que reducir un 20% de los vehículos en circulación, dadas las condiciones climatológicas de la zona urbana en el periodo previo a la temporada de lluvias, podría incrementar la presencia de ozono en el aire hasta en un 5%, en relación a un lapso temporal similar con otras condiciones climatológicas.
            El boletín omite mencionar cuáles serían las estimaciones de presencia de ozono, con las mismas condiciones climatológicas y sin la reducción de un 20% del parque vehicular en circulación... Pero los datos disponibles y el propio texto, permiten suponer que sin el Hoy No Circula, la situación sería mucho peor.
            Tanto más; el propio CCA admite que el programa tiene un efecto positivo en la disminución de contaminantes primarios, pero que por sí solo no puede garantizar la consecución de niveles de contaminación establemente bajos.
            Para ello, concluye el boletín, es necesario establecer políticas de restricción de emisiones a la industria presente en el valle de México, mejorar las políticas de planeación y movilidad urbanas, potenciar el trasporte público, limitar la circulación de trasporte de carga a un horario nocturno para no entorpecer y saturar el tráfico cotidiano y, subráyese, seguir restringiendo la circulación de vehículos automotores particulares.
            Ninguna de estas conclusiones, sobra decirlo, es citada por los medios de comunicación; para qué dejar que la realidad estropee un gran encabezado... Periodismo moderno, que le dicen.

Lamentablemente, la cobertura de las contingencias ambientales en la megalópolis y las medidas tomadas en torno a ellas, no es el único ámbito en el que la prensa mexicana (salvo raras, pero honrosas excepciones) ha demostrado tener un compromiso con todo, menos con la verdad.
            La mentira y la sinrazón campean en los medios de comunicación del país, su cobertura sobre el programa Hoy No Circula es sólo un mínimo ejemplo de cómo se emplea el poder mediático para difundir falacias sin el más pequeño asomo de escrúpulos.
            Podría considerarse pecata minuta, si no fuera porque las mismas prácticas son empleadas, en la cobertura de otros fenómenos, para justificar al asesino, defender a los represores y perpetuar las mentiras del poderoso.

Mario Stalin Rodríguez

*Sí, efectivamente sigo sin mucho tiempo para dibujar... Espero que la cosa mejore pronto.

Etiquetas: ,

miércoles, junio 15, 2016

La Monja Sangrienta 02

Los asuntos síndico-laborales y la vida en general siguen teniéndome un tanto cuanto ocupado, lo suficiente como para no darme tiempo de escribir y dibujar todo lo que quisiera, sobre todo si no tiene qué ver con los asuntos síndico-laborales... Por lo que, me temo, la siguiente entrega sobre la prensa y la cobertura del Hoy No Circula, tendrá que esperar hasta la prócima semana.
De momento, para no tener que poner (de nuevo) la conocidísima imagen de "problemas técnicos", aprovecho que en Subcultura he publicado lo último del stock que tenía para La Monja Sangrienta y pongo la segunda entrega de esta historia original de Ioannes Ensis...
(Como lo prometido es deuda, portadilla exclusiva)
Y, como la verdad las páginas son pocas, pongo también el GIF que se puede ver en Subcultura como recompensa por el HYPE y, en buena definición, las imágenes que conforman esta animación.

Etiquetas: , ,

miércoles, junio 08, 2016

MOVILIDADES 02

(imagen de Quino*)

Se decía antes, una de las principales falacias que la mayoría de los medios presentan como “pruebas” del “fracaso” del programa Hoy No Circula en la megalópolis de México, es el aumento (no demasiado escandaloso, pero tampoco marginal) del 10% en las ventas de autos usados en la ciudad, ya sea en cuanto a lo vendido en el mismo periodo el año anterior o sobre las estimaciones calculadas por los propios comerciantes. Aduciendo que ello aumenta el parque vehicular circulante y va, por ende, en contrasentido del objetivo del programa de restricción automotriz.
            El punto es, ¿realmente lo aumenta?

Lo primero que llama la atención es sobre qué se calcula el aumento, si se hace sobre lo vendido en el mismo periodo en el ejercicio anterior, se tendría que aceptar que, además del aumento a las restricciones de circulación, muchos otros factores que podrían influir en el mercado han cambiado.
            De entrada, la continuada pérdida de poder adquisitivo, que podría influir en el que la gente prefiera adquirir un auto usado por sobre uno nuevo, entre otras varias.
            De calcularse sobre las estimaciones proyectadas, habría que preguntarse qué tan realistas son éstas, sobre qué bases se calculan y, más importante, quién las calcula... Porque, a estas alturas del partido no resulta curioso, la única fuente que la mayoría de los medios citan son declaraciones verbales del vocero de la cámara de comerciantes del ramo.
            Sí, efectivamente; no documentos oficiales, no declaraciones fiscales. Declaraciones verbales del vocero de la cámara de comerciantes del ramo... Y la información se da por buena, así; sin confrontarla con otras fuentes ni nada más.
            Periodismo moderno, que le dicen.

Pero aceptemos sin conceder que la información, con cálculos tan dudosos como dudosa es la fuente que la emite, es cierta; hay un aumento del 10% en el mercado de autos usados. ¿Implica ello un aumento en el parque vehicular circulante en la megalópolis y, por tanto, un fracaso del programa de restricción a la circulación?
            La palabra clave es “usados”, es decir; no nuevos autos que ingresan al parque circulante, sino automotores ya contemplados en cualquier numerología anterior que, simplemente, cambian de dueño... Manteniendo las mismas restricciones circulatorias.
            Es decir; el mismo auto X que no circulaba un día a la semana con el dueño A, sigue sin circular durante ese día cuando su dueño es B.
            Los números son simples; aún si el aumento en el mercado de autos usados fuera el que se dice, ello no implica en ningún momento un aumento significativo en el parque circulante de la megalópolis.
            No es la única falacia que arguyen los opositores al Hoy No Circula...


Mario Stalin Rodríguez

*Sí, me veo obligado a utilizar esta imagen, además de que porque Quino es un tipo bastante genial, porque no he tenido demasiado tiempo para dedicarme al dibujo. Espero que eso se mejore pronto.

Etiquetas: ,

miércoles, junio 01, 2016

MOVILIDADES 01

Cuando se trata de abordar el Programa Hoy No Circula en la Ciudad de México, con muy contadas excepciones, independientemente de qué medio se consulte y de la tendencia ideológica de éste, todo es tan idéntico que parecería sacado del mismo guión.
            La nota abre con una narración rebosante del peor patetismo; el pobre comerciante/pequeño empresario/padre de familia que, ante la imposibilidad de utilizar su vehículo para sus negocios/entregas/necesidades domésticas, se ve obligado a gastar los recursos que no le sobran en la adquisición de un segundo/tercer/cuarto automóvil que le permita circular el día en que su otro automotor descansa.
            Para aumentar el sentimentalismo, ya de por si rebosante, se puede optar por utilizar una figura protagónica femenina... Y ya está; las historias son tan similares que, salvo el nombre de los personajes, parecerían calcadas de una única, sino directamente inventada, claramente exagerada.
            No hay el mínimo ejercicio de profundización; ¿qué negocio manejan estos pobres empresarios que sus mercancías no pueden moverse antes de la 06:00 am? ¿No es, de hecho, una mala decisión mover las mercancías después de esta hora, cuando el tráfico de la ciudad se acrecienta? Tanto más si lo que se mueve son productos perecederos... Y, si no lo son, ¿por qué no se adquirieron y llevaron al local desde el día anterior?
            No importa; las respuestas estorban a la imagen del pobre ciudadano enfrentándose al monstruoso Hoy No Circula.

El guión sigue.
            Pasada la melodramática introducción, es tiempo de respaldar con cifras manipuladas y estudios incompletos, para que nada del manual del pésimo periodismo quede afuera.
            El Hoy No Circula no funciona, continúa el guión, porque aumenta el número de automóviles en las calles. En Abril pasado, dice, la venta de autos usados aumentó hasta un 10% en la Ciudad de México... Autos usados, se escandaliza la nota, que contaminan más que los nuevos.
            Salvo que hace menos de un año, los mismos medios (y demostrablemente las mismas firmas), con motivo del anterior esquema del programa, que obligaba a los autos con más de 8 años a no circular un día a la semana y de dos a cuatro sábados del mes, habían publicado sendas notas con sendos “estudios de especialistas” que “demostraban” que los autos viejos no necesariamente contaminaban más que los nuevos.
            No importa; lo más probable es que el público lector no tenga en la memoria ninguna nota publicada hace más de una semana... Además, la coherencia editorial no llena titulares ni vende ejemplares.
            Sobre los “estudios de especialistas” se volverá en una próxima entrega. Concentrémonos en los autos usados y en cómo éstos “aumentan” el número de vehículos en las calles de la Ciudad de México... En asunto es; ¿realmente lo hacen?
            Cuando entró en vigor el anterior esquema del programa, con mayores restricciones para los autos con más años, se pronosticó que el mercado de autos nuevos aumentaría exponencialmente para suplir a los autos obligados a permanecer estacionados... Profecía que, obviamente, no se cumplió.
            Resultaba evidente que quien tuviera un vehículo utilitario con una antigüedad mayor a 8 años, no contaría con los recursos necesarios para adquirir uno más reciente o nuevo; ni siquiera vendiendo el anterior, por la depreciación evidente de éste al no circular un día a la semana y de dos a cuatro sábados al mes.
            No importa, ¿para qué profundizar? Los medios renunciaron al titular informativo y emplearon alegremente el fácil recurso del especulativo; “El Hoy No Circula Sabatino podría potenciar el mercado de autos nuevos”... Si después la realidad niega esta especulación, no importa; lo más probable es que el público lector no tenga en la memoria ninguna nota publicada hace más de una semana.
            Ante el fracaso de la anterior prognosis, con el anuncio del Hoy No Circula generalizado, sin importar la antigüedad del vehículo, los medios optaron por la profecía fácil; El nuevo esquema potenciaría el mercado de autos usados.
            Obviamente, cuando el pronóstico se vio confirmado, se regodearon en notas del tipo “se los dijimos”… Sin importar si, en realidad, esto era relevante.
            Y sobre ello se ahondará la próxima semana.

Mario Stalin Rodríguez

Etiquetas: ,

jueves, mayo 26, 2016

Anuncio (no demasiado) Importante

Pues yo hoy quería hablar un poco sobre esto:
Pero, como suele suceder últimamente, los asuntos síndico-laborales me tienen con más bien poco tiempo... Así que tómese esta publicación como sustituta de la ya clásica imagen de "fallas técnicas"... Y nos vemos la próxima semana, espero, con lo que quería escribir hoy.

Etiquetas: ,

miércoles, mayo 18, 2016

MANOS

Cartel para el festejo del Día de las Madres del sección Técnicos y Profesionistas del INAH-Ciudad de México del Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores de la Secretaría de Cultura.

A veces pienso en sus manos, madre; pequeñas, inseguras en los últimos tiempos. De movimientos lentos.
            Sus manos, madre, las que entrelazaba entre sí cuando hablaba.
            Sus manos, madre; fuertes. Que empuñaron pancartas y molotovs. Que escribieron con brochas, lápices y a máquinas mecánicas.
            Sus manos, madre; las que tomaban las nuestras cuando caminábamos por la calle. Las que nos jalaron y empujaron hacia la seguridad cuando los bastardos de siempre cargaron contra nosotros, con sus toletes, con sus caballos y gases.
            Sus manos, madre; las que construían el día... Las que cambiaban el mundo.

Y será por eso, madre, que aquí seguimos; por sus manos.
            Pensamos en sus manos, madre y seguimos; construyendo los días... Intentando cambiar el mundo.

Mario Stalin Rodríguez
In Memorian
María Teresa Cuéllar Salinas
1950-2011

Etiquetas:

miércoles, mayo 11, 2016

POSESIÓN

Quizá es que el demonio entró en ella, como suele suceder en estos casos, por los ojos. Tal vez vio algo extraño en su camino diario; algo que no estaba ahí los otros días... En todo caso, aquella noche, en su casa, todo cambió.
            Sólo fue una palabra, dicha en el más inesperado de los momentos. Él, como todas las noches, le hablaba de su día y sus negocios, de las personas que había encontrado y los tratos que había cerrado. Como todas las noches, él iba pidiendo una a una sus necesidades y esperaba que fueran atendidas.
            Esa noche, ella lo miro y sólo dijo una palabra: No.

Una palabra marcó el inicio... Y las palabras lo continuaron.
            Al otro día ella salió, como casi todos los días, a encontrarse con las otras mujeres; las mismas que cada día y cada noche atendían a sus maridos, padres, hermanos y varones de la familia y conocidos en sus casas. Las mismas que sólo hablaban cuando se les hablaba, las que recibían con una sonrisa cada requerimiento que debían cumplir... A todas ellas les habló.
            Y las palabras fueron pasando de mujer en mujer; susurradas en los rincones apartados donde ellas se reunían.
            Hablaban de cosas nuevas; poder de decisión, libertad, derechos sobre sus vidas y cuerpos... Con las palabras viajaba el demonio y cada noche en más casas, la palabra era repetida cada vez por más mujeres: No.

Y las apalabras encontraron cobijo también en los lugares más inesperados.
            Algunos varones escucharon y comprendieron... Y el demonio también habitó en ellos...

Pronto los varones libres del demonio empezaron a preocuparse.
            Se reunieron en los salones del poder y los negocios, en las casas de la justicia y las decisiones; en el palacio de gobierno. Empezaron a preguntarse y a investigar… Y llegaron a ella; a la primer mujer que dijo no.
            Y aquella mañana, cuando ella salía, como todos los días, a reunirse con las otras mujeres; la apresaron... La llevaron al palacio de gobierno, la torturaron, la juzgaron y la encontraron culpable de estar poseída por el demonio. Al día siguiente, sentenciaron, sería ejecutada.

Y aquella noche, poco a poco, en silencio, las mujeres empezaron a salir de sus casas... Incluso algunos varones las acompañaban.
            No hubo ningún plan; la decisión no se tomó en ninguna reunión secreta. Sólo empezaron a salir de sus casas, en el camino iban tomando palos, azadones, picos, palas y antorchas... Y se dirigieron al palacio de gobierno.

Mario Stalin Rodríguez

Etiquetas: ,