jueves, noviembre 23, 2017

Pausa

Pues eso, que pasadas las escuetas celebraciones por el 11 NO aniversario de este blog, toca hacer una pequeña pausa... Y, como otra veces, para no usar la conocida imagen de "fallas técnicas", pongamos algo de porno...
Esta serie de imágenes, se recordará, aunque evidentemente hiladas entre sí, no tienen ninguna historia detrás, simplemente se trata de ir probando algunas cosas sobre color digital. En esta ocasión, utilizar colores planos, degradándolos a manera de pantallas mecánicas... No es el mejor efecto, pero creo que queda bastante bien.
Y ya está, nos veremos por aquí la próxima semana... Bueno, yo estaré aquí, espero que ustedes también.

Etiquetas: ,

jueves, noviembre 16, 2017

11° NO aniversario

Edición Especial
Pues eso, que este 15 de Noviembre, estos bites cumplieron 11 años de ser como ahora son (antes fueron de otras formas, pero de eso ya hablaremos en Marzo, cuando toque el aniversario aniversario número 12)... Y, se me ocurre, habría que conmemorarlo de alguna manera.
Ya he hablado de Aletheia Moritat, la novela de Santiago Bergantinhos que he ilustrado... Obviamente no se trata de mostrar nada del arte final (ese lo tendrán que ver en la novela, cuyos primeros cinco capítulos pueden descargar de manera gratuita), pero como andamos de celebraciones, sí que puedo exhibir algunos de los bocetos preliminares de las ilustraciones, como si de una de esas ediciones especiales de pasta dura (en las que los "extras" conforman la mitad o más de la paginación) se tratará
(Aunque ya había mostrado antes fragmentos de algunas, las imágenes se muestran sin orden alguno, para no dar pistas sobre el desarrollo de la novela)
Así, si alguien adquiere la novela en formato físico o digital, podrá ver el cómo evolucionaron las ilustraciones...

Etiquetas: , , , ,

jueves, noviembre 09, 2017

BIBLIOFILIA

Estos bites se acercan a su décimo primer NO aniversario (el próximo Miércoles 15, por si tenían la duda) y como 11 años suenan a mucho en este asunto de los blogs, se me ocurre que es buena idea tener algunos invitados... No, descuiden, no se trata, como ocurrió en el 5° aniversario, de enviar sicarios para que distintas personas de la blogosfera me envíen colaboraciones para ahorrarme el trabajo de escribir la actualización correspondiente (ahora que, si alguien quiere hacerlo por cuenta propia y sin que medíe amenaza de por medio, tampoco me quejaría), sino de hablar un poco de los fragmentos que apropio de otros y de los cuales me voy construyendo.
Mmm... Creo que no he logrado ser muy claro en esto...
Mucho más que lo que escribimos, decía Borges en alguna introducción, somos lo que hemos leído (y, como es Borges, el queísmo se le perdona)... Así, permítanme hablar un poco sobre dos libros que he leído más o menos recientemente, ambos de personas que, de una manera u otra, son parte de lo que soy y de la forma en que vivo y uso estos bites... Con el descarado propósito de que quien me lea (si alguien aún lo hace) se interese en estos y los adquiera para sí.
(y antes de que nadie me diga nada; no, nadie me paga por hacer esto ni veré un quinto de lo que sus autores obtengan por la venta de los mismos)
Así que hablemos un poco sobre:
"Villamatojo" de Lorzagirl (porque nobleza obliga y el orden alfabético impone que las damas vayan primero).
Y "Aletheia Moritat" de Santiego (con ilustraciones de un perfecto desconocido que a saber de dónde habrá sacado el autor, pero que hace un trabajo respetable a pesar de sus limitaciones)
Y ya está... La próxima semana veremos cómo festejar lo festejable...

Etiquetas: , ,

CUANDO EL FUTURO NOS ALCANCE

“Aletheia Moritat” de Santiago Bergantinhos

De Santiego ya he hablado, cuando amablemente accedió (casi sin presiones ni cabezas de caballo en su cama) a escribir un texto para el 5° aniversario de este blog. Es un curioso personaje que lee libros que en mi vida se me ocurriría abrir y otros cuya lectura compartimos. Ve películas en idiomas raros y blockbusters hollywoodenses sin hacer distinción alguna... Y escribe sobre todo ello y de temas compartidos, en textos kilométricos; siempre con un humor mordaz, una crítica certera y la firme convicción de que la realidad es, per se, estupefaciente.
            Será por eso que no he perdido la oportunidad de colaborar con él en la medida de lo posible, ya sea haciendo dibujos a petición expresa o reseñas de sus obras... O, como en este caso, haciendo ambas cosas.

Tras la casi extinción de la humanidad, una sociedad distópica, gobernada por la oscura figura de la Homologación y sus Inteligencias Artificiales “amigas”, se enfrenta a su más grande reto; el asesinato de un estudiante sobresaliente en una de las más prestigiosas facultades de informática en el mundo.
            La solución a este misterio y, tal vez, la salvación del mundo tal cual lo conoce, recae en el Marshall Harshvardhan Wettin, quien, acompañado de su fiel IA Cassandra, deberá lidiar con los Omeguistas, los Ludistas, los miembros de la propia Homologación y su creciente fama, para desentrañar el misterio detrás del Moritat que, probablemente, nunca llegará a presentar ante la Narración.
            La novela, que bien podría considerarse una especie de continuación-precuela-negación-corrección de algunos relatos previo del autor y, en sus propias palabras, se inscribe dentro de una posible saga distópica centrada en la figura de Wettin, funciona perfectamente por sí misma y como tal puede ser leída.
            Al margen de la historia policiáca, de suyo interesante, lo que realmente llama la atención del relato es el mundo que retrata; una sociedad en la que aún son reconocibles múltiples fragmentos de la nuestra, que se esfuerza en reconstruirse tras un cataclismo sobre el que el autor da muy pocas pistas y camina, a pasos apresurados, hacia su propia destrucción por causa de sus propias contradicciones.

Tanto la versión electrónica como la impresa de la novela son ilustradas por un perfecto desconocido (que a saber de dónde sacó el autor); yo mismo.
            Si esta escueta reseña u otra y el nombre del autor y su ilustrador no les parecen suficientes, pueden descargar los primeros cinco capítulos de “Aletheia Moritat” de forma gratuita y, después o al mismo tiempo, adquirir la versión electrónica en múltiples plataformas y la impresa vía Amazon.


Mario Stalin Rodríguez

Etiquetas: ,

EL ROSTRO DEL MONSTRUO

“Villamatojo” de Lorzagirl

No es la primera vez que Lorzagirl hace su aparición en esto bites.
            Su humor, sus párrafos, sus canciones, su familia y hasta el perro que no tiene, han marcado en buena medida mi presencia en la ya no tan activa blogosfera de habla hispana... Tanto que, en su momento y sin que ella lo supiera o tuviera siquiera la intención, fue parte de las piezas con las que me reconstruí después de que la vida me cambiara las reglas del juego, demasiado pronto y demasiado inesperadamente.
            Pero no es sobre ella que hemos venido a hablar, sino de su libro...

Hace tiempo, cuando un entrevistador le preguntó sobre las “quejas” de los aficionando porque nunca explicaba el cómo y por qué existían los zombis en sus películas, George A. Romero contestó que si en sus obras te preocupaban los zombis, es que no habías entendido qué monstruos retrataban.
            En la mejor tradición de las historias creadas por el estadounidense, Lorzagirl narra una historia corta en la que los muertos deambulan por las calles de un poblado perdido en la España rural, centrándose en el cómo una familia urbana se enfrenta a ellos.
            Envuelta en una atmósfera claustrofóbica, la historia toma una distancia kilométrica de otros textos de la autora, a quien es mucho más habitual leerla en un tono relajado, si bien haciendo gala de un humor cáustico y una mirada crítica y certera del día a día de la sociedad que le tocó vivir.
            Sin embargo, en “Villamatojo” se desenvuelve  con soltura en escenarios que pocas risas provocarán, aunque mantiene intacta su capacidad de hacer reflexionar al lector no sólo sobre lo que ha leído, sino, principalmente, aquello que está en el fondo, medrando en la oscuridad de la conciencia personal y social.

Villamatojo” fue escrito en una sola noche, de corrido, aparentemente con un bolígrafo y sobre papel higiénico y puede ser adquirido en versión electrónica, por menos de un euro (lo que es un ofertón), en Amazon (sólo versión para el lector Kindle, aunque en la red hay cantidad de opciones de aplicaciones y programas para poder leer estos archivos en cualquier dispositivo electrónico).


Mario Stalin Rodríguez

Etiquetas: ,

jueves, noviembre 02, 2017

Ofrenda 2017

A mi madre.
         Que sigue aquí, entre nosotros, en nuestros pasos; en el camino que vamos trazando, en la forma en que vamos buscando otros amaneceres, ya sea en los suelos de siempre o en nuevos horizontes... Sigue entre nosotros, porque somos ella.

A la familia.
         A quienes nos une algo más que la mera sangre; el cariño, la memoria, todo aquello que, en una medida u otra, forma partes de las particularidades que somos.

A los nuestros.
         Las presencias que, sin conciencia ni concierto, compartieron parte de nuestros caminos y nos brindaron el apoyo que en ellos proyectábamos y la alegría que les atribuíamos.

A los de todos.
         A las anónimas víctimas de quienes buscan los beneficios por sobre la seguridad. A quienes se marcharon caminando hacia el mundo mejor. A quienes compartieron caminos incluso sin conocernos.

A mi madre.
A los nuestros.
A los de todos.
         Adelante; la mesa está servida.

Noviembre de 2017

Etiquetas: ,

jueves, octubre 26, 2017

ENCUENTROS

confesión y rectificaciones

Hay muertos que no hacen ruido, Llorona
y es más grande su penar
La Llorona
Canción popular mexicana

Confieso que, en su momento, fui de aquellos que despotricaba contra quienes celebraban el Halloween y tomaban las prácticas relacionadas... En aquel entonces, hace no tanto o quizá sí, esgrimía argumentos del tipo “colonialismo cultural”, “protección de las tradiciones”, “orgullo de nuestra cultura” y un largo etcétera de simplismos similares.
            No más...

No, no se me malentienda, sigo creyendo que la forma actual del Halloween es completamente pueril... Es sólo que, conforme la edad avanza, encuentro que no debería haber ningún problema en comportarnos, de vez en vez, completamente infantiles.
            No se trata, tampoco, de racionalizar tramposamente el Halloween a través de un hilo relacional bastante endeble, según el cual, dado que es una festividad de origen celta y puesto que los pueblos de la península ibérica tienen fuerte influencia celta en los tiempos pre-románicos, ésta es, entonces, una festividad netamente mexicana, por cuestión de mestizaje cultural hispano-indígena.
            Es éste un razonamiento bastante incompleto y el hilamiento histórico, sobra decirlo, adolece de lagunas de proporciones oceánicas... Pero, incluso obviando estos asegunes, el punto de este argumento es que no es necesario; aún si fuera cierto y sin el problema de la artificial linealidad histórica.
            En el fondo de éste, subyace una vergozante autojustificación proveniente de la enraizada creencia de que las tradiciones deben permanecer puras e inmaculadas... Lo cual, sobra decirlo, es básicamente falso.

Y será que éste es el meollo de todo el asunto; el puritarismo cultural.
            Al final, es un problema del enfrentamiento entre dos visiones mutuamente excluyentes: quienes ven las tradiciones como mariposas en exhibición, eternamente fijadas en la vitrina con un alfiler que las atraviesa... permanentemente bellas y muertas.
            O, en contra sentido, quienes ven las tradiciones como un algo vivo y, por ende, mutable... Llevando la entomóloga metáfora hasta su límite; mariposas vivas y libres que, cuando aletean, provocan tormentas.
            En sentido estricto, las culturas no son estáticas, sino dinámicas. Las culturas, para permanecer, requieren cambiar; nutrirse.
            Conforme conocemos otras culturas, otras costumbres, otras tradiciones; apropiamos sus prácticas, las adaptamos a las nuestras y nutrimos nuestra visión del mundo... Una cultura crece conforme se nutre de otras culturas.

El propio Día de Muertos, que en la reduccionista visión de los puritanos culturales se presenta como opuesto al Halloween, es el mejor ejemplo posible de cómo una tradición muta y se enriquece conforme diversas culturas se apropian de ella.
            Fuera del simplismo de considerar ésta una tradición única que toma una única forma a lo largo de todo el territorio de México, lo cierto es cada pueblo celebra estas fechas de manera distinta y en ello radica, justamente, la belleza y riqueza de la festividad; en su multiplicidad de formas y en la enorme variedad de sus orígenes.
            Finalmente, en la celebración del Día de Muertos, en su forma actual, hay elementos no sólo indígenas, también españoles, árabes y hasta orientales... Todo ello conjugado en una celebración de la vida y de su variedad.
            Porque, que nadie se engañe, el Día de Muertos no celebra la muerte ni a los muertos; celebra la memoria, la vida y el placer de haberla compartido con quienes ya no están.
            Y Halloween, incluso en su forma más pueril y simplista, es también una celebración de estar vivos y poder compartir los dulces y la alegría incluso con perfectos desconocidos...

Te puede o no gustar el Halloween.
            Puedes o no celebrarlo... Y, si lo celebras, está bien, porque siempre es bueno celebrar el estar vivos.

Mario Stalin Rodríguez

Etiquetas: , , , ,

jueves, octubre 19, 2017

LAS CIUDADES RENOVADAS

Homenaje a Italo Calvino 06

"Vieja ciudad de hierro
de cemento y de gente sin descanso
si algún día tu historia tiene algún remanso

dejarías de ser ciudad”.
Rokdrigo González

La ciudad se construye de sí misma.
            La ciudad se renueva como monumento a la ciudad que fue y no será más. Así la ciudad se olvida de sí misma; recordándose.

La ciudad engulle la ciudad que fue y será.
            La ciudad es siempre la ciudad que es; eterna y cambiante. Se alimenta de sus ruinas y de sus futuros, de su uno y múltiples nombres, de quienes la habitan y de quienes la ven como suya desde lejos... La ciudad se alimenta de su mutabilidad para ser siempre presente.

La ciudad se yergue sobre sus ruinas, cambiante para seguir siendo, siempre, la ciudad.

Mario Stalin Rodríguez

A un mes del sismo del 19 de Septiembre de 2017, la ciudad va reconstruyéndose por el concierto de sus habitantes y de quienes, desde lejos, la sienten como suya.
A un mes del sismo del 19 de Septiembre de 2017, la ciudad cambia y permanece gracias a su gente y a quienes, desde lejos, la apropian.

A un mes del sismo del 19 de Septiembre de 2017, la ciudad permanece siempre ajena, siempre nuestra; de todos.

Etiquetas: , ,

miércoles, octubre 11, 2017

DESPROPORCIÓN

Ara i aquí és el moment del poble.
No serà nostre si no hi som totes.
És part de tu, també és part de mi.
Viure vol dir prendre partit”*.
Txarango
Agafant l'horitzó (Agarrando el Horizonte)

Ante todo, permítaseme la Excusatio non petita; no otorgo ningún poder a las banderas, a las fronteras ni, en última instancia, a las naciones como conceptos abstractos. Entiendo el poder del símbolo, pero estos, en particular, no me representan ni los respeto.
            Entiendo, sin embargo, los procesos de conformación de las identidades colectivas y de la apropiación de símbolos identitarios entre individuos, en cualquier otro aspecto, confrontados.
            En este sentido, no me es difícil comprender que bajo la misma bandera se arropen, en un momento dado, gente de izquierda y de derechas... Y entiendo, también, que pasado el contexto determinado, la confrontación permanece.
            Lo que no entiendo es tratar de reducir los procesos históricos a un contexto determinado y a la simplista oposición de una bandera con otra... A las banderas debe oponerse la razón, nunca otra bandera.

Y será que de banderas y simplismos se trata, en parte, todo esto.
            Tratar de reducir el largo conflicto catalán (y de otras regiones autonómicas de España) a la actual oposición entre dos grupos de intereses económicos (ambos plegados, más bien, hacia la derecha), habla, cuando menos, de un desconocimiento de la historia de la península ibérica en general y, en particular, de una defensa, no demasiado encubierta, de la ignominia que representó (y aún representa) el franquismo para los pueblos españoles.
            Aquí el plural es pertinente; pueblos españoles.
            La conformación actual de la nación española no es un proceso lineal ni único. Abarca multitud de experiencias, multitud de identidades, multitud de idiomas y multitud de historias... No hay una España “grande y única”, sino muchas Españas, cada una con su identidad y su historia.
            Sin embargo, la conformación actual de la identidad española pasa por el vergonzante proceso de negar su diversidad, por decreto y mediante la fuerza.
            No se trata sólo del prolongado intento de negar la herencia árabe que dejaron casi ocho siglos del Al-Ándalus en la península ibérica, sino de las acciones que, desde el poder político, se han tomado para perseguir y exterminar las identidades autonómicas.
            Durante el franquismo el expresarse en un idioma que no fuera el español era perseguido y castigado con cárcel y tortura. Aún hoy, los intentos de las comunidades autonómicas por recuperar sus identidades, historias particulares e idiomas, son calificados desde la derecha española (no precisamente “heredera”, sino simple continuación del franquismo) como prácticas para “romper la unidad de España”.
            Como si la unidad sólo pudiera significar homogeneidad y no diversidad.

Es en este escenario en el que se da el procés que alcanzará su clímax con el referéndum del 1° de Octubre y cuyo último capítulo, de momento, es la declaración de la Independencia y República Catalanas del 10 del mismo mes, declaradas “en suspenso” escasos segundos después.
            Es cierto, la administración encabezada por Carles Puigdemont representa una derecha empresarial, cuyo principal interés en la independencia catalana es el manejo de los recursos financieros y del boom turístico.
            Como cierto es que el referéndum convocado por éste adolecía de múltiples limitaciones y grandes lagunas... Y cierto es que éste agrupó no sólo a quienes apoyaban a Puigdemont, sino a colectivos que, en otros escenarios, serían sus opositores... Tan cierto como que este apoyo poco o nada se debió al trabajo de Puigdemont, sino a las acciones tomadas desde Madrid.
            La completa incapacidad de la derecha gobernante y de la vergonzante “izquierda” representada por PSOE, que partieron de declarar “ilegal” el referéndum y siguieron con confrontar directamente, no al gobierno autonómico, sino a toda la población catalana, con el uso de la Policía Nacional como si de una fuerza de ocupación se tratara; sólo logró agrupar a prácticamente todos los grupos ideológicos catalanes en torno no a la idea de “independencia” como tal, sino al derecho de los colectivos a participar de la decisión sobre su futuro.
            A ello debe sumarse el resurgimiento, no precisamente mayoritario, pero sí particularmente notorio, de grupos neofascistas que, a lo largo de toda España, enarbolan los símbolos e ideas del franquismo y una clase monárquica anquilosada y cuyo tiempo (si alguna vez lo tuvo) pasó hace demasiado.
            Son ellos (y sólo ellos) quienes aplaudieron los toletes y las balas de goma que la Policía Nacional utilizó, de nuevo, no contra los convocantes del referéndum, sino contra civiles desarmados el 1° de Octubre (dejando casi un millar de lesionados).

El resultado no podía ser otro.
            Más allá de disuadir la participación ciudadana en el ejercicio, la represión y exaltación del franquismo, sólo provocaron que ésta fuera mucho mayor a la que los propios convocantes esperaban, con una mayoría abrumadora a favor del SÍ a la independencia e instauración de una república.
            Sin embargo, los ánimos bélicos del palacio de la Moncloa, de la falsa izquierda, de los fascistas y del anacrónico monarca, se han topado con la suspensión de la declaratoria de independencia y la apertura de espacios para el diálogo y los acuerdos.
            Puigdemont, por supuesto, sólo está siguiendo el guión que tenía marcado desde el principio y éste obedece únicamente a sus intereses económicos y políticos... Sin embargo y aún en contra de estos, el pueblo catalán salió a las calles y las tomó como propias; sería de desear que no vuelvan a abandonarlas.
            Porque la voz de las calles es necesaria para que nunca más las banderas del fascismo intenten enmudecer la historia, ni el grito de la gente se intente acallar con toletes y balas de goma.

Mario Stalin Rodríguez


* Aquí y ahora es el momento del pueblo.
No será nuestro si no estamos todos.
Es parte de ti, también es parte de mí.

Vivir significa tomar partido.

Etiquetas: , ,