jueves, junio 14, 2012

NOVEDADES EN EL FRENTE


nuevos actores y nuevas tecnologías
 
#YoSoy132, Píntale caracoles al poder

La irrupción de #YoSoy132 en el panorama electoral dio un giro no sólo a la contienda por lo votos, sino al ambiente político todo. Obligando a los actores a replantearse sus papeles, la propia obra representada y el escenario en el que ésta se venía desarrollando. 
                Hasta el 11 de Mayo, la contienda electoral se había desarrollado por los derroteros previsibles; el presuntamente inevitable triunfo de Enrique Peña Nieto era aceptado en distintos grados por sus dos principales contendientes. La campaña del oficialista PAN nunca tuvo por intención el triunfo, sino mantener cotos de poder que le permitieran negociar la impunidad para los funcionarios del gobierno saliente, siendo el actual ocupante de Los Pinos, el primero en necesitar garantía de ella. 
                Por su parte, los miembros de la campaña de la izquierda, si bien enfocados en alcanzar un triunfo que se veía improbable, actuaban con un cierto dejo de resignación e incluso, ciertos grupos dentro de los partidos de la coalición, específicamente, el grupo de Nueva Izquierda en el PRD, negociaban con los seguros triunfadores. 
                Todo ello, cambió en una tarde.

Los sucesos del 11 de Mayo en la Universidad Ibero Americana y todo lo que a ellos siguió, cuya cronología es de sobra conocida, cambiaron este escenario, obligando a los actores a reaccionar, aceptando el protagonismo de un movimiento principalmente juvenil y universitario, de un tipo completamente nuevo, para el que no poseían parámetros de respuesta. 
                La primera reacción de los candidatos opositores fue intentar aprovechar el movimiento a su favor, siendo los intentos de la candidata panista el ejemplo más patético de ello, yendo desde la apropiación y desnaturalización de las demandas del movimiento, hasta el autohakeo de su página electrónica. 
                Por su parte, el candidato de la izquierda supo dar eco a las demandas del movimiento sin intentar, abiertamente, montarse en él. Lo que no ha impedido que algunos grupos cercanos al tabasqueño sí intentaran hacerlo, con éxito más bien modesto, sino es que inexistente y para muestra, queda el frustrado intento de Paco Ignacio Taibo II de hacer que la asamblea de la Estela de Luz se pronunciara a favor de López Obrador. 
                Mención especial merecen las reacciones del PRI al movimiento, toda vez que la impugnación a su candidato fue lo que dio origen a todo esto. Es claro que no podía intentarse coptar a un movimiento sin líderes visibles a los cuales comprar, tampoco podían adueñarse de las demandas si una de ellas, la primera, era la renuncia de Enrique Peña Nieto a la candidatura presidencial. 
                Así, la primer respuesta fue minimizar las protestas, lo que a todas luces resultó contraproducente y, de hecho, ayudó al surgimiento de #YoSoy132 incluso dándoles nombre. 
                Otra respuesta fue el intento de usar las redes sociales de la misma forma en que el movimiento lo hace, para ello se formaron varios grupos denominados, formalmente, ectivistas, encargados, se supone, de posicionar las propuestas del candidato en las redes sociales como Facebook o Twitter, aunque en los hechos, encabezados por la obscura figura de Enrique Aquino, se han dedicado a inflar Hashtags (HT, etiquetas de Twitter) en apoyo a su candidato o, mayoritariamente, de ataque a la figura de López Obrador. 
                Muy pronto el colectivo Anonymus Hispano demostró que esta estrategia era llevada a cabo a través de cuentas robot (bots, cuentas falsas programadas para repetir un determinado mensaje cada cierto tiempo o bien para retuitear los mensajes otra cuenta, en este caso, las de Enrique Aquino y de Peña Nieto) o clonadas (uso de cuentas existentes sin el permiso de su titular), curiosamente, la mayor parte de ellas con direcciones IP en el extranjero o domiciliadas en oficinas relacionadas al PRI. 
                Un video filtrado por un ectivista que pidió anonimato, demostró que la mayoría de los integrantes de este grupo contaban con tres o más cuentas de Twitter y Facebook. Según el testimonio de éste, los integrantes del grupo ganarían $500.00 por cada HT que llegue a Trending Topic (TT, tópicos populares en Twitter) más un bono por el tiempo que éste se mantenga. 
                La estrategia ha arrojado resultados contradictorios, pues si bien es cierto que Peña Nieto es el candidato con mayor número de menciones en redes sociales, también es cierto que un breve repaso a los HT creados por los llamados Peñabots, arrojará que la mayoría de los mensajes son utilizados para burlarse de estos o, directamente, para atacar al mexiquense. 
                El siguiente paso de la estrategia priista para contrarrestar a #YoSoy132, fue desprestigiar el movimiento, mostrándolo como infiltrado por intereses obscuros, para lo cual han contado con el concierto de no pocas figuras de la prensa oficialista. 
                Es en esta lógica que el pasado fin de semana surgió la efímera agrupación #GeneraciónMX, formada presuntamente por disidentes de #YoSoy132, quienes se decían inconformes con el rumbo que estaba tomando el movimiento y, sobre todo, por la infiltración a éste por parte de grupos izquierdistas. 
                El grupo se presentó públicamente a través de un video subido a YouTube que encontró rápido eco por parte de la prensa oficialista y de las televisoras (recuérdese, impugnadas desde el principio por #YoSoy132), dando por buena la versión de que eran una escisión del movimiento universitario. 
                Sin embargo, pronto los integrantes de la Asamblea de Representantes de #YoSoy132 negaron esta versión, aduciendo que las personas que aparecían en el video nunca habían formado parte del movimiento, información que fue confirmada por parte de las asambleas universitarias del ITAM, Tec e Ibero. 
                A través de las redes sociales se demostró que uno de ellos, concretamente, el vocero, era empleado de la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) y que otra había hecho videos de apoyo a Peña Nieto desde 2010. Por si fuera poco, se demostró que desde la cuenta de Enrique Aquino en Twitter se había intentado reclutar a gente para esta agrupación desde 48 horas antes de su lanzamiento público (si bien éste negó la versión, nunca presentó las supuestas pruebas que decía tener sobre el montaje en su contra). 
                También se destapó que cuentas ligadas a #GeneraciónMX habían sido usadas para amenazar a mexicanos estudiantes en el extranjero, simpatizantes de #YoSoy132, prometiéndoles apoyos económicos en caso de suscribir la creación de este grupo o, de no hacerlo, su pasaporte no sería renovado. 
                Así, en menos de 72 horas, #GeneraciónMX pasó de los titulares al olvido. 
                El último, de momento, intentó por desprestigiar al movimiento juvenil por parte de la campaña priista, fue acusar a miembros de #YoSoy132 del ataque que sufrió el candidato en el poblado de Tepeaca, estado de Puebla. Para ello se valieron de un video, supuestamente tomado por un celular en el que, decían, se demostraba que gente perteneciente al movimiento universitario y a MORENA (Asociación civil que apoya al candidato de las izquierdas) habían atacado con palos piedras (que nunca se ven en la filmación) la camioneta en la viajaba Peña Nieto. 
                Sin embargo, antes de tres horas, ese mismo video fue utilizado para demostrar que no fue filmado con un celular, sino con una cámara profesional (misma que aparece reflejada en las ventanillas de la camioneta) y la presencia de gente ligada al PRI nacional y estatal entre los supuesto agresores, lo que habla más del montaje de un autoatentado que de un ataque por parte de algún grupo opositor.

El extenso, pero incompleto, repaso anterior, habla de la emergencia de nuevos actores en el panorama político y de la forma en que estos usan las nuevas tecnologías, sí, pero también habla de la incompetencia del grupo hegemónico al tratar de responder a lo nuevo con las mismas viejas tácticas. 
                Queda por ver si esto la antesala a la derrota de los intereses hegemónicos, representados ahora por la figura del candidato priista o sólo los primeros pasos de algo nuevo, demasiado inmaduro aún para marcar una verdadera diferencia en el proceso electoral. 
                No es pesimismo, es historia, la refrescante brisa que el M15 trajera al panorama político español, se vio coronada con una aplastante victoria del Partido Popular en las elecciones inmediatas, lo que culminó con Rajoy ocupando la Presidencia de Gobierno en el país ibérico y todo lo que ello ha traído consigo. 
                Afortunadamente, los propios integrantes de #YoSoy132 han demostrado conocer la historia reciente y desde sus filas se ha descartado la opción del voto nulo (al que, afortunadamente, con poco eco, llama la ambivalente figura de Javier Siciclia) y se llama al voto razonado, ponderando lo que 70 años de gobiernos priistas y 12 de panistas han dejado a México.

Mario Stalin Rodríguez

Etiquetas: , , , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home