miércoles, octubre 17, 2007

NEGRO SOBRE BLANCO

Mario Stalin Rodríguez

Hasta donde recuerdo, en casa siempre estuvieron los libros; cuadernos muy usados llenos de bichos negros en hojas blancas. Los misterios que sus páginas albergaban me estaban, obviamente, vedados, requería de un interprete, de un intermediario, entre los bichos y yo.
Y así, sólo los misterios que el interprete juzgaba adecuados para mi me eran revelados... El resto seguía ahí, bichos negros en páginas blancas, prisioneros de los volúmenes en los estantes de los libreros que cubrían las paredes de mi casa.

Ese es el asunto, el problema principal era que no podía, en tanto no quería, esperar a que alguien (cualquier alguien) quisiera rebelarme lo que los bichos trataban de decirme (finalmente, si no querían decirme algo; ¿para qué estaban ahí?)... No sabía esperar, quería saberlo y quería saberlo pronto.
Ese fue el inicio, el simple deseo de entender bichos, nada más (nada menos). El lento proceso de aprendizaje, la comprensión de los sonidos, formas y uniones entre éstos. El penoso parto de mis propios bichos son, finalmente, sólo consecuencia del deseo primigenio.
¿He dicho “penoso parto de mis propios bichos”? Sí, porque no fue únicamente el conocerles y entender sus secretos; fue también dominarlos, ordenarlos por cuenta propia y parirlos para registrar mis propios misterios, las necias ideas y, por qué no; también tu ausencia.

Todo empieza así, con unos bichos negros sobre campos blancos.

P.D. que dedica
Para Nani, porque (ella lo sabe bien) nunca es tarde para aprender y aprehender la magia de las letras...

P.D. que presenta
Ahora, en el menú a su derecha Maríapan de
Porque... Bueno, porque vale la pena conocerla.

Etiquetas:

10 Comments:

Blogger Nosotras mismas said...

Que complicados esos bichos.

Gracias por taconear.

Besos.

2:05 a.m.  
Anonymous Nanny-Ogg said...

Y así empezamos todos: con el deseo de entender qué nos cuentan esos bichos negros. Y sin esperar que nos interprete porque nos morimos de impaciencia por saber qué nos cuentan (aunque, como yo, tuviéramos que bregar con libros para adultos pues nunca me compraron libros infantiles)

Besos

3:13 a.m.  
Blogger LA CASA ENCENDIDA said...

Siento no haber sido la primera en comentar,aunque si fuí primera en leer este relato dedicado a esta APREHENDÍ de todo, (tubiste la gentiliza de enviarmelo para que nadie me robara la primicia). Muchas gracias por ser yo a la que se dedica este escrito. Muchas gracias por tus críticas constructivas, tus enseñanzas y por tu atenciones.
Como te dije anteriormente, me ha encantado la metáfora de "los bichos negros sobre campos blancos" y vuelvo a repetir que cuando lea y escriba, siempre recordaré con cariño a un chico mexicano llamado Mario, que me enseñó quienes fueron "sus bichos negros, sus inquietudes desde muy niño y como supo dar forma, color y supo ordenar esos bichos, sobre sus campos blancos.
De nuevo, GRACIAS, es un honor tener estos previlegios, atenciones y muestras de cariño.
Besitos muchos desde mi Andalucía.
nani.

4:12 a.m.  
Blogger mariapan said...

ummm...pues..., me quedé sin palabras...., en primer lugar: ES TODO UN HONOR APARECER EN LA PARTE DERECHA DE ESTA PÁGINA, DE ESTE MUNDO NEGRO Y ROJO TUYO, esto supone una responsabilidad (responsabilidad muuuy grata)¡gracias!
En segundo lugar, los bichos supongo que nos "envenenaron" a todos los que andamos por estos "cibermundos" de "bloses" y letras. Me ha encantado tu forma de relatarlo, tan justa y tan real; hoy te pido prestado a ti el triconio de cascabeles y me lo quito ok?plas plas plas
y... en tercer lugar: me fascinan tus cartas de cumpleaños..., el mío es el 2 de Julio...espero que me entienda..jejeje...
Un beso enorme

4:24 a.m.  
Blogger Necio Hutopo said...

Tomo nota... lo bueno es que tengo un poco de tiempo

10:42 p.m.  
Anonymous Zafferano said...

Muy bien! Me alegra la idea de que quieras entender bichos. Yo, como bicho, me siento agradecida.

Besotes

12:52 p.m.  
Blogger Mau Periodismo UNAM said...

Don Mario:

Interesante e ilustrativa forma (más bien diría fábula) para explicar cómo uno empieza leer y a escribir.

Bastante seguido me pregunto si mis bichos, ya sea sobre un fondo blanco o una pantalla multicromática, logran decirle algo a los demás.

Saludos:

Mau

10:44 a.m.  
Blogger Alobada said...

Manchitas irreverentes que nos hacen usar la cabeza para traducir lo que nos dicen y luego hilvanar lo que deseamos interpretar con sus símbolos alineados.

Me gusta mezclar todo tipo de libros, un poco esquizofrénica de las letras y cada día más brutilla.

Cosas de la vida!!

Saludºs

2:29 p.m.  
Blogger Fer_Q said...

Estoy de vuelta mario. No concluye en 11 posts. Ya viene la segunda temporada. j aja ja. Estuve fuera un ratote y pues las veces que podía checar internet eran casi siempre para ver mi mail. Tendre que empezar a juntar lectores de nuevo, je je, al menos se que tu me leeras. Fer esta de vuelta¡¡¡¡

3:44 p.m.  
Blogger DRIADA said...

Me ha gustado mucho como lo cuentas "bichos negros" es que no puedo dejar de sonreir. Realmente la visión de un niño delante de las letras.. menudos bichos cuando te pican En catalán a las personas cazadas por las letras a los que les gusta leer y hacen de sus escritos arte, literatura o lo que sea mientras este bien hecho Se les llama lletraferits que en una traducción burda seria heridos por las letras, tocados.
Hacer un comentario en un escrito del 2007 en el 2009 pues es que no lo he podido evitar

4:17 a.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home