miércoles, diciembre 28, 2011

Tradiciones decembrinas. La última y nos vamos

Si no he caído víctima de alguna inocentada pasada de lanza, esta nota se publicará en el lugar de siempre y a la hora de siempre... Soy yo quien no estará en la misma ciudad ni con la misma gente. Así que recibáse esto con mis mejores y más perversos deseos para todas las personas que me leen... Donde sea que se encuentren, tomen una copa a mi salud que yo, donde sea que esté, beberé a la suya.

Ahora así, a lo que venimos...

CAMBIOS

de noches y continuidades

Para la mayoría de los pueblos del hemisferio Norte, el cambio de estaciones era la maraca para el cambio de calendario. Así, para muchos pueblos de la América precolombina, el paso del Otoño al Inviernos marcaba el principio y fin de sus ciclos anuales. Prácticas similares y en similares fechas se encuentran en no pocas culturas del Norte de Europa y hasta algunos pueblos mediterráneos.
Otras culturas del Norte de América y Asia, celebraban el cambio de calendario en el paso del Invierno a la Primavera.
Otro asunto es el desfase marcado entre los calendarios agrícolas y rituales, notorio en no pocas civilizaciones indígenas de América (como la mexica o la maya, por citar dos ejemplos). No es extraño, los ciclos de traslación y rotación terrestre, marcan temporadas cíclicas de escases y abundancia en la caza, la recolección y la agricultura; periodos que conformaran la visión que del paso del tiempo se hacen los grupos humanos.

El calendario Juliano-Gregoriano, por el contrario, obedece no a ciclos terrestres o astronómicos, sino a cuestiones de apropiación de ritos ajenos, autocomplacencias del poder y razones políticas. Un muy buen ejemplo de ello son, no se dude, las festividades decembrinas y el cambio de calendario.
El cristianismo primitivo celebraba la natividad entre Abril y Mayo (correspondiendo, recuérdese, a un año de sólo diez meses. Julio y Agosto serán agregados al calendarios hasta bien avanzada la era cristiana), es hasta el siglo III o IV que, con la instauración del catolicismos como religión oficial del Imperio Romano, la fecha de esta celebración es movida a Diciembre, a fin de corresponder con las celebraciones del Dios del Sol que los pueblos mediterráneos conmemoraban en el Solsticio de Invierno.
La elección del 25 de Diciembre por sobre el 21 (fecha aproximada del Solsticio), se debe a que tal era la fecha de nacimiento no de Cristo, sino del emperador romano en el poder al momento de hacer la reforma.
Este ajuste calendárico marcara también el paso de un año al siguiente. Tradicionalmente se asocia el cambio de calendario al día en que, de acuerdo a las costumbres judías, le fue practicada la circuncisión al Cristo recién nacido ("La era cristiana se incia cuando a Jesús le cortaron la p"... Que diría, atinadamente, Lorzagirl).

Mario Stalin Rodríguez
Asesor Educativo
Museo Nacional de Antropología


La próxima semana, volvemos a la normal anormalidad del blog...

Etiquetas: , ,

1 Comments:

Blogger my heart is blooding cause i love said...

pues ojala no haya sido solo una copa ami salud hombre que yo me pase sobria todas estas fechas y no fue nada comodo ni delicioso, bueno pues mi primer comentario de ya este año seguimos leyendonos los blog´s.

1:34 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home