jueves, diciembre 08, 2011

Tradiciones decembrinas 01

Nacimientos
(Pesebre o Belén)
La primer instalación representando el nacimiento de Jesús documentada, fue puesta por Francisco de Asís en la celebración navideña de 1223, en la región de Greccio (Italia). En ella únicamente se mostraba el pesebre en el que, de acuerdo a la tradición cristiana, naciera el nazareno y a la sagrada familia (María, José y el recién nacido Jesús).
Tras esta primera instalación, la colocación de “belenes” se popularizó por la península itálica, donde cada parroquia colocaba escenas de nacimiento con figuras de terracota, arcilla o madera. Esto e buena medida, por iniciativa de los monjes franciscanos, quienes llevaron la costumbre al resto de Europa.
En España fue Carlos III (siglo XVIII) quien instauró la costumbre de montar estos pesebres no únicamente en las iglesias, sino en los castillos y casas de nobles y aristócratas. Hasta que se transformó en una práctica popular, independientemente de la clase social.
Fue también la llegada del Borbón al trono ibérico lo que marcaría la introducción de los nacimientos en América. Tras la orden de expulsión de los jesuitas de las colonias españolas, dada por éste, las tareas de evangelización de los pueblos indígenas cayeron en manos de los franciscanos, quienes adoptaron el Belén como una forma de enseñar la doctrina cristiana.

El nacimiento (también conocido como Belén o Pesebre) no es propiamente una representación fidedigna de la época en la que, de acuerdo a la doctrina católica, naciera Cristo, sino alegoría de la natividad, que suele ser acompañada de múltiples anacronismos y simbolismos locales, de acuerdo a la región en la que se monte.
Por regla general, el nacimiento presenta al recién nacido Jesús y a sus padres (José y María) en un pesebre, granero o cueva, acompañados de los animales que, de acuerdo a los evangelios apócrifos, dieron calor al bebe; el buey y el asno. Se suele representar también la adoración de lo reyes y pastores. Además de la estrella de Belén y un ángel. El resto varia de acuerdo a la creatividad de cada quien y a las costumbre de la región.

Mario Stalin Rodríguez
Asesor Educativo
Museo Nacional de Antropología

Sí, efectivamente, uno de esos posts que, sacados de mi trabajo en el Museo Nacional de Antropología, hacen que el contador de visitas vaya para atrás...

Etiquetas: ,

5 Comments:

Blogger mariapán said...

JAJAAJAJAJAAJA...pues yo vuelvo en este...¡fíjate! Un beso,amigo!!!!

3:57 a.m.  
Blogger Driada said...

¿y desde cuando te importa a ti el contador?.

A mi lo que más me gustaba de mi pesebre o decía belen... ya no me acuerdo de eso, pues eso lo que yo recuerdo eran las montañas . Cada año las íbamos a buscar y cada año eran diferentes, eso si negras muy negras, para que la harina resaltara.
¿Iba de eso el tema?
Un abrazo

10:07 a.m.  
Blogger my heart is blooding cause i love said...

am am am soy un tanto apegada a eso de no distorcionar imagenes de santos y cosas como esas. pero q tu imagen se gana un monton y otro poquito de estrellitas d tan bien que te quedo, y descuida los que sabemos el camino seguimos visitando, un placer leerte.

5:14 p.m.  
Anonymous Dark Phoenix said...

Pues, si te sirve de algo, a mí estos posts me gustan...

Un saludo!!

5:05 p.m.  
Blogger LA CASA ENCENDIDA said...

Pues yo aunque tarde, suelo venir y me gusta ya sabes, leerte.
Has hecho que recuerde los primeros belenes que se ponían en mi casa cuando era niña. Eran de papel recortable y se montaban las casas, puentes, castillo, cueva y figuritas, todas de papel. Una verdadera obra de arte para los niños de la casa que éramos los encargado de efectuar todo el trabajo. Luego llegaba el gato de turno y tiraba todo cuando se le ocurría meterse dentro de la obra, ¡ay que tiempos!
Besicos muchos y el contador a la porra, lo importante es hacer loq ue nos gusta.

3:32 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home