jueves, octubre 13, 2011

TODA ROMA CONDUCE A UN CAMINO

(¿o era al revés?)
Mario Stalin Rodríguez

“Cómo ha dicho Tim Flannery: Sólo hay una cosa que tienes que preguntarte de un continente para determinar el futuro de su habitantes; ¿tuviste una buena edad de hielo?. Y teniendo en cuenta eso, es hora ya de que nos ocupemos de una especie de mono que tuvo una buena edad de hielo.”
Bill Bryson
Los humanos actuales pertenecen al orden de los primates, superfamilia de homínidos; dentro de la cual se encuentran las familias de los póngidos (chimpancés, orangutanes y gorilas); la de los hilobáticos (gibones) y los propios homínidos (los seres humanos actuales y fósiles, sus antepasados directos y los parientes más próximos). Conviene acotar que estudios recientes han colocado tanto a los humanos como a los chimpancés y gorilas, dentro de la familia de los homínidos.

Camino al Ser Humano
Se estima que los primeros antepasados del ser humano surgieron en África hace unos cinco o siete millones de años, cuando nuestra rama de los hominidos se separó de las de los chimpancés y otros simios africanos, dando pie al nacimiento de los Australopitecus, hace unos 4.2 millones de años.
Es posible que los cambios climáticos que experimentó la tierra hace unos 2.6 millones de años, propiciaran la división del Australopitecus en dos en dos ramas evolutivas. La primera, llamada Paranthropus o “robusta”, se especializó para poder ingerir granos, semillas y vegetales altamente fibrosos de escasa calidad alimenticia. Es posible que esta especialización excesiva fuera una de las causas de su extinción, hace poco másde 1.5 millones de años.
La otra rama, llamada “grácil”, incorporó a su dieta la carroña, valiéndose de herramientas de piedra para poder desgarrar la carne de presas dejadas por otros depredadores. La incorporación de proteínas animales y grasas a la dieta permitió la reducción del aparato digestivo y un consecuente ahorro de energía, misma que permitiría, a través de la adaptación evolutiva, en mayor desarrollo del cerebro.

Surgimiento del género Homo
Hace unos 2.3 millones de años surgió el primer espécimen del género homo, llamado Homo Habilis, pues junto a sus restos han sido encontrados algunos tipos de herramientas simples de piedra de un tipo llamado olduvaiense, caracterizada por rocas talladas por una o dos caras (tajadores) y lacas sin retocar.
Poco tiempo después, hace aproximadamente dos millones de años, surge el Homo Erectus, de apariencia mucho más humana y con un mayor dominio de las herramientas, que incluye la elaboración de hachas de mano y hendidores, a esta característica se le denomina Industria Achólense.

La dispersión desde África
Hasta hace poco se consideraba que el Homo Erectus fue el primer protohumano en emigrar de África hacia Europa. Sin embargo, descubrimientos recientes en el Caucaso euroasiático e Indonesia, de restos fósiles de hominidos más emparentados con el Homo Habilis (llamados, respectivamente, Homo Ergaster y Homo Floresiensis); hablan de una migración asiática temprana, anterior a la del Homo Erectus.
En Altapuerca, España, se han encontrado fósiles de unos 800 mil años de antigüedad. Algunos de esos huesos muestran señales de haber sido descarnados y fracturados, lo que ha sido interpretado como indicio de la existencia del canibalismo en la prehistoria.
Los restos presentan rasgos tanto del Homo Erectus como de humanos posteriores, por lo que esta especie fue bautizada como Homo Antecessor y se presume que de él surgieron tanto el Homo Sapiens como el neandethalensis.

Humanos modernos y neandertales
El Homo Neanderthalensis u Hombre de Neandertal surgió hace unos 230 mil años y prosperó hasta su extinción hace poco menos de 30 mil. Su anatomía, similar en muchos sentidos a la humana moderna, refleja una adaptación específica a climas fríos. Dominó el uso de herramientas de piedra a fin de aprovechar hasta el máximo posible la materia prima de la que disponia. La tecnología del Hombre de Neandertal se conoce como “Musteriense”.
De acuerdo a los datos conocidos, existen dos hipótesis posibles sobre el surgimiento del Homo Sapiens tal cómo es ahora. La primera, llamada “multiregional”, postula que los grupos humanos modernos evolucionaron en paralelo a partir de poblaciones de Hominidos dispersas en África, Asia y Europa. De acuerdo a esta teoría, el Homo Nenadethalensis sería una forma intermedia entre nuestros ancestros y elHomoSapiens moderno.
Otra teoría, llamada del “origen africano”, sostiene que el Homo Sapiens tiene un origen relativamente reciente en África. Según esta idea, un grupo relativamente reducido de una nueva especie (Homo Sapiens) emigró desde el continente africano hacia todo el mundo, compitiendo y, eventualmente, suplantando a los otros hominidos, a los que finalmente llevaría a la extinción (entre ellos, a los Neandertales).

La revolución creativa
Es en este periodo que empiezan a aparecer representaciones talladas en piedra de personas y animales, así como grabados y pinturas rupestres. Uno de los principales indicadores del desarrollo intelectual de nuestra especie es la conciencia de la muerte. Se han encontrado indicios de entierros rituales que datan de hace 28 o 26 mil años. Existen algunos indicios de entierros rituales entre los neandertales, como la osamenta encontrada en Shanidar, Irak, que posiblemente se trate de un individuo sepultado junto a ofrendas florares. Conviene acotar que no todos los investigadores están de acuerdo con esta hipótesis.
Al conjunto de representaciones iconográficas y simbólicas se le conoce como la “Revolución Creativa” y hasta hace poco se creía que había iniciado en Europa. Sin embargo, hallazgos recientes, como el de la cueva de Blombos, la ubican en tiempos anteriores, aproximadamente hace 80 mil años, en territorio Africano.

Unidad y diversidad humana
Los restos más antiguos de Homo Sapiens que se conocen están fechados hace unos 195 mil años y fueron descubiertos en Etiopía, África. Estos, junto a recientes pruebas genéticas y moleculares, dan mayor respaldo a la teoría del origen africano tardío de nuestra especie.
La selección natural ha favorecido diferentes microadaptaciones físicas regionales (fenotipo) y la selección cultural ha favorecido la predominancia regional de modos de subsistencia, creencias y leyes. Sin embargo, genéticamente, la diferencia entre los distintos grupos raciales es, en realidad, reciente y superficial.
Este es quizá el mayor legado de los estudios evolutivos: todos los humanos estamos interconectados, tanto entre nosotros como con el resto del mundo vivo, y todos tenemos un mismo origen y destino común.

Etiquetas: ,

4 Comments:

Blogger Nanny Ogg said...

Fascinante evolución humana... ¿Quién necesita a Adán y Eva teniendo una historia mucho más asombrosa? Ya sabes lo que me gusta a mí este tema ;)

1:07 a.m.  
Blogger Jardinero del Kaos said...

Y despues de nosotros?

4:39 a.m.  
Blogger my heart is blooding cause i love said...

ooodaaaades lo lei todito jejeje umm!! tengo algunas cosas que meditar sobre aquello y esto otro pero muy fascinante la historia, siendo redactada de ti.

10:38 p.m.  
Blogger Driada said...

ummm ... mona yo? me lo temía

11:15 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home