miércoles, noviembre 23, 2011

DECLARACIÓN DE PADECERES

(dibujo 100% digital... Voy mejorando, pero aún no acabo de convencerme, por eso no lleva firma)

Confieso que a veces me cuesta un poco de trabajo enfrentarme a la hoja en blanco. Sea para estos párrafos o sea para mis trazos, la hoja en blanco es un reto que se me impone y que, de vez en vez, me parece irresoluble.
No se trata de una falta de inspiración, esa, lo confieso sin pudor, rara vez me llega. Nunca he sentido el arrebato de escribir o dibujar algo que, de no hacerlo en ese momento, se perdería como se pierde la palabra en el viento. No, la inspiración, en mi caso, siempre ha sido algo que se obtiene con tesón y necedad; hay una idea, una imagen en mi mente o, incluso, una frase simple… A partir de esta semilla es que construyo mis párrafos y trazos.
No se me malinterprete, no dudo de la existencia de ese arrebato irrefrenable que lleva a la creación de obras únicas y excelsas; sólo digo que a mi rara vez me pasa, vamos, casi nunca.

Debo, entonces, modificar mi declaración inicial; no es que a veces me cueste trabajo enfrentarme a la hoja en blanco, es que siempre me pasa… Sólo que, algunas veces, ese trabajo es mucho mayor.
De vez en vez soluciono esto con escritura automática o trazos desangelados; casi nunca me siento orgulloso del resultado… Otras ocasiones hablo de la realidad, de esa necia que se inmiscuye siempre. Puede que no me queden metáforas afortunadas, pero siempre he sido coherente conmigo y aún hoy suscribo lo que de la realidad he escrito.
Pero otras veces, las menos, lo confieso, la hoja en blanco se me impone y me parece tener las herramientas adecuadas para los trabajos erróneos, es decir; simplemente no sé qué hacer con lo que tengo que decir o escribir.

De un tiempo para acá, me sucede más seguido...

Mario Stalin Rodríguez
A seis meses de su partida, madre, seguimos caminando... Pero cuesta trabajo, mucho trabajo.

Etiquetas: , ,

3 Comments:

Blogger SuperSantiEgo said...

Yo me autoconvenzo de que, si no lo hago, es que todavía no está por ser lo que tenga que salir. Es decir: necesito darle una vuelta más en la cabeza.

Pero seguro que es eso, una forma de justiicarme. O no, no sé.

1:53 a.m.  
Blogger LA CASA ENCENDIDA said...

Mario, te copio y suscribo todo lo que dices. A mí me pasa otro tanto, pero creo que son rachillas que todos tenemos. A veces hay que superar un luto, otras adversidades y cuesta arrancar de nuevo, pero en tu caso, estoy segura que eso pasará como las hojas de otoño. Pronto llega la primavera y estarás con más fuerza aún, ¡vamos, estoy segura!
Te dejo como siempre, besicos muchos guapo.

4:48 a.m.  
Blogger Driada said...

uffff! pues debe ser como lo cuentas o como lo que dices dice más de lo que no dices.
... y claro que seguimos caminando.
¿5 años, leía más abajo? nopueser.
¿Vale un beso? a ver si te animas

9:22 a.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home