jueves, septiembre 19, 2013

PERSISTIENDO

Seguimos, madre; seguimos.
            No es fácil, usted lo supo siempre; el camino se desvía y quienes creíamos compañía, se tornan en extraños de un momento a otro. No es fácil, usted lo supo siempre, pero seguimos, madre; seguimos.
            A veces parece que sólo podemos reaccionar. Que todas nuestras opciones se reducen a la respuesta, a saber qué hacer en caso de... Nunca inventando, nunca proponiendo; sólo respondiendo.
            No es así, por supuesto que no es así. Incluso cuando sólo respondemos, madre, inventamos el camino que caminamos... Y seguimos, madre; seguimos.
            Tal vez éste sea el meollo del asunto; el camino que inventamos, el camino que caminamos...
            Seguimos, madre; caminamos. En una u otra compañía, madre, caminamos... En una u otra distancia el uno del otro, madre, pero juntos; todos los que somos usted, caminamos, madre, juntos.
            Y nos acompañan en nuestros pasos los suyos, madre; siempre los suyos... Porque somos usted, madre; en una u otra medida, nosotros, los que caminamos, somos también sus pasos, siempre sus pasos.
            Por eso seguimos, madre; seguimos... Cansados, solitarios, cantando, riendo a veces, melancólicos otras, en una u otra compañía... Seguimos, madre, caminando el camino que inventamos, el camino que caminamos. Cada uno con sus propios pasos, madre, que son nuestros, porque son también los suyos.
            Seguimos, madre; seguimos.

A mi madre
María Teresa Cuellar Salinas (1950-2011)
seguimos siendo ella


Mario Stalin Rodríguez

Etiquetas: , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home