miércoles, agosto 21, 2013

La Última Fila (02 de 03)


He conocido a Beatriz, una muchacha del Occidente del país, tiene escasos 18 años pero está como sólo ella. Nos hemos entendido bien desde el primer momento, sobre todo cuando entró a mi remolque, que compré en cómodas mensualidades en el ultimo pueblo que pisamos, y quiso comerse las llaves, tuve que llevarla de urgencia a la unidad médica, unos paramédicos que tenían lugar cuatro o cinco personas antes que nosotros.
     Han pasado dos meses desde que la conocí y tres desde que estoy formado, ha llegado el momento de contestar siquiera una de las cartas de mi mujer, pero qué decirle;...
Querida bruja:
Mujer deforme de patas de cabra, me he enterado que coqueteas con un muchacho de por tu lugar, pero lo que no sabes es que él fue mi amigo en la primaria, ya ves; suceden las cosas más extrañas en esta fila. Lo que te quiero decir es que te apartes de él y que no metas a los niños en esto. A propósito, ¿cómo pasó Miguelito su octavo cumpleaños? ¿Dorotea ya dijo su primera palabra?
Saludos de tu esposo.
     Creo que lo mejor será hacerme el occiso, ya que ignoro si efectivamente coquetea con alguien por allá, y si lo hace, no creo que sea con alguien que fuera mi amigo en la primaria. Además ya no recuerdo si Miguelito cumplía ocho o dieciocho años o si mi hija se llama Dorotea o Dopoteranga, o si habla o es muda o cuantos años tiene.
     Beatriz dice que lo que me pasa es que me siento culpable por nuestra relación, nada más falso. Lo que ocurre es que no confío demasiado en nuestro sistema de correos, digo; que una carta tenga que pasar por tantas manos como las de gente formada hay entre el remitente y el destinatario no es precisamente una garantía de que un secreto permanecerá como tal, yo mismo he abierto todas las cartas ajenas que han pasado por mis manos.
(Supuesta nota del supuesto arqueólogo del supuesto futuro: Ya para entonces la ONU estaba más que dividida en lo que a la invasión se refería: Por un lado estaban los que la apoyaban, argumentando que uno de los países invadidos había realizado muchas invasiones en su historia como para quejarse por que lo mismo le pasara; estos se dividían en dos, los que apoyaban completamente el plan de invasión al apoderarse también de todos los territorios hasta llegar al Polo Norte, y los que decían que con uno bastaba. Los demás apoyaban a los países invadidos y justificaban que se usara una bomba atómica contra los invasores)
Concluirá...

Etiquetas: ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home