jueves, octubre 20, 2016

FICHAS AHORCADAS

30 de Enero de 1972, Domingo, temprano.
-¿Un zapato?
-Cosas de mi mamá, a mi me parece divertido.
-Sí, pero, ¿un zapato?
-Mamá dice que allá en Madrid, cuando las Brigadas Internacionales, conoció a un mexicano; un tipo simpático, según ella. Bueno, el asunto es que al tipo le gustaba jugar al domino y, cuando él llevaba la cuenta, siempre le ponía un zapato a quién no hubiera hecho puntos.
-...
-No, si yo tampoco lo entiendo muy bien; mamá dice que es una cosa de revolucionarios de allá... De México, no de Madrid... En todo caso, por lo que cuenta, el tipo (¿Catarino? Sí, creo que así se llamaba)... Bueno, por lo que cuenta mamá, el Catarino ese tenía la edad como para haber peleado en la Revolución de allá.
-...
-Sí; mamá también se ríe, así como tú, cuando cuenta las maravillas de su Catarino ese... Pero, bueno, entonces; ¿cómo van las cosas con tus “Provisionales”?
-Cuando lo dices así, suena como insulto.
-Perdona, sabes que no era mi intención.
-No te preocupes... Bueno, la cosa no es fácil; cada día es más difícil entenderse con los “Oficiales”...
-Cuando lo dices así... Y ya sabes.
-...
-Perdona; mal chiste. Sigue.
-Cada día es más difícil entenderse con los “Oficiales”, te decía; así que nada, seguimos solos, seguimos sin armas.
-¿Ninguna?
-Algunas aquí y allá, principalmente rifles de caza o lo que podemos conseguir de contrabando. Ninguna aquí en Derry, eso seguro.
-Menos mal, muchos de tus “compañeros” estarían encantados de usarlas contra nosotras si llegaran a enterarse de la naturaleza de nuestra “amistad”.
-...
-Vamos; sabes que tengo razón. Es el asunto con los católicos que se encierran en sí mismos; que tienden a atacar a cualquiera que no les guste, no sólo a los monárquicos.
-No volveré a discutir sobre esto. Ya te lo dije; no es un asunto de religiones, es sobre poder protegernos y responder... Tu madre estaría de acuerdo.
-Sí, siempre dice cosas sobre votar con la derecha y disparar con la izquierda... O algo así... Perdóname, ¿sí? Sabes que sólo lo hago para molestarte, pero sé que tiene razón; con lo que hace la hija de puta de Londres, no siempre se puede detener las balas con flores.
-...
-Vamos, anímate.
-...
-Bueno, al menos me sonríes. Es porque sabes que me conquistó tu sonrisa, ¿verdad?
-...
-Deja de mirarme así, que no tenemos tiempo para lo que se me está antojando justo ahora.
-Vale... Ya pasó... Entonces, ¿un zapato? ¿Qué sigue después de un zapato?
-Nada, se acabó la partida; gané y tú perdiste.
-Nunca acabaré de entender este juego.
-Lo sé, por eso me gusta jugar contigo... Pero bueno, ya está; ¿vamos?
-No lo sé... Esto no me gusta demasiado, ¿sabes que hay paracaidistas en las barricadas? Algo me da mala espina.
-Sí, algo se difundió. Por eso se decidió ya no marchar al ayuntamiento y sólo hacer una concentración... Pero, tú misma lo has dicho; no tenemos armas, lo único que nos queda es gritar lo suficientemente fuerte para acallar sus fusiles.

30 de Enero de 1972, Domingo, temprano, tras una partida matutina de domino, dos mujeres, una de ellas militante del Sinn Féin Provisional, salen tomadas de la mano por al área No-Go de Free Derry.


Mario Stalin Rodríguez

Etiquetas: , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home