jueves, abril 09, 2015

“CHOQUE” DE CIVILIZACIONES

Hace poco, el 20 de Febrero de este año, CNN en español publicó una nota sobre la comunidad Musulmana en México... Mauricio Torres, quien labora en ese medio, compartió la nota y por él la conocí.. Y de inmediato recordé esta otra nota, elaborada por mi hace ya la pila de nueve años... Debo reconocer que las cosas han cambiado entre ambos trabajos, por ejemplo, ahora sí existe un dato oficial del INEGI sobre las personas que practican la fe musulmana en México (para cuando yo hice la mía, el único dato era el de los practicantes de otras religiones, como puede inferirise del texto).Ambas notas son distintas, como distintos son los tiempos en que fueron elaboradas y distintos son quienes las redactaron (y estoy casi seguro que no conozco personalmente a la autora de la de CNN)... Creo, sin embargo, que tienen puntos de contacto importantes a pesar de la distancia temporal... Y es por ello (y porque se me antojaba rescatar esto del archivo) que retomo este texto...

La comunidad musulmana en México

Las manifestaciones de protesta contra las caricaturas del profeta Mahoma no son desmedidas, apunta Mohamed Abdulla Ruíz, director del Centro Salafi de México; por el contrario, continúa, las reacciones públicas producidas a raíz de esas manifestaciones, que han llegado a la destrucción de embajadas en otros países, están, incluso, prohibidas por el Islam; “en ningún momento los sabios musulmanes, ni de otras variantes del Islam, han dicho que esté permitido el expresar de manera violenta la repulsión hacia las actitudes erróneas”.
            Junto a Mohamed se encuentra Misa Abdulla Reyes, subdirector del Centro. En tiempos recientes la comunidad musulmana ha llamado la atención de los medios a nivel mundial, mostrando sus reacciones a en todos los rincones del orbe, o en casi todos. Hasta el momento a nadie parecía importarle el punto de vista de quienes, desde México, practican el Islam.

El pequeño departamento de la colonia Jardín Balbuena, al que quien escribe fue invitado para esta plática, abarca mucho más de lo que las desnudas paredes pueden contener; aquí se reúne cotidianamente uno de los múltiples grupos musulmanes del país. Para el INEGI su fe, su ideología de vida, cabe dentro de la categoría de Otras Religiones. Sin embrago, se mueven. Son la comunidad musulmana en México, un grupo disperso y en crecimiento.
            “las escrituras, el Corán no acepta que se haga mofa de los profetas”, declara Abdulla Ruíz; “en este caso, le tocó al profeta Mahoma. Pero no es el único que es susceptible de caer en esta ridiculización y eso para nosotros está prohibido hacerlo y permitirlo”.
            “Si nosotros llegáramos a ver que se hace lo mismo con Noé, con Abraham, con Moisés o cualquiera de los profetas que aparecen en el Corán (los cuales incluyen al propio Jesús Cristo), tebndríamos la obligación, al igual que ahora, de protestar y de pedir que la libertad de prensa, la libertad de expresión no se utilice para ofender a las religiones”, continúa.
            El Islam no es una religión violenta, ni son sus representantes los mártires suicidas que se hacen explotar en las calles de Israel; “el martirio es prohibidísimo en el Islam. De hecho, viene en el Corán, en los dichos del profeta, que el mártir es igual que el suicida y no hay ningún tipo de suicidio permitido en el Islam. Que alguien trate de relacionarlo con una forma de defensa, de lucha, no es ninguna justificación. Hay otras formas de combate, no ese tipo de manifestación que afecta a inocentes”.
            “Si nosotros pedimos respeto para nuestra religión, estamos dispuestos a darlo para las otras religiones”, concluye Abdulla Reyes.
            Al preguntarle sobre los posibles motivos de los ataque al Islam, Misa Abdulla Reyes explica que “es un asunto que tiene muchas aristas; hay cuestiones ideológicas, hay cuestiones de dinero. De personas que tienen el poder de movilizar grandes cantidades de dinero o de gente. No se trata de un debate de conflicto de religiones, los conflictos no son entre religiones; aquí entra todo un entramado de intereses políticos, económicos, militares, etcétera”.
            “Si buscaban algo que dividiera más a los musulmane4s, entre chiítas, sunitas y salafís”, concluye Reyes, “no lo lograron. De hecho, sólo consiguieron unirnos más”.

Musulmanes en México
“Hay una naciente curiosidad por estos sectores. Si alguien creía que tras los recientes sucesos iba a disminuir el interés por saber quiénes son los musulmanes, se equivocó (...) La mayoría de los musulmanes en México son conversos, pero ya somos miles, repartidos por toda la República; no todos son salafís, no todos son sunitas, no todos son chiítas, hay incluso otras visiones del Islam no tradicionales”. Ahonda el director del Centro: “Dice el libro, que quienes crean en Jesús creen en Mahoma... Y dice el Corán que quien crea en ellos y siga sus enseñanzas, podrá entrare por cualquiera de las puertas del cielo (...) Los musulmanes sí somos diferentes, pero la diferencia no es tan enorme; consiste en un profeta, solamente”.
            El Centro Salafi incluye en sus filas a no pocos profesionistas y académicos: “Somos personas como cualquier otra, comemos, vamos al super, etcétera”, comenta el maestro en Criminalística, Misa Abdulla Reyes.

Mario Stalin Rodríguez
Publicada en el (desafortunadamente) no tan extinto Diario La Razón en Febrero de 2006.

Etiquetas: ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home