jueves, octubre 09, 2014

MAREAS

Indignos e Indignados

“Muy fuerte era el silencio
que su grito rompió”
Maldita Vecindad
02 de Octubre.

Será que las cosas no les salieron tan bien como esperaban.
            Será que no todos reaccionaron con un suspiro cínico antes los cambios que ellos imponían. Será que, al final, hubo quien alzó la voz y encontró eco entre quienes sólo veían desesperanza en el futuro y les mostró, sino un nuevo mañana, una distinta forma de encarar el amanecer.
            Y será que ellos reaccionaron de la única forma en que conocían; engañando, coptando, montando un espectáculo para las cámaras y no para dar respuestas reales... Y, donde todo eso no funcionó, reaccionaron de la única forma que conocen contra los disidentes; con sangre...

1ª Marea
Será que, como suele suceder, el primer grito vino de donde siempre, de los de abajo; de a quienes se les quiere cancelar el futuro.
            A lo largo del territorio nacional, grupos de campesinos se organizan y se arman a sí mismos para defenderse lo mismo de los grupos de la delincuencia organizada, que no ven en la población rural sino una gran reserva de mano de obra, que de la policía y el ejército, la más de las veces; el brazo legal de los cárteles del narcotráfico.
            Las autodefensas no son un esfuerzo organizado ni un movimiento con miras al futuro, no tienen una única ideología ni, mucho menos, una visión de país. Pero son un síntoma claro de que el Estado ha fallado en aquello que debería ser su principal tarea; garantizar la seguridad y el bienestar de la población.
            La respuesta del Estado no fue atender la problemática que dio origen a estos grupos, sino coptar a cuantos de ellos pudieron coptar, para dar una falsa impresión de solución... Quienes no se vendieron fueron declarados criminales, perseguidos como los narcotraficantes de quienes se defendían y encarcelados para acallar sus voces.
            Sin embargo, a lo largo del territorio nacional, nuevos y más grupos de autodefensas siguen surgiendo... Sin una coordinación, sin una visión de futuro; sólo un síntoma que crece.

Pero, de una manera u otra, ellos (los ellos de siempre, sin importar la distinta careta partidista que visten en cada oportunidad), enmudecieron lo que ocurría y siguieron presentándose como los transformadores del país; los salvadores de la patria.
            Y siguieron adelante con sus reformas.
            Quienes se oponían, ya fuera desde el magisterio, desde los sindicatos independientes, desde la academia o desde los distintos grupos de izquierdas no partidistas, fueron presentados como añorantes de un pasado perdido, como locos inmovilistas... Y su voz fue acallada.

2ª Marea
Y fueron de nuevo los más pequeños, aquellos a quienes se les cancelaba el futuro, los que gritaron y dieron la voz de alarma.
            Los politécnicos en la ciudad de México y los estudiantes de las normales rurales de Guerrero, tomaron las calles y rompieron el silencio... No era su objetivo ser vanguardia de nada, sus movimientos obedecen a demandas específicas y claras, pero son, sí, muestra clara de que las reformas no son tan bondadosas como pretenden hacer creer... Y, sobre todo, de que sus opositores no son sólo un pequeño grupo de contestarios sin argumentos.

En la ciudad de México la estrategia fue clara; montar un espectáculo con la esperanza de coptar a los líderes politécnicos durante las negociaciones... Pero será que los más jóvenes aprenden de los errores de quienes les precedieron.
            Antes que solicitar la audiencia de una comisión con las autoridades, los estudiantes del politécnico obligaron al Secretario de Gobernación a abandonar sus oficinas y dar la cara ante una multitud que no podía ser comprada. Sin aceptar soluciones rápidas, le obligaron a dar su respuesta bajo la lluvia... Y a esperar a que ésta fuera analizada, no por los líderes, sino por la comunidad entera.
            Al momento de escribir estas líneas, el movimiento se mantiene, el paro de labores continúa y se declara indefinido. La posición es clara; las respuestas de Osorio Chong a los diez puntos del pliego petitorio no son suficientes; no basta con un cúmulo de enunciados bienintencionados, se deben incluir los mecanismos, tiempos y formas en que estos serán instrumentados.

En las montañas de Guerrero, la respuesta de ellos (los mismos ellos de siempre, sin importar la careta partidista que vistan) fue distinta.
            Creyéndose cobijados por la impunidad que históricamente ha medrado entre los grupos del poder y confiados en poder presentar a los estudiantes de los normales rurales ya sea como grupos violentos, respondieron a sus demandas y movilizaciones con sangre y fuego.
            Al menos cinco estudiantes fueron asesinados en una emboscada que, en un principio, intentó presentarse como trifulca entre dos facciones del crimen organizado, pero que pronto se demostró orquestada desde el poder polítco y las fuerzas policiacas, auxiliadas por sicarios del narcotráfico.
            Al día de hoy, 43 normalistas continúan desaparecidos, mientras 28 cuerpos fueron hallados calcinados en una fosa común... La estrategia mediática pretende relacionar así a los desaparecidos con el crimen organizado, presentando los hechos como un ajuste de cuentas al interior de un cártel del nacotráfico.
            Sin embargo...

3ª Marea
Será que nos duele ver la sangre de los jóvenes.
            Miles, tal vez decenas, tal vez cientos de miles, salieron a las calles en una movilización sólo comparable con aquellas que han acompañado a los politécnicos, para exigir la presentación con vida de los 43 normalistas, una investigación verdadera de los hechos y castigo a los responsables.
            Será que es muy pronto para intentar predecir el destino de estas mareas... Pero será, tal vez, que son muestras de que el silencio empieza a romperse y de que no les será tan fácil como empezaban a creerlo.


Mario Stalin Rodríguez

Etiquetas: , , , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home