jueves, julio 31, 2014

CÓMPLICES

Se me acaban las palabras; no tengo términos para el sinsentido que se perpetúa.
            Las imágenes siguen mostrando a niños, mujeres e inocentes desmembrados, ensangrentados; muertos por la ambición de quien se esconde detrás de “guerra más justa”, como si pudiera haber un rastro de justicia en el exterminio de todo un pueblo.
            Se me acaban las palabras... Y las muertes siguen... En el fondo, somos nosotros un poco sus asesinos.

Es nuestro silencio lo que nos hace cómplices del criminal... Y es sólo rompiéndolo que empezaremos a detener la ignominia...


Mario Stalin Rodríguez

Etiquetas: , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home