jueves, septiembre 18, 2014

SIN FINAL FELIZ

Será, tal vez, que en la vida no hay ningún había una vez.
            Llegamos el uno al otro cuando la historia ya ha empezado, desconociendo a los personajes y la situación y, más que espectadores, llegamos directamente al escenario sin conocer el guión ni cual será nuestro papel.
            No, en la vida no hay ningún había una vez...

Y será, tal vez, que es mejor así.
            Porque no actuamos, entonces, siguiendo pautas determinadas sobre marcas preestablecidas, ni estamos obligados a jugar el juego que alguien más pensó para nosotros... Porque, sin papeles fijos, sólo debemos ser coherentes con nosotros mismos. Así, podemos irnos dibujando juntos; tú a mi, yo a ti.
            Sin construir cuentos, sin había una vez... Caminando una historia, construyéndola... Y no, no es fácil; no lo ha sido, ni lo será.
            Porque, queda escrito, al contrario de los cuentos, la vida se construye en gerundio; construyendo. Sin había una vez y sin finales felices; sólo camino que se camina caminando.
            Construimos, entonces, la felicidad de las tristezas, enojos, sinsabores, desencuentros y soledades; de las propias y las ajenas y, sobre todo, de las que compartimos... Vamos construyendo la felicidad, tú en mi, yo en ti.
            Por eso no hay final feliz... Y será, tal vez, que es mejor así.

Mario Stalin Rodríguez
Para Jessica

porque son ya tres años en que vamos construyéndonos.

Etiquetas: ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home