miércoles, septiembre 12, 2012

CURIOSIDAD


Tal vez era algo en la forma de moverse; ese andar pausado y seguro. Tal vez era algo en la forma en que miraban al mundo, ya saben; como quien se sabe señor de los territorios por lo que pasa y amo absoluto del lugar en el que eligió vivir. Tal vez era un poco de eso... Tal vez otra cosa.
                Hasta donde es posible saber, siempre hubo animales a su alrededor... No se tome la frase con ironía, el sentido literal lo dan dos gatas que campean a sus anchas en la casa donde nació... Creció mirándolas, aprendió a aventarse, gatear y caminar tratando de alcanzarlas. Buscándolas aprendió a mirar en los lugares más insospechados, en todos los posibles escondites.
                Tal vez, entonces, fueron las gatas las que despertaron esa curiosidad. Tal vez fueron los perros, esos seres extraños que sólo existían fuera de casa, que meneaban la cola con alegría o ladraban con estruendo aterrador.
                Tal vez fueron los otros animales, los otros, los que vivían lejos. Tan lejos que sólo podía verlos en ilustraciones, fotografías y la televisión… O después de un interminable e incómodo viaje, sólo para verlos a través de una ventanilla.
                Tal vez fue todo eso, tal vez algo más...
                Tal vez no es posible saber dónde y cuando nació la curiosidad, la fascinación por los que son diferentes... Tal vez, también, es muy pronto para saber si esa curiosidad se mantendrá. Tal vez es sólo que cada nuevo paso, cada nuevo gesto, cada nueva palabra y sonido es un poco un milagro... Tal vez, sólo tal vez, la curiosidad es compartida. Es también la curiosidad de verte crecer, de verte descubrir el mundo y aprender de ti la nueva forma de verlo.

A Lucio...

Mario Stalin Rodríguez
Septiembre de 2012.

En realidad, hoy habría tocado publicar un texto y dibujo relacionados a la idea que para el reto de hace tres semanas, dio El Jardinero del Kaos... El asunto es que dos fechas familiares se atraviezan ésta y la próxima semana, para después publicar la continuación de lo que debe ser continuado...
Así que, esperando me sepa disculpar por ello, será hasta los primeros días de Octubre en que habré de cumplirle su encargo, Don Alejandro... Eso sí, será matar dos pájaros de un tiro (yo me entiendo y espero que Ud. lo haga... Aunque me sé de un barbón inglés al que probablemente no le va gustar el homenaje).

Etiquetas: ,

1 Comments:

Blogger LA CASA ENCENDIDA said...

Hola Mario. Mucho tiempo sin asomar, ¿verdad? Ando algo atareada, pero no me olvido de mexicanito Mario y me ha encantado este cuentito, que supongo te agradecerá esa personita.
Besicos muchos.

1:42 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home