miércoles, agosto 29, 2012

FRONTERAS

Hace una semana propuse un modesto ejercicio... La idea fue que mis contactos de twitter y/o librocara me propusieran un tema para un cuento y una ilustración... El primer tema propuesto pudo leerse, justamente, en la anterior actualización y, se suponía, hasta ahí qiedaría la cosa. Pero, la verdad, el resto de los temas que me llegaron por ambas vías se me antojaban interesantes, divertidos o buenos retos, así que los retomo mientras la realidad me lo permite y asuntos más urgentes no exijan posicionamientos desde estos bites.
Hoy toca el turno a Jaurne, que perdió una tarde buscando la Maja Desnuda conmigo y a quien, se me ocurre, le debo al menos cerveza por eso, aunque para pagarsela, al parecer, tenga que ir a buscarla a Londres. El tema que ella propuso fue migración de jóvenes españoles y aquí mi modesto intento...

-Mi abuelo no salió, lo sacaron –dice el joven-. Fue a finales de los 30, mi abuelo era vasco y socialista… Cuando ganaron, cuando ellos ganaron, los persiguieron por toda España… Mi abuelo tomó sus cosas y se marchó. Primero a Francia, pero hasta ahí llegaban los largos brazos de la falange… Y desde Alemania la sombra de los aliados de Franco se extendía…. Así llegó a México.
                Con todo –continua el joven-, le fue mejor que a su hermano… Él no quiso huir, no quiso dejar que ellos ganaran… Fue de Donosti a Madrid, a Barcelona, a Sevilla, incluso a las Canarias… ¿Dónde terminó? Nadie sabe, en alguna cuneta de algún lugar de la Mancha de cuyo nombre nadie quiere acordarse, para no reabrir viejas heridas, dicen.
-¿Quieres una soda?
-Mi abuelo nunca regresó, se quedó en México a continuar su historia… Y ahí la terminó… Mi abuela sí y con ella mi padre y sus hermanos.
-¿Un bocata?
-Mi padre se fue a Alemania en cuanto pudo… Tomó sus cosas, nos dejo a mi madre y a nosotros… Ingeniero titulado en el politécnico de Madrid, trabajaba en la construcción; pegando ladrillos… Y aún así ganaba mucho más que cualquier posibilidad por acá.
                Debo reconocérselo –suspira-, en cuanto las cosas empezaron a mejorar, regresó. Volvió a su casa, a su mujer y a sus hijos… Y empezó a odiar a los africanos, árabes y sudacas; “Vividores”, farfullaba, “vienen a quitarnos lo que nos pertenece, sólo porque sus países no pueden dárselos”… Como si él no hubiera hecho exactamente lo mismo.
-Joder, tío, ya córtala.
-Como si yo no estuviera haciendo exactamente lo mismo… Será, tal vez, que caminar es algo que viene con el apellido.

Mario Stalin Rodríguez

Por cierto, al momento de escribir estas líneas aún está por iniciar (en unas horas) la seción en la que El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federalción dictaminará sobre el recurso interpuesto por la izquierda pata invalidar la elección presidencial. A estas alturas del partido, el sentido de su fallo parece trágicamente obvio, condenando a México a un sexenio más de imposición y, en su momento, ante ello quien esto escribe y estos bites deberán responder adecuadamente... Pero, bueno, mientras el país no se acabe, sépase que ya está programada cuando menos una entrada, así que próximamente:
(zombipuntos x10 para quien identifique de qué personaje de qué saga esta colsplayada la Fabulosa Cass)

Etiquetas: , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home