miércoles, junio 29, 2011

Recuerdos (2 de 4)

María Teresa Cuellar Salinas
(1950 - 2011)

Tras el abandono (de mi padre) durante mis primeros cinco o seis años, mi madre trataba de sostenernos a mí y mi hermano Sergio cuatro años mayor que yo y mantenerse independiente. La recuerdo siempre seria y triste, fue vendiendo poco a poco todo lo de valor que poseíamos: la estufa, el tocador, el ropero, herramientas y una cama matrimonial. Trabajaba mucho, cuidando enfermos largas jornadas, la mayoría de las veces nocturnas “las veladas” se las conseguía su comadre Celia que era enfermera titulada del IMSS, cuando mamá volvía a casa, solía comentarnos algunos pormenores de su labor, cuidó durante meses a un señor rico que padecía cáncer (de ahí solía traernos cosas de comida fina un poco extrañas). Después ´velaba´ una señora que había sufrido quemaduras en todo el cuerpo y sólo podía dormir en hamaca. Mi madre descansaba muy poco ya que durante el día aplicaba inyecciones y cosía a máquina. Unos meses entró a una fábrica de guantes de uso industrial en la que le pagaban a destajo, muy poco por pieza. Posteriormente entro a trabajar con los Gutiérrez un matrimonio de situación acomodada con varios hijos, a dos de los cuales la poliomielitis les dejó secuelas: Odilón tenia afectadas sus piernas usaba aparatos para sostenerse en pie y caminar y Jaimito casi no movía uno de sus bracitos, mi mamá los cuidaba, les hacía masajes y ejercicios indicados por el médico. El papá de ellos, el Sr. Gutiérrez tenía una vulcanizadora de llantas y le obsequiaba a mi madre unas tiras de plástico trasparente que ella y Mamita limpiaban con petróleo y las usaban (en lugar de tul) para elaborar crinolinas con vieses, listones y cascabeles, después las llevaban a vender a San Juan de los lagos.

Nota (no tan) importante
Estos recuerdos, escritos por mi madre poco antes de su inesperado fallecimiento, contonuarán dentro de dos semanas. La próxima, estos bites retoman otro asunto que habían dejado pendiente...

Etiquetas: ,

9 Comments:

Anonymous ambrossia said...

Bien seguro que tu mama fue una gran mujer, luchadora y fuerte para salir adelante venciendo las dificultades .....enhorabuena por tener una mare con tanto coraje !!!.....un beso para ti....

6:30 a.m.  
Blogger Jardinero del Kaos said...

Me gusta mucho la manera en que esta narrado, los detalles, todo. consigue captar la atencion de uno de primera

un saludo

4:55 p.m.  
Blogger La princesa sin castillo said...

Abrumador... Te pase a dejar un beso. Ciao

9:59 p.m.  
Blogger my heart is blooding cause i love said...

este comentario no sera hablado sino ladrado y esque solo puedo exclamar guaaaao guao guao!!! me cae que tu mamá fue sin duda una mujer a toda buena nota...Etiqueta de oro y eh de alli que tú seas por mucho el gran hombre q se que eres....

7:46 p.m.  
Blogger BENHUMEA said...

Estoy segura q tu madre fue una gran mujer, su retoño es un maravilloso hombre, un excelente ser humano, me ha gustado leer estos parrafos es como volver el tiempo e imaginar, recordar la propia vivencias ajenas q me han sido contadas.

Un beso y abrazo afectuoso mi querido Mario.

7:58 p.m.  
Blogger DRIADA said...

Cuando estos dias atras entraba y esto estaba tan callado , pensaba como volverá Mario ?.
Está muy bien que lo hayas hecho así. Esos detalles que se leen están bien grabados.
Una mujer muy trabajadora tu madre,... claro
Un beso

9:13 a.m.  
Blogger LA CASA ENCENDIDA said...

Son preciosos estos recuerdos que compartes con nosotros. Así, todos podemos conocer un poquito quién te enseñó a ser quién eres y eso es muy bonito.
Te agradezco desde aquí, estas letras dedicadas a tu madre.
Besicos muchos.

11:55 a.m.  
Blogger Zafferano said...

Absolutamente adictivo.

Besos

4:04 a.m.  
Blogger Zafferano said...

Pues no salió. Decía que es absolutamente adictivo.

Besos

4:11 a.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home