miércoles, diciembre 15, 2010

Fauna Informática 04

COPYPASTE
O de cómo conquista a esa mujer hipersensitiva de libro bajo el brazo

Es un poco como verse en un espejo deformante. No, no se me malentienda, no es que me reconozca en sus letras; es que reconozco sus letras. No es difícil, son mis letras; deformadas, sí, con los conjuntivos cambiados y los párrafos en desorden, también, pero mis letras.

Confieso que no fui yo quien le descubrió, sino el pretendiente despechado de una exnovia mía (sí, lo sé, confuso)...
De ella hablé muchas veces en estos bites, su nombre dio forma a mis párrafos por no poco tiempo. A él, al pretendiente despechado, lo conocí, de hecho, por ella. No es que importe demasiado, hace tiempo ya que ella y él, por los devenires de la vida, se encuentran fuera de mi días... Al menos, eso parecía.
Él, el pretendiente despechado, me escribió un correo; “Perdona, pero creo que deberías echarle un ojo a esto”, decía y adjuntaba una dirección electrónica. Entré y me encontré, cada uno de los textos que había publicado para ella, editados, deformados, pero reconocibles, estaban ahí. Lo único realmente distinto era el nombre que los firmaba.

El pretendiente despechado me contó su versión de la historia.
Quien firma es la actual pareja de ella, la página está dedicada a ella y ahí, según dice la presentación, están las letras que su rostro, su nombre y los lunares de su pecho le inspiran.
El pretendiente despechado dice que fue por esa página que logró conquistarla.

Confieso que no le creo.
Es decir, es cierto que ella comenta todos los post, agradeciendo siempre “las bellas palabras-sentimientos-ideas-imágenes-metáforas-etcétera” que le dedica. Pero también es cierto que ella me lee, cada tanto entra a estos bites buscando su nombre. Alguna vez, incluso, me escribió un correo para comentarme (quejarse) sobre las letras y dibujos que hace mucho le dediqué.
Si me lee y lo lee... No concibo cómo podría aceptar una mentira tan evidente... Vamos, concediendo que sabe que copia mis letras y les pone su nombre, cómo llegar a creer que sólo en eso le miente.

Si me preguntan a mi (y mi opinión debería contar en algo, finalmente soy el plagiado), creo que es alguien más y no su actual pareja quien me refleja. Quién o por qué e incluso, cómo ella pareciera fomentar este plagio con sus palabras, son preguntas a las que no estoy interesado en encontrar respuesta.

Mario Stalin Rodríguez

Etiquetas: , ,

6 Comments:

OpenID jordim said...

hay que vigilar de cerca a los pretendientes despechados..

11:55 a.m.  
Blogger Jardinero del Kaos said...

que va a ser, la vida es asi. uno hace el trabajo y otro se lleva la recompensa

5:13 p.m.  
Anonymous Miss G said...

Uy, parece que todo el mundo te plagia, hombre jajajaja, pobre de ti (y no lo digo de pesada, lo digo en serio). Supongo que molesta y mucho, nunca me han copiado (quizas porque no me he dado a conocer tanto, menos ahora), pero la sola idea hace que mi sangre hierva a mil grados. Tambien me enoja que gente que conozco se vea afectado. Acaso no tienen cerebro propio?


Gente estupida...

En fin, se que aunque te haya pasado esto, nadie podra copiar, realmente, tu estilo. Es que es muy propio, por eso. Asi que, no te preocupes, ya caera. Siempre caen o si no, se les obliga a caer (inserte risa malefica).

Es mejor ser egoista, como tu dices, y dejarse esos escritos dedicados para uno... no sabre yo jajaja :P tengo varios y los tengo bajo siete llaves.

Cuidate mucho, besitos y abrazos, nos estamos leyendo otro dia (no el Domingo, porque... ya te dije el motivo por correo)

Bye!!!

9:38 p.m.  
Blogger mariapán said...

Me alegra que el interés por esto que cuentas haya desaparecido... Historias turbulentas, de gente turbulenta... ¡bastante tenemos con lo nuestro, no crees!

Sólo me jode algo y es que te plagien, eso si que me jode; pero en fin... la calidad brillará por su ausencia de eso estoy segura y, bueno, la mujer... mejor ni nombrarla...

Un beso guapo amigo.

2:08 a.m.  
Blogger Jaurne said...

¡Hay que ser hijo de puta! También es cierto que, llegando de quien te ha llegado la información, no me extrañaría que fuera el despechado quien ha montado toda esa pantomima, pues es obvio que sigue al tanto del día a día de "ella" si te ha escrito para informarte. ¿Quizás sólo pretenda malmeter entre vosotros? Aunque no haya nada, pero hay gente amargada que vive para eso. Y, a fin de cuentas, firmar como otra en un blog sólo requiere poner una URL y un nombre.

En caso de que el plagio sea tal, hay un refrán que dice que "la imitación es la mayor forma de adulación", aunque me parece una suma estupidez cuando le pasa a uno, pues te sientes poco adulado y muy estafado; más aún si la persona a quién iban dedicadas las palabras parece caer ante tal patético robo.

Estas cosas son las que le hacen grande, Don Mario.

4:17 p.m.  
Blogger Wilson Esbond said...

Cuanta Razón!
Si alguien me robara las ideas y mis trabajos y consiguiera dinero de ello...Bueno, creo que haría mejor trabajo asesinando al ladron de arte como hicieron John Wayne Gacy o Edward Theodore Gein.

8:12 a.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home