jueves, octubre 09, 2008

Soledades (tercera)

DE TU PARTIDA

Nadia:


¿Qué tanto pueden decirte mis líneas que no haya dicho ya?


Mi primer recuerdo de ti es antiguo. Éramos niños, creo, tu compañera de mi hermana, sobre todo eso, sólo compañera de mi hermana... Y las circunstancias nos unieron en el ridículo público.

Pero aquí eres una sombra, compañera de mi hermana y compañera de mi ridículo. No tu, sólo una sombra...


Mi primer recuerdo de ti es antiguo. Éramos niños, creo. ¿Fue en la secundaria? Llevabas unos shorts, lo recuerdo porque te mire como sólo puede ver un niño de secundaría, con todo el deseo y la impotencia.

Nos reímos de reencontrarnos. Platicamos de las estupideces que sólo pueden platicar los niños de secundaria y nos separamos, prometiendo estar en contacto... Pero aquí eres el recuerdo de tus piernas adolescentes. No tu, sólo deseo...


¿Cuántas veces después no reencontramos, Nadia? En el bachillerato llegamos a ser incluso amigos (distantes, porque rara vez nos veíamos, pero amigos)... En el gobierno delegacional, ¿lo recuerdas? Cada quien en sus respectivas actividades, distintas entre sí, pero las circunstancias nos unían de vez en vez.

También volviste a ser compañera de mi hermana en la facultad... Y nos veíamos y nos reencontrábamos de cuando en cuando... Y nos reíamos de reencontrarnos... Y platicábamos de estupideces y de nuestras vidas... Y nos separábamos, prometiendo estar en contacto.

Y aquí eres tu, amiga distante... Presencia intermitente... A veces, sólo una anécdota.


Y seguimos reencontrándonos; en la facultad, en la calle, en las movilizaciones políticas y ciudadanas... Nuestro universo compartido era tan pequeño, Nadia, que forzosamente seguimos reencontrándonos.

Fue así hasta que por fin nos encontramos... Tal vez en el peor de los momentos. Tu llorabas la distancia de quien sólo era una voz en el teléfono y yo lamía las heridas de mis ausencias y de mi fracaso por borrarlas en los brazos de mi efímera compañera de apellido extranjero.

No es una historia de amor, no en ese entonces. Porque estaba claro que sólo buscábamos refugio en el otro. No hubo ningún compromiso más allá de la simple compañía, ni promesa que no fuera el mutuo deseo.

Y te fuiste, Nadia, a los brazos de quien moraba en tierras extranjeras...


Por mi parte me descubrí extrañándote.

Compartía mis días aún con quien sólo era promesa y posibilidades no realizadas. Para entonces, principalmente silencio.

En parte para alejarme de ella y en parte para extrañarte menos, volví a las calles, Nadia, a perseguir la explicación del mundo y escribirla en ocho columnas... Fue entonces que volviste y volvimos a encontrarnos.


No fue el mejor momento...

Porque las calles me llamaban, Nadia y no estaba a tu lado. Porque las calles me llamaban, Nadia y me alejaban de tu lado... ¿Cuántos momentos junto a ti perdí? Atascado en las calles, mirando la peor cara del mundo, persiguiendo la explicación tras las sombras.

Pero, lejos de las calles, Nadia, era tu mar salado tempestad entre las sábanas y exploraba tus lunares y conocía tus profundidades y eran nuestros bosques uno solo... Y podía ser a tu lado, Nadia, mi rostro completo sin la suciedad de las calles y hablarte del mundo y consolar mi desesperación en tus oídos... Y trataba que a mi lado, Nadia, fueras tu rostro completo sin la suciedad de las calles y me hablaras del mundo y consolaras tu desesperación en mis oídos...

Y me enamoré... Y el mundo parecía un mejor lugar cuando escuchaba tu risa y las sombras no importaban si despertaba a tu lado... Pero las calles, Nadia, me llamaban y me alejaban de tu lado...


Finalmente te cansaste y por fin me alejaste de tus días.

Y hubo un hueco; las mismas cosas ocupaban los mismo lugares, Nadia, pero había un hueco en el que no estabas.

A veces lo acepté y me aleje de tus mañanas, me refugié en las calles y en la peor cara del mundo, en la explicación que buscaba entre las sombras... Pero tu volvías, Nadia y me llamabas a tu lado.


Compartía entonces tus días, tus noches, tus madrugadas, tus preocupaciones y tus trabajos... Dejaba mis calles, mis días y mis noches sólo para poder ver tu sonrisa. No te sorprendas, Nadia, más de una vez deje a quien a mi lado dormía para correr al ritmo de tu voz.

Después te marchabas... Volvía a unir los pedazos de mi vida, a encontrarme con quien abandonaba por tu nombre. Volvía a las calles, a la peor cara del mundo y las sombras que ocultaban explicaciones... En suma; volvía a esperarte.


Y así fue, Nadia, hasta que finalmente te marchaste. Fue sólo una llamada, ¿lo recuerdas? No un adiós, no una explicación... Sólo una llamada, después silencio; ausencia.

Y volviste una vez más... Y me llamaste a tu lado, a tus días, a tus noches, a tus madrugadas, a tus preocupaciones y tus trabajos... Y corrí gustoso dejando atrás mis calles, mis días y a quien a mi lado dormía; sólo para escuchar otra vez tu risa.

Y de nuevo te marchaste, Nadia, sin adiós, sin llamada; sólo silencio, ausencia...


Sería mentira decirte que me quedé esperado tu regreso... Volví a unir los pedazos de mi vida, a las calles y a la peor cara del mundo. Extrañándote y cargando el hueco en el que no estás.

Sería mentira decir que no deseo tu regreso, que no te extraño... Pero es una carga con la que sé vivir. No un peso inmovilizante, sino parte de quien soy; de la forma en que aprehendo al mundo.

Mi soledad tiene tantas caras, Nadia, que he aprendido a vivir con ella. A no detenerme, a regresar sobre mis pasos, a recoger los cadáveres de mis esperanzas, a darles respiración de boca a boca y volverlas a guardar en el bolsillo izquierdo.


¿Qué tanto pueden decirte mis líneas que no haya dicho ya?

No me malinterpretes... Son estos, mis últimos párrafos, sólo un homenaje. No ya a tu distancia o silencio, sino a tu presencia y recuerdo; a la forma en que me enseñaste a ver el mundo y a todo lo que de tu imagen aprehendí.

Un homenaje, Nadia, hoy que nuevos nombres habitan mis compañías y mis soledades...


Mario Stalin Rodríguez

Etiquetas:

19 Comments:

Blogger Necio Hutopo said...

16,000 entradas ya con el nuevo contador... (16,023 para ser exactos... Sí, efectivamente, suma 12)... Sí, lo sé, con el anterior ya andábamos por las 25,000 (casi), pero menos da una piedra...

Así que en lo que pensamos (yo y las voces que me hablan en la cabeza) cómo celebrar el acontecimiento... venga una visita a nuestras estadísticas:

1. La mayor parte de las visitas a este blog vienen de España, seguidas muy de cerca por México (mi tierra querida) y Latinoamérica en su conjunto (principalmente Argentina).
2. Sólo puedo suponer que es obra de San Google el que me sigan llegando visitas de lugares tan extraños como la república checa...
3. Como podrìa ser de esperar, UNINET y Telefónica de España aportan la mayor parte de las visitas.
4. Muchos llegan aquí a travçés de los links de otros blogguers... Aunque la mayoría, habrá que reconocerlo, llega buscando yo no sé qué cosas en San Google... Espero no decepcionarlos.
5. No sé cómo puede ayudarles este blog para calcular las matemáticas de los desastres naturales... O encontrar proveedores y/o oficinas de Sabritas... O las de BBVA... Ni tengo la menor intención de mencionar aquí el otro nombre por el que se conoce la Guerra de reforma (que tampoco voy a hacerles su tarea, muchachos)... Ni pienso publicar la lista con los integrantes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación...
6. Tampoco hay fotos de debajo de las faldas ni de niñas, adolescentes, colegiadas, periodistas, en el metro ni cualquier etcétera que se les pueda llegar a ocurrir (no, debajo de la falda de fantasmas tampoco hay)... ASÍ QUE DEJEN YA DE BUSCAR ESAS COSAS.
7. A quien a estos párrafos llega buscando a quien es ausencia (sí, tu que robas mis letras y las firmas con tu nombre para ella... Y tu, que llegas aquí por ejercicio de egolatría informática)... Como queda escrito en el post de hoy, no está aquí ni son mis bites una forma de conocerla... Aquí sólo hay su ausencias y mis recuerdos...

Ya está... Ahora espero poder celebrar las visitas antes de la llegada del segundo no cumpleaños de estos bites...

1:22 a.m.  
Blogger Duquesa de Katmandu said...

Lo felicito doblemente (por el homenaje y por el cumpleaños de los bites)... Como siempre, un placer leerlo.

Beso,

4:03 a.m.  
Blogger Dark Phoenix said...

¡¡Felicidades, Necio!!

si alguna vez alguien llega a escribirme unas letras como las que tú escribes... daría mi vida antes de condenarme a sus ausencias.

un besote!!

11:42 a.m.  
Blogger Noche said...

Que mas que felicitarte Mario, por tu record de visitas :)

El escrito sentido, muy tuyo y muy para ella, por supuesto. Ella lo lee Mario?, ella conoce de este sitio donde memoras tus recuerdos y ausencias?, debe hacerle mella, con total seguridad le llegará muy adentro.

Un abrazo con mucho cariño.

3:16 p.m.  
Blogger DRIADA said...

Hola Necio, pues a mi no me importa nada ese número que dices, yo vengo a verte todas las semanas, porque fuistes de los primeros en hacerme compañia en mi jardín ( ya ves yo también soy egolatra) Y porque sigues puntualmente con tu presencia en mi blog. Y por tu precioso dibujo y por tu cuento, y por tus Versiones, y por tu gato, y porque me apetece leerte. ¡¡ Pero contra me entran unas ganas de cambiar el nombre!! para mi después de sufrir contigo en tus letras Nadia se convierte en Nadie. Si fuera tan facil
Un abrazo y no me importa nada el número que soy

6:59 a.m.  
Blogger Nanny Ogg said...

Al fin, Mario, después de tantos meses de pasarme por esta casa tuya, conozco la historia de tu ausente presencia, gracias por compartirlas con quienes por aquí pasamos. Me ha gustado muchísimo.

Felicidades por las visitas y, felicidades, sobre todo, por tus palabras.

Besos

12:46 p.m.  
Blogger Céfiro said...

[...] y que sean muchos bites más.

Los duendecillos que manejan los criterios de busqueda de google tienen días graciosetes.

Y aprovecho para pedirte que hables de gatos, tus gatos. Hay algo extraño en ellos (además de la falta de bigotes) a lo que no acabo de dar forma.

Salud.

2:33 p.m.  
Blogger LA CASA ENCENDIDA said...

Hola Mario. Mchísimas felicidades por tantas visitas, ojalá sigan siendo muchísimas más.
Y que te puedo decier de Nadia, de tus espeeranzas y de tus soledades y tus ausencias, ¿que más podría yo decir, si ya no lo dices tú todo?
Esta despedida, me gustaría que yy fuer ala última.
Besicos muchos guapo

3:00 p.m.  
Blogger El Jardinero del Kaos said...

bueno, no tengo mas que felicitarlo y tomarlo como ejenplo, me he recorrido su archivo y me topado con cosas por demas interesantes...

un abrazo fraternal desde Argentina.

11:49 p.m.  
Blogger La gata Roma said...

Pues mil felicidades, por todo.
Si te dijera como llega gente a mi blog… Buscando comida para gatos en Italia, buscando sobre problemas del sistema nervioso, sobre las olimpiadas, rutas turísticas por la ciudad del río Tévere… en fin, me parece que no los ayudo en demasía..
Kisses

8:54 a.m.  
Blogger Ayshane said...

No hay nada más bello como el primer recuerdo...

besitos grandotes...

6:01 p.m.  
Blogger Necio Hutopo said...

Bien... A lo que veníamos...

Yo. Hola, gusto en saludarme.

Duquesa. Bueno, el no cumpleaños de estos bites es hasta el 15 de Noviembre, pero se agradece la felicitación...

Darkie. Ten cuidado, que puedo llegar a tomarte la palabra...

Noche. Hay veces que creo que sí, que lo lee... Porque el analitic me dice que llegan visitas buscando su nombre en las noches en que ella se encuentra conectada... Sé que hay formas de saber exactamente quién visita tu página, a qué horas y desde dónde... Sólo que no he querido hacerlo... Por otro lado, también sé (y esto sí lo sé a ciencia cierta) que hay alguien que llega hasta aquí buscando su nombre, copia mis letras, las firma con otro nombre y se las envía... También podría ser él quien entra a estos bites las noches en que ella se conecta... pero, como dije, he preferido no averiguarlo.

Driada. Creo que se trata justamenmte de lo contrario; no puedo modificar la ortografía de su nombre para hacerla nadie, ni borrar una letra para transformarla en nada... No es tan fácil, porque el hacerlo es negar una parte importante de mi historia y, obviamente, de lo que soy...

Nanny. Y bueno, tomando en cuenta que eres una de las ganadoras del concurso aquel, al menos puedes decir que el nombre no es una sorpresa.

Céfiro. Tomo en cuenta la petición... Déme tiempo, por favor

Nani. Despedidas habrá algunas más, me temo... No para ella, que se ha borrado por decición propia de mi vida... Pero despedidas habrá algunas más, me temo.

Jardinero. Creo que ya lo he dicho, pero va de nuevo, siéntase como en su casa... No leeremos por esta bloggosfera.

Gata. Y bueno, tomando en cuenta que te llamas Gata Roma, antes me sorprendo que nadie haya llegado a tu blog buscando, no sé, "Disfraces sexuales de gatubela en Roma" o algo así...

Ayshane. mmm... No sé si hay algo más bello que el primer recuerdo... Pero supongo que, algunas veces, éste queda opacado por la presencia.

Lo que son las cosas, cada día me parece que contesto más... Me gusta.

1:35 a.m.  
Blogger DRIADA said...

Nunca me atreveria a decirte que borraras nada, solo me imaginaba (yo) que tal vez, sólo tal vez ( que ilusa)cambiando una letra no hará tanto daño.
Un abrazo

1:44 a.m.  
Blogger El Jardinero del Kaos said...

mientras tanto los gobiernos del mundo hablaban de millones de dolares que fisicamente no existian, y trataban de salavarse de la gran debacle economica que ellos mismos habian creado...

1:47 a.m.  
OpenID c1eso said...

Pasa a veces, sólo a veces, que uno siente que el espejo retrovisor y el parabrisas han jugado a intercambiarse y lo único que vemos delante son recuerdos de que hemos dejado atrás y que lo que nos aguarda delante está en una pequeña ventanita ahí arriba. Afortunadamente, uno siempre puede echar el coche al arcén y conminarles a que vuelvan a su sitio. Y descubrir que delante tenemos un paisaje que puede ser incluso más atractivo que el que se pasó.

Ah, y lo del Google Analytics, o lo que sea que hayas usado, es siempre un misterio. Al final acaba pensando uno que la gente está enferma cuando descubre las búsquedas tan peregrinas que les trajeron a nuestra puerta. Y que algunas veces, los visitantes más fieles no son, curiosamente, los que más comentarios dejan.

4:26 a.m.  
Blogger Bito said...

Con los primeros párrafos me ha entrado desgana, pues apenas empezaba y sentía que me aburría. Pero un puñado de letras después, llegados más o menos a la universidad, me has ganado completamente.

He cogido por fin el estilo y he visto claro en éste y no en las palabras la nostalgia y casi la llamada.

Muy bueno. Y digo el relato, la composición.

Un saludo,

9:41 a.m.  
Blogger Zafferano said...

Eso es lo que hace el amor, que lo cotidiano se transforme en un eden. Lo bueno es que no es un sentimiento exclusivo, ni excluyente...

Un besote precioso, por tus palabras y por tus visitas, chin chin!

2:00 p.m.  
Blogger Galán de Barrio said...

Y, cuando las cosas no van, no van, mi querido vecino del Norte...

Basta de eternos retornos tardíos y aburridos, repetidas emociones cansadoras con personas que no son más que espejos de nuestras mediocridades y limitaiones...


No sé si habrás seguido leyendo la historia que comencé el 1º de este mes, pero quería contarte que la palabra que propusiste como ejemplo ya apareció...

A continuación te dejo una lista de frases y cosas que son de mi invención:

- "Me quito el sombrero"
- El agua tibia
-El hilo negro
-El punto de la i
-El color rojo
-Los Ovejeros Alemanes y los Pequineses
-El verbo "escatular" (ese es cierto)

Saludos, y como siempre digo, sos bienvenido en el barrio

10:53 p.m.  
Blogger Ayshane said...

jajajajaja y a mi me gusta que te guste jajajajaja

besitos grandotes guapo!!!!

¿cómo se sacan ésas estadisticas????????

3:31 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home