miércoles, octubre 01, 2008

EXTRAÑO TRIANGULO RUMBO A CUATRO CAMINOS.

Por causas de fuerza mayor
dos post por el precio de uno
Aca el otro...

Mario Stalin Rodríguez


"No quiero parecer insistente, pero..." La frase adornaba un anuncio monumental a la altura de Barranca del Muerto, yendo sobre Periférico. Alfredo parecía ajeno a todo esto, más bien le importaba si la chica sentada enfrente en el pesero se interesaría en compartir una sonrisa con él.

"Como te ves me vi, y como me viste; me vestí..." Eran las palabras de un anuncio monumental de brasieres, recientemente censurado. Beatriz miraba como desde lejos el paisaje que surcaba la combi, rumbo a Cuatro Caminos. Se preguntaba por qué el chico de el asiento de al lado no le quitaba la vista a la chica del asiento de enfrente y la ponía en ella, después de todo, se decía, no tenia mucho que envidiarle.

"... ovalados, para gente bien diferente..." alcanzo a leer Estefanía antes de que el monumental desapareciera de su vista, pensó que tal vez debería fumar esa marca de cigarrillos, en lugar de los del vaquerito; que últimamente ya no le sabían a nada; después de todo ella era lo que se podía catalogar una "gente bien diferente". Mientras pensaba esto miraba a la niña sentada frente a ella, para no aparentar más de veinte años no estaba nada mal, se dijo a si misma.

"Atrévete y prueba..." decía el ultimo anuncio de la ruta, por supuesto que se refería a una marca de licor, pero los tres lo interpretaron de una manera personal.


Alfredo a Estefanía: "Disculpe Ud., pero llevo todo el tramo observándola y debo decirle que sus ojos me parecen de los más bellos”...

Estefanía, sin prestar atención a lo que le decía el chico, a Beatriz: "No suelo decir esto, niña, pero debes saber que despiertas mi”...

Beatriz, sin pelar a la chica de enfrente (que seguro quería cantarle bronca), a Alfredo, que no la escucha: "Escúchame especie de patán, no se que le ves a esa, pero yo te”...


La escena que siguió fue una total confusión, tres personas intercalando un "Disculpe Ud., ¿Decía algo? No le escuche..." al mismo tiempo, y contestando al unísono; "No nada...".

Al llegar a Cuatro Caminos, la terminal de la ruta, los pasajeros del transporte colectivo descendieron como si nada extraño hubiera ocurrido en el camino.

“Por dios”, pensaba Alfredo; “realmente necesito un auto”.


Décima Uva...

P.D. que se da palmaditas en la espalda
Pues muchas gracias a Nani por el Premio Proximidad que, obviamente, ya acompaña a lo demás que la gente me ha dado...

Etiquetas: ,

17 Comments:

Blogger DRIADA said...

¡Bueno ya!
Cosas que pasan en el transporte público... yo prefiero el coche y cuando no hau remedio el tren
Voy a ver la otra entrada que la tienes escondida
Un beso

10:35 a.m.  
Blogger LA CASA ENCENDIDA said...

Bueno chico, la décima uva me ha sorprendido.
En un trayecto mientras se viaja, se miran muchos rostros y se piensan muchas cosas, incluso a veces se sonrie y se lee en las miradas.

De nada chico, ha sido un placer entregarte ese premio.
Besicos

3:53 p.m.  
Blogger kanif said...

No, no; nadie necesita un auto. La vida ocurre en los autobuses (colectivos, las guaguas, combis...)

12:39 a.m.  
Blogger mariapahn said...

los trios son asi?jajajaja

2:29 a.m.  
Blogger Duquesa de Katmandu said...

Buenísimo. El tren y el subte está lleno de esos tríos y cuartetos (y solos).

Beso,

2:38 p.m.  
Blogger La gata Roma said...

Y luego dicen que la publicidad no nos manipula… Señores, estemos atentos que esto se ha puesto tan feo…
Pero bueno, yo voy tan en mi mundo cuando voy en bus que…
Kisses

4:47 p.m.  
Blogger Necio Hutopo said...

Contesto por acá a todos... Así que, por orden de aparición:

Cieso: No sé bien si en el pasado todo sea mejor... Sólo que, a veces, es hasta que la cosa se calma que nos damos cuenta de qué sentido tenía el asunto.

Driada. Te diría lo mismo, pero si no usara yo el transporte público tendría muchas menos posibilidades de que esto (y otras cosas que han sucedido) me sucedieran...

Driada (bis). Mis historias no tienen, es cierto, una explosión de felicidad... Y, sin embargo; también he sido feliz viviéndolas...

Nani. Bueno, esperemos que la onceava y doceava uvas no te tomen tan de sorpresa...

Nani (bis). Efectivamente, necesitamos la memoria

Kanif. Y bueno don Kanif... A veces sí que se necesita un auto... pero sólo muy de vez en cuando.

Duquesa. Y a veces esas posibilidades sólo son una promesa no realizada...

María. Los tríos son así... pero sólo algunos

Duquesa (bis). Así es, de vez en vez el transporte público se llena de grupos y soledades así...

Gata. Yo suelo ir leyendo... Y aún así me sucede cada cosa... Cuestión de aglomeramiento, supongo

Gata (bis). 20 años, 40 años... Cualquier cantidad de ellos, mientras la injusticia siga viva en la memoria y los culpables impunes; el número no es nada

Gata (tres). Tal vez el primer día en que te descubres pensando en alguien sea la perdición... Aunque a veces es también la salvación.

Pues ahora sí fue largo...

1:20 a.m.  
Blogger Dark Phoenix said...

Me ha encantado esta décima uva!!
¿¿Por qué??

Durante varios años he hecho gran parte de mi vida en el transporte público, en bus y metro, y en el bus conocí a una de las personas más maravillosas que he visto en mi vida... y me enamoré de él, del conductor del bus.

Si es que el transporte público de mi país, aun caro y lento, muchas veces vale la pena...

gracias por este maravilloso recuerdo!!

7:52 a.m.  
Blogger Nanny Ogg said...

¿Un auto? ¿Y perderse estas cosas? ¡Na!

Besos

12:28 p.m.  
Blogger Mau Torres said...

Jeje... Señor, excelente relato. Aunque, a decir verdad, Alfredo se perdería todos esos encuentros de viajar en auto en vez de en pesero.

Nomás pasaba a saludar. Nos seguimos leyendo.

Un abrazo.

12:54 p.m.  
Blogger SoL LuNaR said...

LUZ

7:09 a.m.  
Blogger Zafferano said...

Lo que puede hacer un anuncio... Menos mal que conduciendo no sé leer!

Un beso lindo y enhorabuena por ese premio tan bonito de pergamino enrollado!

10:46 a.m.  
Blogger Céfiro said...

"No nada..."

Esa frase que lanza el Yo tímido mientras tapa la boca al resto de Yos. Nunca deberiamos decir esas palabras, que prefiero arrepentirme de lo que hice que pensar en el "y si lo hubiera hecho."

Salud.

Pd: ¿podéis decirme que son "anuncios monumentales" y "peseros"?

11:47 a.m.  
Blogger Noche said...

Cuanto me quejo de esa matinal rutina de transporte en bus hacia el trabajo..pero creo que me aburriría mas si tuviese auto propio. :)

1:18 p.m.  
Blogger Herodes de la Bética said...

Cómo siempre, me ha encantado este pequeño viaje en trasporte público, que, por cierto, uso muy a menudo. UN placer venir a visitarte, sobre todo con la cantidad de tiempo que hace que no lo hago.
Un fuerte abrazo, amigo mío.

1:42 a.m.  
Blogger El Jardinero del Kaos said...

que bueno pasar ese limite. vencer el pudor y decirle a esa o ese casual compañero de viaje lo que nos pasa...
espero animarme algun dia... viva el transporte publico!!!

buen texto

7:07 p.m.  
Anonymous 1.- said...

ES MEJOR CAMINAR

6:47 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home