martes, agosto 01, 2006

''¡Aquí vamos a seguir!'', advierte el candidato

''¡Aquí vamos a seguir!'', advierte el candidato
Quienes hicieron el fraude, culpables del plantón: AMLO

La mejor solución, la apertura de paquetes, sostiene

ENRIQUE MENDEZ

El candidato presidencial de la coalición Por el Bien de Todos, Andrés Manuel López Obrador, afirmó ayer que "la mejor solución, la mejor salida al conflicto" derivado de la elección presidencial es la apertura de los paquetes electorales. "Regresará la calma, la estabilidad, se va a serenar la sociedad. Y si no se hace valer la democracia, no habrá justicia ni estabilidad política", expresó.

López Obrador advirtió que el país "atraviesa por una situación de extraordinaria gravedad, pero no es por lo que nuestros adversarios y sus voceros oficiales están vociferando", sino porque está en peligro la democracia.

"Esto es lo central. Esta gravedad nos ha llevado a tomar decisiones y medidas también extraordinarias, que afectan nuestras vidas y también las de otras personas; no podemos ocultar esa realidad. (Pero) es una afectación mínima, si la comparamos con las consecuencias de dejar que se violente la voluntad popular y actuemos como si nada hubiera pasado", expresó.

Afirmó que la culpa de que se iniciara la resistencia civil y el plantón en el Zócalo "la tienen quienes hicieron el fraude y se niegan al recuento de los votos casilla por casilla. A los que se quejan oficiosamente, convenzan al candidato de la derecha. ¡Aquí vamos a seguir!"

El candidato presidencial aseguró que la demanda del recuento surgió de una propuesta "que tiene mucha racionalidad, porque se despejarán las dudas y hará a un lado la cultura de la sospecha, y el candidato de la derecha (Felipe Calderón Hinojosa) ganaría un mínimo de legalidad, ya no digamos de legitimidad, porque eso está muy difícil que la adquiera".

Los mexicanos, insistió, tienen derecho a contar con un Presidente de la República con un mínimo de legalidad, no un mandatario espurio, sin legitimidad.

López Obrador anunció, ante miles de simpatizantes que participan en la asamblea permanente en demanda del recuento voto por voto, que en los próximos días se tomarán "otras acciones" de resistencia civil, por lo que volvió a ofrecer disculpas a los ciudadanos que puedan resultar afectados. Además, a partir de esta mañana y hasta el viernes, iniciará recorridos por los campamentos de las 16 delegaciones, desde Madero, Juárez y Reforma, hasta la fuente de Petróleos.

Bajo la lluvia que cayó la tarde de ayer en la ciudad de México, el candidato afirmó que no comparte el punto de vista de quienes afirman que no se cometió un fraude en la elección del pasado 2 de julio. "Ha pasado una cosa muy grave: no se quiere respetar la voluntad de la mayoría", expresó.

Pidió a la ciudadanía entender el sentido del movimiento, y planteó que si bien hay gente molesta, de buena fe, por la decisión de instalar un plantón desde el Zócalo hasta la fuente de Petróleos, un sector gubernamental respaldado por "sus voceros", de "manera hipócrita se rasgan las vestiduras por lo que hacemos, pero eso sí, callan como momias cuando se violan los derechos humanos y se pisotea la dignidad de nuestro pueblo. Hay gente de esa, molesta hipócritamente, que padece de amnesia, que nada más ven la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio".

Recordó, entonces, un pasaje de la lucha del presidente Vicente Fox Quesada, cuando en 1991 fue candidato a la gubernatura de Guanajuato y, ante el fraude, encabezó su propio movimiento de resistencia civil. "No está de más recordar que Vicente Fox, ese traidor a la democracia, tomó carreteras cuando le robaron la elección en Guanajuato, y que en ese entonces demandaba que se abrieran los paquetes. La diferencia era de 18 puntos, y en esta elección (la del 2 de julio) hablamos de medio punto. Ahora habla de instituciones, del respeto a la legalidad".

Al referirse a ese episodio, López Obrador afirmó que lo hacía para que cada vez que la ciudadanía escuche "a los defensores oficiosos de la derecha", tenga presentes las palabras de Fox en el mitin en el que llamó a una marcha por la apertura de los paquetes electorales.

También señaló a sus simpatizantes que si hoy llaman renegados a él, a los dirigentes de la coalición y a la ciudadanía, y los acusan de provocar el caos, deben entender que estas acciones se han dado en otras épocas.

"Y para nosotros debe ser un timbre de orgullo, porque en otros tiempos otros poderosos acusaron de lo mismo a los hombres que nos dieron patria y libertad. Los acusaron de herejes; a (Benito) Juárez lo insultaban los conservadores, los derechistas de entonces. Le decían 'indio mugroso', y a (Emiliano) Zapata y a (Francisco) Villa les llamaron bandoleros", sostuvo.

Aclaró además que "no hay fisuras en el movimiento", y recordó que al día siguiente de la elección, Acción Nacional comenzó a filtrar la especie de que había tendido puentes con representantes de la coalición. "El PAN dijo que ya tenían apalabrados a los dirigentes del PRD. ¡Puro cuento! Aquí estamos unidos, nadie se va a rajar. No nos vamos a dejar ni nos vamos a rajar. ¡Ni un paso atrás, ni siquiera para tomar impulso!''

Al mediodía, y en su primera salida pública, afirmó que se equivocaron sus adversarios si pensaron que les resultaría fácil cometer un fraude y luego buscar la negociación y el acuerdo.

"No, nosotros no estamos luchando por cargos, sino por ideales y la dignidad de nuestro pueblo, que no tienen precio", dijo.

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home