jueves, julio 13, 2006

"No permitiré un retroceso democrático"; AMLO

ENTREVISTA / ANDRÉS MANUEL LOPEZ OBRADOR

Jamás permitiré un retroceso democrático

NO SOY UN POLíTICO TRADICIONAL QUE SE SOMETE

El candidato de la coalición Por el Bien de Todos afirma que no aceptará que se cancele la esperanza de millones de mexicanos de elegir a sus gobernantes, y reivindica su derecho a encabezar un movimiento que vaya más allá de la lucha por la Presidencia

ANDREA BECERRIL Y ROBERTO GARDUÑO

Andrés Manuel López Obrador se declaró ayer "absolutamente decidido a no permitir un retroceso democrático" en el país, y reivindicó su derecho a encabezar un movimiento social pacífico, que vaya más allá de pelear la Presidencia de la República.

"No podemos aceptar que se cancele la esperanza de millones de mexicanos, que se retroceda a épocas ya superadas, donde no es el pueblo el que elige libremente a sus gobernantes, sino las cúpulas del poder."

En entrevista con La Jornada, con un busto de Benito Juárez de fondo, el candidato de la coalición Por el Bien de Todos señaló una segunda razón para luchar por el respeto al voto: "si Felipe Calderón pretende imponerse de la manera que se ha visto, vía un fraude y una campaña de odio para acabar con el contrincante, no es difícil imaginar cómo gobernaría: sin legitimidad, sin escrúpulos, sin moral, sin principios, sin nada".

A los grupos de poder, incluidos algunos medios de comunicación, que le piden aceptar los resultados del Instituto Federal Electoral (IFE) para no perder su capital político, les respondió: "Si actúo como ellos quieren, no estaría echando por la borda mi capital político, sino mi dignidad y mis principios. Yo no soy un político tradicional que suele someterse y termina en la abyección".

ESTRATEGIA, A VOTACION

Adelantó que el próximo domingo, durante la segunda concentración en el Zócalo de la ciudad de México, anunciará las estrategias para combatir el fraude electoral, que serán sometidas a la aprobación de los ciudadanos asistentes.

La batalla, recalcó, no será fácil, porque deberá enfrentarse a todo el aparato del Estado, "pero no tengo duda de que voy a luchar hasta lo último para que no se cancelen los espacios democráticos".

La entrevista se realiza en su casa de campaña, en la colonia Roma, y la primera pregunta es acerca de su percepción sobre el momento actual y cómo valora la posibilidad de triunfar, en medio de una nueva campaña sucia en su contra y de la desinformación provocada por la mayoría de los medios de comunicación, de manera especial los electrónicos.

"Tengo confianza en la gente. Nuestra principal defensa es la conciencia ciudadana. Por más campañas de desinformación, de manipulación; por más guerra sucia, no van a poder borrar una elección fraudulenta, donde no se corresponden los resultados dados a conocer por el Instituto Federal Electoral con los que los ciudadanos expresaron el 2 de julio en las urnas. Lo hemos demostrado y lo seguiremos haciendo, porque cada vez surgen más evidencias del fraude electoral.

"Por eso estamos demandando que se abran los paquetes electorales, que se haga un nuevo recuento, y la gente lo entiende así. No salió de mí la consigna de 'voto por voto y casilla por casilla'. Eso surgió de la gente. Cuando yo estaba planteando eso en el Zócalo había hasta carteles. Este es un movimiento que sí tiene una conducción, pero es un movimiento donde la gente es la que está marcando el ritmo y la profundidad."

EL PUEBLO PONDRA LAS COSAS EN SU LUGAR

Cuando ocurrió el desafuero, agregó, "se decía que los tres poderes ya habían decidido y que no teníamos salvación, pero el pueblo se encargó de poner las cosas en su lugar, como ahora. Es cierto, es más fuerte la campaña en contra, pero también la gente está expresando que va a defender la democracia. Algo que me estimula es que convoqué el jueves por la mañana para la concentración del sábado, y con dos días la gente acudió al Zócalo. Tengo confianza en que la gente va a responder".

-¿Siente que la embestida en su contra es ahora mayor?

-Sí, pero el pueblo no es tonto. Si algo ha cambiado en los últimos tiempos es la mentalidad de la gente. La prueba es la elección misma. Era para que nos hubieran avasallado con la estrategia del miedo y todo el dinero que emplearon en anuncios de radio y televisión. No estaríamos hablando, en términos formales, de medio punto de diferencia y, sin embargo, la gente salió a votar, ganamos la elección aun con todo ese aparato del Estado, la intervención del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y todos los privilegiados. Con eso habría sido suficiente para aplastarnos. No lo pudieron hacer y todavía el día de la elección tuvieron que recurrir al fraude, a falsificar actas.

Insistió en que no tiene otra opción ni otro recurso que confiar en la respuesta de los millones de personas que votaron por él.

"Si la gente responde y se consolida el movimiento en favor de la democracia, vamos a triunfar. No tengo la menor duda. Esto significa vencer la campaña negra en los medios y a todo el aparato del Estado, que está alineado para desanimar, confundir, amedrentar y hacer valer la antidemocracia."

Para el candidato de la coalición Por el Bien de Todos existen dos razones de fondo para sostener una lucha que "no será fácil". La primera, porque "no podemos aceptar que se cancele la esperanza de millones de mexicanos, que se consume un retroceso. No podemos aceptar regresar a etapas ya superadas, a que no sea el pueblo el que decida libremente quién gobierna, sino las cúpulas del poder. Por eso esto va más allá de la Presidencia de la República. Estamos hablando del avance democrático, de las grandes transformaciones del país".

La segunda razón del movimiento popular, explicó, es que si Felipe Calderón y el PAN llegan al poder con los métodos con los que tratan de imponerse ahora, "no costaría mucho imaginar cómo gobernarían: sin principios, sin moral, sin escrúpulos, sin nada. Por eso estoy absolutamente decidido a no permitir un retroceso democrático".

López Obrador reiteró que el responsable del engaño al pueblo de México es Vicente Fox Quesada, y por esta razón insistió en calificarlo como "un traidor a la democracia".

"Es un agravio, un acto de traición llegar a la Presidencia de la República y, en lugar de avanzar, hacer retroceder lo alcanzado. Yo no voy a encogerme de hombros. No puedo hacerlo, porque tengo un sentido de la historia y convicciones."

-En una entrevista televisada (el martes por la noche), usted afirmó que llegará hasta donde la gente lo decida. ¿Qué implica esta postura?

-En este proceso vamos a procurar aplicar el método democrático, y todas las decisiones las voy a consultar. Va a ser la gente la que va a ir decidiendo paso a paso. Hasta en los temas más difíciles, vamos a buscar el mecanismo para que cada vez que se deba tomar una acción se haga una consulta y la opinión mayoritaria sea la que defina el rumbo, el ritmo y la profundidad del movimiento. No será sólo la decisión del dirigente.

"Ese método echará abajo la idea de que el pueblo no se detiene ante nada y actúa de manera violenta, que es irracional. Yo tengo confianza en que nuestro pueblo es mayor de edad, muy consciente, muy politizado. Se trata de conducirlo de manera democrática, a sabiendas de que las decisiones que se van a tomar serán muy razonadas."

-¿Hay riesgos de enfrentamientos con panistas, por la indignación y la rabia que hay entre sus simpatizantes?

-Hay que evitar eso. Vamos a seguir insistiendo en esto. Lo dije el sábado y lo voy a repetir el domingo. La gente va a asimilar que no podemos caer en ninguna provocación. Si la gente se moviliza pacíficamente, esto va a ser algo extraordinario. Entonces, ¿para qué caer en la confrontación y el insulto? ¿Para qué enojarnos? Los que se deben enojar son otros. Nosotros tenemos la razón; entonces, tranquilos, vamos a ver qué opina la gente.

Adelantó que el próximo domingo es posible que pongan a votación algunas de las estrategias de resistencia contra el fraude electoral.

"Las estoy analizando, pero sí con la idea de que participen, siendo muy respetuoso del punto de vista de la ciudadanía, dándole tiempo para que las analicen. Es cosa de método; habrá cosas que se aprueben en la asamblea, otras que requieran círculos de discusión, y luego votar para ver cuál es el camino y las acciones."

2006 NO ES 1988

López Obrador afirmó que la capacidad de respuesta al fraude del 2 de julio es distinta a la que se dio en 1988.

"Ahora hay más organización social. Creo que es un elemento a nuestro favor, no hay tanta cerrazón de los medios, a pesar de lo que estamos sintiendo. En 1988 el bloqueo era total; había muchos menos espacios para expresarse y menos conciencia ciudadana. Otra cuestión es que contamos con mayor representación política, y esto es natural, porque pasaron 18 años."

-Sus adversarios sostienen que falló la estructura del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y la coalición el día de los comicios, porque no hubo representantes en un gran número de casillas.

-Yo creo que sí se cometieron errores, como en todo, pero no es lo determinante. No se actuó de manera perfecta, hubo fallas, pero eso no es lo determinante.

Aprovechó para aclarar que no acusó de manera generalizada a los representantes de la coalición de haberse vendido. "Es una manipulación de los medios oficiosos. No dije yo eso".

Descartó también la versión que se ha propalado en la radio, la televisión y parte de la prensa escrita, acerca de que la coalición Por el Bien de Todos se confió y no previó un escenario de derrota.

"No, estuvimos organizados hasta donde se pudo. Enfrentar el aparato de Estado, como se enfrentó, es digno de reconocimiento para quienes participaron."

-La prensa insiste en que los representantes de casillas que no asistieron fueron comprados. ¿Son los menos?, ¿cuál es el porcentaje?

-No sé todavía cuál es el balance. De todas maneras no podíamos más, llegamos hasta lo último. Nadie dejó de trabajar en lo que le correspondía, todo mundo cumplió. Pero en todo movimiento, en todo proceso, se tiene un límite. Se llegó hasta lo máximo que se podía, hasta lo posible. Pero, insisto, no está ahí el problema. En una sociedad democrática, con un gobierno democrático, no se necesitan representantes de casillas.

-¿No era previsible que a algunos de ellos los compraran?

-Sí, pero no fue significativo dentro de todas las irregularidades que se dieron. Este domingo vamos a demostrar que hubo una falsificación masiva de actas.

-¿Habrá una evaluación para saber dónde estuvieron los errores?

-Sí, se va a hacer una evaluación, desde luego, pero primero lo primero. Nosotros vamos a dejar a salvo el derecho del pueblo a elegir libremente a sus gobernantes, ese es el principio fundamental. No sé qué nos depare el destino en cuanto a la posición que yo pueda ocupar, si soy presidente o no soy presidente. De lo que no tengo duda es de que voy a luchar hasta lo último para que no se cancelen los espacios democráticos.

-¿Qué es lo último?

-Pues lo que vamos a ver en el futuro; que no permitamos la imposición; que no permitamos que con métodos antidemocráticos se establezca un gobierno que no fue legítimamente electo por el pueblo.

-¿Eso nos condenaría como país a 70 años de PAN, como antes de Partido Revolucionario Institucional?

-Condena a que los grupos de poder, con dinero, con manipulación, con fraude, se perpetúen en el poder.

-¿Sería un gobierno peor que el de Vicente Fox?

-Sí, algo más grave. Porque si así quieren llegar, avasallando, imaginemos cómo van a gobernar.

Cuestionado acerca de la petición que un día antes le hicieron Felipe Calderón y representantes de los grupos de poder, de que acepte que perdió y no despilfarre su capital político, el tabasqueño respondió que opina todo lo contrario.

"Si actuara como ellos quieren, estaría yo echando por la borda, no mi capital político, sino mi dignidad, que es lo que estimo más importante, y la esperanza de millones de mexicanos."

El deslinde de su contrincante panista fue frontal. "Somos distintos. El político tradicional suele someterse y termina en la abyección, porque abandona con facilidad los principios y las convicciones. ¡Yo no soy un político tradicional! No voy a abandonar mis principios, no voy a abandonar mi convicción. Esta lucha es fundamental. Y aclaro una cosa, no estoy pensando que es un asunto fácil, no es un día de campo, es enfrentarse al aparato completo del Estado, que son parte de lo mismo. Es un grupo compacto que desde hace tiempo se apoderó del gobierno y no quiere que el gobierno sea de todos."

Su hijo Gonzalo, un adolescente de 14 años, lo acompañó durante la entrevista. Escuchó atento cada una de las frases que emitió su padre, quien señaló que no avizora qué tiempo llevará la lucha.

"Tengo que estar pensando hacia delante, es muy importante el manejo de los tiempos, estoy en eso, pensando y pensando, con el apoyo de Gonzalo, que es uno de mis asesores", refirió mientras el pequeño le devolvía la sonrisa.

LOS MEDIOS SON IMPORTANTES, PERO NO LO SON TODO

En otra parte de la entrevista, López Obrador rechazó que una lección del pasado proceso electoral sea que los políticos no pueden avanzar sin el respaldo de los medios electrónicos.

"No hay que sobrevalorar a los medios. Son importantes, pero no determinantes."

Agregó que indiscutiblemente los medios masivos de comunicación son importantes, pero no lo son todo.

"Pueden estar cargados hacia Calderón, pero hay que ver el papel de la ciudadanía. Sin la gente estaríamos perdidos. Este movimiento y esta causa no tendrían futuro si todo se resolviese a partir del control y la manipulación de la prensa, la radio y la televisión."

-¿No teme que atemoricen a la gente, que la obliguen a pensar que no vale la pena luchar por sus derechos y su voto?

-Lo van a tratar de hacer, pero yo le tengo mucha confianza a la gente. Insisto, si les hubiese funcionado ese modelo de campaña mediática, nos hubiesen avasallado. Y medio punto porcentual ¡es nada! Y a pesar de todo, con fraude el día de la elección, con todo su dinero en los medios, no ganaron. Lo estamos viendo cada vez que se abre un paquete electoral y se cuentan los votos, son cien o 200 votos más para el PAN de los que legal, realmente y legítimamente obtuvieron en las urnas.

"Por eso estamos planteando que se abran los paquetes, porque tenemos elementos para sostener que si se abren y se hace un conteo boleta por boleta, vamos a demostrar que nosotros ganamos la elección presidencial."

-¿Usted confía en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación?

-Yo confío en la gente, siempre he confiado en la gente. Y me gustaría que las instituciones de mi país actuaran con rectitud, con integridad. Tampoco es una camisa de fuerza, hay que entender que también las instituciones están en manos de gente que puede tener principios, rectitud, y también de gente que no actúa de esa misma manera.

-¿Le daría un voto de confianza al tribunal?

-Voto de confianza no, porque están muy mal las instituciones, y vamos a esperar el resultado. Espero y deseo que actúen con rectitud los magistrados.

BUSCO QUE LAS COSAS MEJOREN PARA EL PAIS

A aquellos ciudadanos que no votaron por él y son presa de la campaña mediática en su contra, les envió un mensaje: "Yo los respeto mucho. Poco a poco se van a ir dando cuenta, porque no siempre va a estar la leyenda negra sobre mi persona, que es parte de una estrategia publicitaria, por cierto fascista, el llamar a un adversario 'peligro para México'. Y yo con ellos no tengo ningún problema. Yo no odio, no les tengo aversión. Yo estoy luchando porque las cosas mejoren en el país, y vamos a gobernar como he venido diciendo: para todos".

-¿Con las movilizaciones, prevé una sacudida nacional en términos históricos?

-Sí, van a ayudar para que nunca más se repita una situación de este tipo. Por eso es fundamental y muy trascendente. Por eso es la historia. La Presidencia es importante, pero esto es mucho más importante: el que no se cancele el derecho a la esperanza. El que se haga efectivo el sufragio, el que se haga valer la democracia.

Al concluir la entrevista, su hijo Gonzalo preguntó cuándo se publicará ésta.

Mañana, se le responde, y el menor, sonriente, solicita:

"De pasadita podrían avisar a la gente que el domingo es la marcha, que parte a las 11 del Museo de Antropología al Zócalo, para que vayan muchos más."

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home