miércoles, noviembre 24, 2021

Apuntes 04

NOCHES DE LOBES

 La historia se presentaría en tres capítulos, que abarcarían desde la Inglaterra victoriana, pasando por el México actual y llegando hasta la península ibérica en un futuro distópico.

            Durante este recorrido, se vería primero la transformación a licántropo de un burgués inglés y su enfrentamiento con quien le transformara, fracasando en el intento de matarle para revertir su transformación. Después se vería el cómo, después de poco más de cien años, logra finalmente cazarle y darle muerte, para liberarse de la maldición y envejecer junto a su pareja de años, a quien accidentalmente también había transformado en licántropa.

            El último capítulo se centraría en la hija de ambos, quien se ve envuelta en las maquinaciones del Supremo Inquisidor de una España distópica...

 

La historia fue pensada para publicarse en “El Libro Siniestro”, cómic dedicado a relatos de terror que publicaba la editorial Toukan-Mango. De hecho llegué a dibujar los lápices del primer capítulo (en el chiquiformato cuadrado impuesto por  “El Libro Vaquero” y “Los Sensacionales De...” que era la norma en aquel entonces), los cuales se perdieron cuando di por terminada mi efímera relación laboral con aquella empresa.

            A decir verdad, el boom de ese tipo de publicaciones no duró mucho más allá de los primeros 2000, colapsando muy poco después de mi salida (sin ninguna relación de una cosa con la otra, sólo estoy estableciendo temporalidades), por lo que es poco probable que se llegaran a utilizar para algo ni los lápices ni el resumen pormenorizado que entregué en aquel entonces.

            Y aunque se hubieran utilizado, es muy probable que tanto la historia como mi trazo hubieran sido profundamente modificados para adecuarlos a los muy particulares gustos del editor, por lo que sería imposible reconocer mi mano y mis ideas en lo que fuera el producto final.

            Curiosamente, de las historias que tengo en el tintero, ésta es una de las que menos cambio sufriría si llegara a retomarla.

 

Mario Stalin Rodríguez

Etiquetas: ,