jueves, enero 18, 2018

Requiem 05 (Lo ¿mejor? de Subcultura)

Este es el segundo post de dos publicados hoy, el otro puede ser leído acá...

Nobleza obliga a reconocer, antes de dar paso a los textos que escribí en 2014 sobre el primer experimento de unos "Premios Subcultura" surgido por "votación popular" de los usuarios de la comunidad, que estos pueden aplicarse sólo a ese primer experimento y que mucho de lo que señalé en ellos fue atendido y entendido tanto por Gurrupurru como por quienes se sumaron a posteriores ediciones de los mismos.
Sigo considerando que el esfuerzo es loable y es menester reconocer que, en todo momento, su actitud fue abierta y sensible a los comentarios, por lo que las posteriores ediciones fueron cada vez más transparentes (aunque no exentas de problemas propios de cualquier experimento que se realice en una comunidad con las características de Subcultura)...

LO ¿MEJOR? DE SUBCULTURA
y otras autocomplacencias

01
Esto va, muy obviamente, sobre el experimento que hizo gurrupu hacia finales del 2013. Experimento loable, pero limitado y, lamentablemente, sobredimensionado casi hasta el absurdo, si bien probablemente, no de manera completamente intencional.
            En su momento, dejé en el hilo correspondiente una versión bastante reducida de mi opinión sobre el ejercicio; básicamente, ilustrativo, limitado (MUY limitado) y, en lo absoluto, representativo ni mucho menos, orientativo.
            Considero menester ampliar mis argumentos sobre el particular, no como mero ejercicio de crítica, sino como parte de los textos sobre la comunidad, porque, sobre todo, el ejercicio me parece sintomático de subcultura.

Lo primero que salta es lo innecesario del ejercicio; si algún usurario potencial quisiera conocer lo “mejor” de subcultura, tendría a su disposición, permanentemente en portada, el ránking. Un algoritmo matemático que promedia tanto los “me gusta” y HYPES (exclusivos de los usuarios registrados), como los comentarios y las visitas de un cómic determinado (que contabilizan independientemente de si son o no de usuarios registrados). Es decir; no una muestra, sino el resultado del total de usuarios y visitas. Como herramienta orientativa (esto le gusta a más gente que esto otro), me parece insuperable.
            Esta limitante (muestra por sobre totalidad), crece al revisar los resultados finales. Salta a la vista lo limitado de la muestra real, porque, vamos, ¿un universo de 64 opiniones en una comunidad que recibe, según palabras de Patroklo, entre 11 y 13,000 visitas diarias?
            Si consideramos que las “votaciones” estuvieron abiertas del 7 al 14 de Diciembre del 2013 (sólo ocho de los 15 días originalmente planteados), tenemos un promedio de menos de 10 participaciones por día, es decir; menos de 0.001% del público potencial del ejercicio (presumiblemente, lectores y usuarios de subcultura)... Ya me dirán qué les dicen si intentan pasar un 0.001% como representativo en cualquier muestra seria.
            Interesa, entonces, saber quiénes son estos usuarios para saber qué tan ilustrativos y de qué son ilustrativos los resultados. Es cierto que la participación, hasta donde sé, era anónima, sin embargo, conocer las identidades de algunos de ellos resulta un ejercicio no demasiado complicado; basta con hacer una lista de la gente que en el hilo, el twitter o los post que gurrupu dedicó al asunto (uno, dos y tres) y en sus propios blogs, snaps o tiras, afirmaron que participarían.
            Ahora compárese la lista obtenida con, por ejemplo, los cómics mencionados en la categoría de “Mejor Cómic en General”... Los puntos de contacto son numerosos. Y lo mismo sucede para otras categorías como “Mejor Dibujo” o “Mejor Personaje”.
            Así vistos, los resultados podrían hablar de un grupo de conocidos que están muy contentos de conocerse y reconocerse entre sí, y nada dirían a quien sea externo a este grupo... “Podrían” y “dirían”, queda escrito, porque el condicional es importante, lo harían si conociéramos los resultados, pero NO es así.

Y de eso, justamente, hablaremos...

02
Vistos sus resultados, el experimento de “lo mejor de subcultura en 2013, según los lectores” resulta ilustrativo, pero limitado... Incluso, aquello que ilustra no es necesariamente lo que pretendía ilustrar.
            Ello tiene que ver mucho con lo reducido del grupo de participantes y, sobre todo, con el sesgo notorio de quiénes fueron los participantes y qué obras votaron. Como queda escrito, un simple cruce entre quienes confesaron votar y las obras enlistadas en categorías como “Mejor Cómic en General” o “Mejor Dibujante” y “Mejor Personaje”, habla mucho más de un grupo que se lee y recomienda entre sí que de un esfuerzo para destacar aquello que, por diversas razones, no tiene la notoriedad de, por ejemplo, los títulos que encabezan el ránking.
            Se ha pretendido explicar esta limitación en función de que quienes participaron serían quienes mayor actividad tienen dentro de la comunidad. Explicación que no parece sustentarse, toda vez que en el propio hilo y en el post depresentación de los resultados, algunos de quienes tienen una participación constante en los foros han confesado que no participaron.
            Vamos, el propio hilo debería darnos alguna pista sobre el nivel de participación de la “comunidad activa en los foros”, dado que sólo alcanza 09 páginas de comentarios y, de éstas, las últimas cuatro son posteriores al cierre de las votaciones. Si hacemos un comparativo con hilos que estuvieron activos en el mismo lapso, como el de Stephen King con sus 18 páginas o el de lasadaptaciones que llegó a las 10 páginas. El de Alan Moore tuvo más de 20, pero como inició algunos días antes y continuó bastante después…
            Aceptando que son hilos de temáticas y naturalezas distintas, el nivel de participación en ellos habla de quiénes son la comunidad “participativa” en los foros de subcultura y la naturaleza de su participación.
            Otro cruce posible es entre quienes participaron en el ejercicio y quienes, sin tener una participación constante ni significativa en los foros, contribuyen activamente a eventos como los ArtJam mensuales, el Big Culo Day , el Mes de las Tetas y Movember, en éste los puntos de divergencias también son numerosos.
            Reconociendo que el listado obtenido por quienes en sus blogs, snaps o tiras, además de en el hilo o los posts de Gurru dijeron que participarían es incompleto (el total no llega, obviamente, a las 64 participaciones) y no exento de errores (por ejemplo, que alguien haya dicho que participaría, pero no lo haya hecho por cualquier razón), es una muestra posible de quienes participaron en el ejercicio y nos habla mucho de los resultados obtenidos.

Aceptando sin conceder la clasificación que se hacía en los comentarios de la parte anterior anterior:
Están los lectores que nada tienen que ver en la comunidad, solo se pasan a leer. Está la Sub-subcultura, que son los que no se sabe quienes son y le dan likes a Megu*, y luego hay un reducido número de usuarios que participan activamente en la comunidad y son visibles. Creo que la encuesta se limitó únicamente a este grupo.

            En el que, de entrada, se reconoce que la encuesta no es representativa, entonces, de los gustos de los “lectores”, sino de un grupo reducido de usuarios y que deja fuera a segmentos muy importantes de la comunidad:
No está visible la "Sub-Subcultura", esa Subcultura de autores más inspirados por mangas genéricos que tienen su público, pero que no participan activamente en el foro, por ejemplo. Ahí ya hay una parte no representada. Una parte que a los que participaron en la encuesta no interesa o desconocen**.

            Y no, como queda apuntado, este reducido grupo no es necesariamente el de quienes “participan activamente en la comunidad y son visibles”, sino otro, con sus puntos de contacto (numerosos, si se quiere), pero cuya naturaleza es bastante distinta.
            Delimitar esta naturaleza es importante para entender los resultados obtenidos y, sobre todo, para entender qué de subcultura reflejan… Y de estos se hablará (ahora sí; verdad de la buena, lo juro por el niñito ROB!!!)…

03
Después de haber delimitado, someramente y, después, a mayor profundidad, quiénes participaron en el ejercicio aquel de “la opinión de algunos usuarios de subcultura sobre algunas obras (las suyas) de subcultura”, toca el tiempo de hablar sobre los resultados del ejercicio.
            No se trata de opinar sobre las obras mencionadas en los “primeros lugares”, en función de si estoy o no de acuerdo con los criterios por los que fueron mencionadas. En parte porque ello sería entrar en los terrenos de mis gustos personales en contraposición de los de quienes participaron en el ejercicio y, por otra parte, porque o no las conozco y, las que sí conozco, ya tenía una opinión formada sobre ellas que, debo reconocerlo, no ha sido modificada por su inclusión en esta limitada lista.
            Es decir; no se espere frases del tipo “no estoy de acuerdo con la inclusión de Hutopo en la categoría de mejor lector, porque sus comentarios siempre me han parecido petulantes y sus críticas poco constructivas” o, simplemente “porque nunca estoy de acuerdo con nada de lo que dice”...
            No, porque mucho más que las obras enlistadas y si me gustan o no, para el propósito de estas líneas, interesa mucho más el cómo se llegó a los resultados y el cómo son presentados, que los resultados en sí...

Al analizar los resultados y el cómo fue planteado el ejercicio, llama la atención que se haya decidido eliminar determinadas categorías de la votación final. Hablo, por supuesto, a partir de un comparativo entre el documento preliminar y el de la presentación de los resultados, pues el formato de votación propiamente, no está ya disponible para su consulta.
            Así, debo partir del supuesto de que las categorías enlistadas en el documento final, son las únicas en las que se podía votar y que ninguna quedó fuera por razones como que no alcanzara un mínimo de participaciones o similares. Supongo tal porque ni en el hilo, ni en el post de presentación ni mucho menos en el documento se refiere que haya ocurrido un caso así.
            Así, sorprende que se hayan colocado las categorías de “Mejor dibujo” y “Mejor color”, pero no las de “Mejor escritor”, “Mejor guión” o “Mejor narrativa”. Me explico, es un poco como si en los Oscares se decidiera premiar “Mejor fotografía” y “Mejores efectos”, pero no “Mejor guión (original o adaptación)” ni “Mejor montaje (edición)”.
            Se podría argumentar que éstas se cubren en las categorías de “Mejor capítulo o historia autoconclusiva”***, “Mejor cómic en general” y hasta “Mejor  cómic nuevo” o “Mejor autor”, pero si se acepta este argumento como válido para las categorías omitidas, también lo es para las de dibujante y color, que sí se incluyeron.
            Independientemente de que Subcultura sea la única comunidad de creadores que conozco en la que “mucho texto, me da flojera; no leo” es considerado un argumento válido, es menester entender que el cómic es un medio complejo que incluye tanto su apartado gráfico como su apartado literario, un medio en el que ambos se combinan para narrar una historia. Un buen dibujo puede ayudar a una historia pésima (Bendis recurre mucho a este truco... Aunque hay otras, como casi todo el Totalmente Nuevo y Totalmente Diferente Universo DC, que ni así se salvan), como una buena historia puede hacer que nos olvidemos de que el dibujante no es precisamente bueno (muchos capítulos de “Irredeemable”, por poner un ejemplo).
            Incluso en el apartado meramente gráfico (aunque el guión también tiene mucho qué ver aquí), puede ser que un dibujante sea excepcionalmente bueno y vistoso, pero incapaz de narrar una historia coherentemente entre una viñeta y otra (por mencionar a alguien, digamos Jae Lee), como puede ser que su estilo de dibujo tire más a lo feo, pero sea capaz de, mediante sus técnicas narrativas, dotar de coherencia incluso a los guiones más confusos (lo que Frank Quitely hizo con los “New X-men” y el “All Star Superman” de Morrison, por ejemplo).
            Pero no; “Mejor dibujante” y “Mejor color” y vamos sobrados, ya está; más nada... Empezamos bien.

También llama la atención la variación de nominados.
            No, no nos referimos a su variedad, esta es más bien limitada y a lo largo de todas las categorías, con algunas excepciones, más o menos las mismas obras ocupan más o menos los mismos lugares, y prácticamente sólo en los listados de “otros nominados” se encuentran obras distintas a las de los participantes.
            Se habla de variación porque el número de nominados en cada categoría varía entre los 32 mencionados en “Mejor autor” a los 61 de “Mejor dibujante”... Y aquí es donde el asunto de la semántica cobra importancia.
            Hace sentido que al buscar un “mejor” algo se busque UNA obra y sólo una. Supondría, entonces, que a la hora de nominar, los participantes habrían elegido una y sólo una obra. En este escenario, la variación entre el número de nominados podría explicarse porque en el mejor de los casos una única obra habría obtenido 64 nominaciones y, en el peor, habría 64 obras distintas con una única nominación.
            Sin embargo, como explicaba en el hilo, no se trata sólo del número de obras nominadas, sino de cuáles aparecen en el texto y cuáles en el apartado de “otros nominados”, porque 64 “votos” por categoría no bastarían para satisfacer ningún criterio que explicara esta distinción.
            Pero no, como se adivina en algunos comentarios en el propio hilo, lo que sucede es que los participantes podían nominar a más de una obra por categoría, sin establecer, de hecho, ninguna restricción sobre cuántas****. Se trata, entonces, no de encontrar el “mejor” algo, sino los “mejores” algo... Pudiendo cada participante, explicar o no por qué considera sus enlistados son buenos, así; como le salga de su ronco pecho, sin prefigurar los criterios a seguir.
            Y lo de los criterios es bastante importante, no porque acuse a los participantes de no seguir ninguno a la hora de nominar, sino porque cada uno parece haber seguido los propios, lo que lleva al absurdo de que, por poner un ejemplo, en la categoría de “Mejor color” se nominara a un cómic en blanco y negro*****.

Obsérvese que hasta el momento sólo hemos hablado de qué preguntas se hicieron y cómo se contestaron, sin tocar más que tangencialmente el asunto de cómo son presentados los resultados... Y es que, como se señaló desde un principio, en realidad no es posible conocer estos resultados.
            No se me malinterprete, creo que se hizo un gran trabajo condensando respuestas tan disimiles como las que permitía la dinámica establecida y, lo reconozco, el documento de presentación, con su redacción fluida y la selección de imágenes ilustrativas, es agradable de leer. El asunto es que, en realidad, no presenta ningún resultado.
            El único dato que se proporciona es que hubo 64 participaciones******, pero aunque en algunas categorías se establece que los primeros nombrados lo son porque obtuvieron el “primer lugar”, en ninguna se explica cuántos votos sobre qué total, fueron necesarios para alcanzar ese “primer lugar”.
            Por no explicar, tampoco se explica cuántas menciones eran necesarias para alcanzar un lugar en el cuerpo del texto... Y eso, presuponiendo que una única mención bastaba para aparecer en el listado de “otros nominados”. Por no hablar de la excepción de la categoría de “Mejor dibujo”, en la que se agrega un tercer listado intermedio de “Más webcómics cuyo dibujo ha llamado la atención”, así, sin explicación alguna.
            Par el caso, habría sido mucho más transparente (y sencillo) presentar una simple hoja de excel en la que se mostraran los nominados a cada categoría en una columna y el número de menciones que obtuvo cada uno en otra... Pero no, por razones sobre las que sólo podría especular, se prefirió un texto en el que se combinan opiniones personales del redactor (y así lo reconoce) con entrecomillados que, presumo, extrae de las participaciones anónimas (porque el anonimato da una increíble validez a la opinión de alguien -que no se sabe quién sea- sobre obras determinadas, ¿no?).

Y es que de opiniones se trata todo... Al contrario de lo que sugiere el documento de presentación, el ejercicio no sirve para retratar ampliamente (vamos, ni siquiera escuetamente) la vida de la comunidad de Subcultura en el 2013, ni mucho menos como “guía para los nuevos lectores”, salvo que éstos estén interesados en conocer la opinión de un bastante reducido número de usuarios sobre un bastante reducido número de obras (las suyas).
            Y, sin embargo, el ejercicio sí sirve para extraer observaciones sobre dinámicas de la comunidad. Dinámicas tan sanas como la endogamia, el sectarismo, la formación de grupúsculos de interés y la omisión intencionada de opiniones contrarias y gustos distintos a aquellos de los del reducido grupo al que los participantes pertenecen... Vamos, incluso el condicionamiento de un “apoyo” a cambio de “gustar” de ciertas cosas.
            Ojo, estas dinámicas no son exclusivas de este grupo ni se sugiere, en ningún momento, que el ejercicio analizado las haya producido o fomentado, pero sí que las refleja.
            No creo ni por un momento que ni el planteamiento original de la idea, ni la participación de quien haya participado, obedecieran conscientemente a estas motivaciones y si las refleja, es porque el ejercicio se realizó en la comunidad en la que se realizó.
            Sugiero, eso sí, que la interpretación del resultado de ejercicios como éste y, sobre todo, su implementación, deben tomar en cuenta las características propias de esta comunidad y evitar, en la medida de lo posible (que no fue el caso), que éstas influyan tan notoriamente en su desarrollo y resultados.
            Reconozco que como conclusión a tan largo análisis, resulta escueta... pero, bueno, eso es porque prefiero que cada quien extraiga las lecciones que prefiera de todo esto (así sea que esa lección sea no volverme a leer por salud mental).

Mario Stalin Rodríguez

*No quiero ser yo quien estropee un bello prejuicio con la realidad, pero haciendo un simple cruce fans se descubrirá que parte importante de esos que “le dan likes a Megu” son, también, quienes tenían a “El Artista y La Musa” y “La Niña del Caos” dentro del top-five del ránking.
**Y mal hacen, porque así descritos, suena que esa parte es lo suficientemente importante como para tener a Ugnis en el 2° puesto del ránking.
***En éste se anexa una pequeña nota: “Valorar un guión en general es complicado, así que hemos valorado la narrativa de capítulos concretos y de historias autoconclusivas”... ¿De verdad? Porque con la variedad de estilos que se abordan, cualquiera diría que valorar un “Mejor dibujante” también tendría sus bemoles y bien que existe la categoría.
Además de que, como se señala más adelante en el texto, la “narrativa” de un cómic es algo que tiene que ver tanto con el guión como con el dibujo.
****Bueno, vale: “Intenta que no sean más de diez o así”.
*****Ojo, esto podría deberse a que, amparado en el anonimato de la participación, alguien haya queridotrolear los resultados nominando absurdos en todas las categorías. No presupongo que esto haya pasado, pero al no haber criterios prefijados ni restricciones de participación, esto habría sido bastante fácil.
******Ojo, desconozco si hubo alguna medida en contra de ello, pero 64 participaciones no implican necesariamente 64 participantes... Y será que soy una pésima persona, pero se me ocurre que por la dinámica de participación establecida, resultaba bastante fácil que una persona pudiera participar más de una vez.

Etiquetas: , , ,

1 Comments:

Blogger Lore Zaharra said...

Yo, lo de los premios no lo seguí, pero eso de que los parcipantes puedan ser menos, porque haya participantes que participan por dos, es una realidad en Subcultura, no te puedes ni imaginar cuantos nombres diferentes te llevaban a la misma página web, autores que se direnciaban en una letra y que tenían las mismas historias, montones y montones de perfiles que no han hecho nada, ni tampoco seguían a nadie , ni han colocado una miserable página. Subcultura es genial pero tiene sus defectillos, como que obras de cómic del año 2014 estén en los primeros 1000 puestos sin haber hecho ni una sola página desde entonces y cómics del 2017 con 30 o 40 páginas, y aparentemente muy buenos por lo menos de dibujo esten situados entre los últimnos 7000 puestos. Lo del Ranking es de cachondeo.

6:11 a.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home