jueves, diciembre 28, 2017

Requiem 03 (El Ránking)

Este es el post 02 de 02 publicados hoy, el otro puede leerse acá.
Si hay una práctica común a casi todos los usuarios de Subcultura, además de, por supuesto, el asunto de los webcómics, ésta parece ser quejarse del ránking.            Los argumentos van desde el “si quieres conocer lo mejor de Subcultura, olvídate del ránking” hasta el “está amañado para beneficiar a ciertos títulos” (los punteros, podemos suponer), pasando por el “su poca movilidad le resta toda eficacia”... Lo curiosos es que, a pesar de todo lo que se despotrica contra éste, otra práctica común es estar MUY pendientes del ránking y, sobre todo, de quiénes se colocan en el TopTen (la parte visible en portada), principalmente, parece ser, para decir por qué no merecerían estar ahí.
            Estas líneas no pretenden, por supuesto, ir en tal sentido, es decir; no pretendo esbozar ningún tipo de evaluación sobre por qué tal o cual título merecería o no estar en una posición privilegiada del ránking. No, de lo que se trata es de ir un poco en contra sentido y romper algunas lanzas en su favor.

EL RÁNKING
debería tocarme arriba más seguido.
Si bien es cierto que sólo los administradores (y creadores) de la página saben a ciencia cierta cómo funciona el ránking (o, al menos, yo no he podido encontrar ninguna parte en el que lo expliquen), también lo es que su comportamiento y aquello a lo que se le da relevancia en Subcultura, nos puede dar una pista al respecto.
            Es de suponer que el ránking funciona con un simple algoritmo matemático que promedia el número de “fans” que tiene un título, la cantidad de páginas subidas, el número de “me gustas” que recibe, las visitas (independientemente de si son o no de usuarios registrados) que recibe, los comentarios (al menos, dan medallas por número de comentarios) y, por supuesto, los HYPES.
            Es de suponerse que no todos los factores tienen la misma preponderancia y que, de hecho, los HYPEs ayudan mucho más que cualquiera de los otros, con la particularidad de que estos caducan (es decir, sólo se toman en cuenta para el promedio durante un determinado lapso).
            Es decir, una ecuación tal que así:
((a+b+c+d+e)+HYPES)/2=X
Siendo X el puntaje a considerar para la posición en el ránking. Obviamente X+1 estará en mejor posición que X y éste aparecerá arriba de X-1. Así visto, la cosa parece sencilla; no lo es.
            Uno de los creadores de la página, Patroklo, dijo hace algún tiempo que el algoritmo del ránking ocupa unas 5 o 6 páginas de códigos que, ojo, no sólo toman en cuenta el posicionamiento de los títulos, sino también cada cuando se actualiza la visualización general (supongo que cada 24 horas) y el indicador de posición que cada quien puede o no poner en su propio título (dadas las divergencias entre ambos números, podemos suponer que éste va en tiempo real), además de la diferenciación entre “originales” y “traducciones”... No, así visto y considerando el número de variables; la cosa no es sencilla.
            Por eso siempre me ha sorprendido un poco que se le considere un “concurso de popularidad” más que un indicador de gustos. Proponiendo que, por tanto, se le puede manipular a base de “engatusar al lector” para que le de click al “me gusta” o al HYPE, reduciéndolo a un asunto de mero marketing (en el que, al parecer, la calidad del producto no tiene absolutamente ninguna relevancia).
            Sorprende porque es un poco hablar sin conocimiento, pero sí con bastantes prejuicios. Ninguno de los tres punteros parece tener este tipo de prácticas; el propio Zeentury en algún momento explicó* que, si bien le gusta experimentar con cosas como el horario de actualización y la regularidad de ésta, nunca ha prometido ninguna recompensa específica por los “me gusta” ni mucho menos, un HYPE que no haya subido después a su galería.
            Por su parte, KaoruOkino suele mantener el mismo HYPE por semanas (a veces hasta por meses) y no suele anunciar su actualización en las tiras, sino en su blog (es decir, se enteran quienes le siguen -408- y no los “fans” de su título -1037-). Vamos, el tercer lugar lleva desde Octubre del año pasado sin actualizar (ni subir un nuevo HYPE, creo) y no tiene visos de que vaya a descender al cuarto lugar en un futuro demasiado próximo.
            Ojo, el marketing, entendido éste como las formas en que promocionas tu trabajo para obtener nuevos y más lectores y, sobre todo, para fidelizarlos, es importante, pero no tanto como suele sugerir.
            No, el asunto parece ser más una cosa de fidelidad de los lectores y de los gustos de estos... Y “gustos” es la palabra clave.
            El ránking no mide popularidades, mide gustos (“esto le gusta a más gente que esto otro”), esa es su función y como tal debe ser abordado. No se le puede pedir que mida la calidad de un título, porque no un algoritmo que midiera algo tan complejo como, por ejemplo, la originalidad y coherencia interna de un guión, no cabría no digamos en 5 ó 6 folios, no cabría ni multiplicándolos por 1,000 (y ya me presentaran al valiente que decide programar una función así).
            El ránking funciona para lo que debe funcionar; mostrar qué le gusta más a más gente que qué otra cosa, independientemente de cualquier otra consideración (incluso de si se lleva mucho tiempo sin actualizar). ¿Puede perfeccionarse? Seguramente sí, porque nada hay en este mundo que no sea modificable, pero funcionar; funciona para lo que debe funcionar... Y despotricar contra éste sólo porque sus resultados no reflejan al cien por ciento nuestros propios gustos, es confundir un poco la gimnasia con la magnesia.
            En resumen, el ránking funciona, puedes usarlo para entender las dinámicas de los gustos del público de Subcultura o para proyectar en él tus propias frustraciones o, como hicieron en su momento FriKitty y Gurrupurru (y por lo cual merecen ser aplaudidos), si no te gusta el ránking, pasas de él y eliminas tu título de éste por el sencillo método de etiquetarlo como “traducción”.
Mario Stalin Rodríguez.
Hutopo.


*Quien, por cierto, respondió al postoriginal y lo hizo de una forma que sería una pena que se perdiera al desaparecer Subcultura.

Etiquetas: , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home