miércoles, marzo 07, 2012

CONSTANCIA


Tal vez empezó una tarde, mientras yo hablaba (algo habitual, lo sé). Tal vez empezó antes, poco o mucho antes. Pero digamos que fue una tarde, mientras yo hablaba, porque quiero contar una historia, no entablar una discusión sobre el tiempo que pasa y la percepción que de él tenemos.
Entonces, acordemos que empezó una tarde, mientras hablaba. Siguió algunas noches, mientras hablábamos... O bueno, nos leíamos... Ya hemos dicho que aquí se trata de seguir una historia, no entablar una discusión semántica.
Así que continúo una mañana en una céntrica calle, frente a un café… Y siguió... Y sigue...

Está bien, lo reconozco; no es cuento que cierre… Y de esto se tratan también estas líneas, de un cuento que no acaba aún; de un presente que se escribe en femenino, con nombre de mujer a siete letras.

Mario Stalin Rodríguez

Etiquetas: ,

4 Comments:

Anonymous Jess said...

Mil gracias por estar, ser y continuar...besitos muchos para ti...sabes que TE QUIERO!!

10:16 p.m.  
Blogger LA CASA ENCENDIDA said...

Me alegro mucho que continue y que seas feliz con ello.
Besicos muchos.

4:26 a.m.  
Blogger kanif said...

Me quedo con el maravilloso brillo del cabello del dibujo.
¡Un abrazo!

9:36 a.m.  
Blogger Driada said...

Ya encontraba yo a faltar al ....... gato

9:44 a.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home