miércoles, marzo 23, 2011

LAMENTO LIBIO


Al momento de escribir estas líneas el baño de sangre continúa en el Norte de África, el patético bufón se aferra a los últimos reductos de su poder mientras vocifera incoherencias contra enemigos reales e inventados.
No hay una forma simplista de ver lo recientemente ocurrido en diversos países árabes en general y en Libia en particular. No hay movimientos insurreccionales de la forma tradicional, aunque la situación bajo el yugo de Kadafi parezca devenir pronto en algo similar.
Hay, sí, un descontento generalizado entre las poblaciones de distintos países por las políticas de dictadorzuelos y hay, también, una conciencia de hacer algo porque la alternativa es lamentable.
Hay un tomar las calles con miedo y decisión, que es la mejor manera de tomar las calles… No un proyecto específico, sino un hartazgo.

Hay, por supuesto, dictadorzuelos sostenidos artificialmente por intereses occidentales que, de pronto, son insostenibles.
Hay un enfrentamiento desigual entre la multitud en las calles y las fuerzas armadas por las mismas potencias extranjeras que hoy les atacan. Hay un baño de sangre lamentable, porque el parto de la historia nunca es sin dolor y porque los tiranos no han aprendido a marchase solos.
Hay, claramente, una intención occidental (llámese OTAN, llámese Estados Unidos, llámese ONU) de que en el mundo árabe todo cambie y continúe igual… Hay la esperanza de que todo cambie.

Toda intervención extrajera en los asuntos internos de un país, incluso la mejor intencionada (y no es el caso), tiene sus filos cortantes. No nos engañemos, la ofensiva aliada contra las tropas mercenarias de Kadafi no tiene por objetivo proteger a los civiles de la sed de sangre del dictador.
Finalmente, son estas mismas potencias extranjeras, encabezadas por Estados Unidos, quienes sostuvieron durante los pasados 42 años a Kadafi, quienes le vendieron las ramas que hoy utiliza para masacrar a su pueblo, quienes le proporcionaron los medios para amasar la fortuna que hoy utiliza para pagar sus mercenarios.
No… No es la intervención de los aliados la marcha de los libertadores. Tanto más, su intención final es deponer al patético dictadorzuelo para establecer un régimen igualmente plegado a las necesidades occidentales.
Y sin embargo, todo aquello que adelante la caída de la bestia debe ser tomado en cuenta a fin de parar la masacre que aún se cierne sobre el pueblo libio.
Es nuestro papel, entonces, exigir que una vez depuesto Kadafi se ponga fin a cualquier ocupación y, sobre todo, que se le permita al pueblo Libio legir el cómo y por quién desean ser gobernados.

Mario Satlin Rodríguez
Marzo de 20011

Y recuerden que pueden segur votando por:
En la casilla de votación...


Mañana nos ponemos menos serios

Etiquetas: , , , ,

2 Comments:

Blogger LA CASA ENCENDIDA said...

No lo has podido decir mejor porque lo has bordado. El pueblo libio necesita ser y vivir como seres humanos que son, ¿pero hasta cuando estos gobeznantes locos?
besicos muchos.

1:03 a.m.  
Blogger my heart is blooding cause i love said...

am am am mi cerebro aun no sale dl trance estoy archivando la informacion pero tngo la firme certeza d q tienes la boca..si la boca llena d razón

5:32 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home