miércoles, junio 16, 2010

MAYAS 1 de 3

Nota: Esto surge de una discución mantenida en el librocara, va un poco para largo pero me parece importante dejar en claro ciertas cosas ante la avalancha de informaciones sesgadas e interpretaciones ingenuas (sino es que claramente estúpidas) que sobre una delas culturas más importantes del pasado indígenas y del presente multicultural de México se cuentan por ahí, haciéndose pasar por opiniones informadas.
Aclaración necesaria; lo anterior no se refiere a mi interlocutor en la discución citada, quien en todo momento se comportó a la altura, aportando argumentos y mostrando respeto.


(Ajuar funerario del rey Pakal, Palenque, Clásico tardío)
Permítaseme forzar la metáfora, en el estudio y difusión de las sociedades mayas, no es tanto que los árboles no nos permitan ver el bosque, sino que se corre el riego de creer que el conocimiento sobre un grupo muy limitado de árboles nos permite conocer el bosque. La historia de los pueblos mayas está marcada por la diversidad y pretender reducir sus procesos y fenómenos a una explicación homogénea es, en el mejor de los casos, ingenuo. En esta lógica, no es posible hablar de procesos generalizados o de fenómenos estándares, sino de una confluencia de factores y una red de interconexiones causales que abarca desde unos cuantos hasta la totalidad de los antiguos pueblos mayas.
Otro punto importante al abordar la historia precolombina de las sociedades mayas, es la pertinencia del plural; no hay uno sino muchos pueblos mayas, no una sino muchas cosmovisiones mayas (distintas entre sí, muchas veces contradictorias y con contados puntos de encuentro), no una sino muchas lenguas mayas (si bien con raíces comunes). Si la diversidad del objeto de estudio es una limitante, mucho más lo es la escasez de fuentes, que puede ser explicada sólo en parte por la conquista española, pero que guarda una muy estrecha relación también con los procesos propios de la historia de los mayas.
Las ciudades fueron abandonadas, las estelas y dinteles destruidos o modificados, los códices quemados y saqueados. De ahí que la historia de los mayas sean el reino del condicional (si esto ocurrió así, podría ser que…).

Un primer vistazo a la zona de influencia maya, que abarca desde la actual Guatemala hasta los estados mexicanos de Chiapas o Tabasco, nos permite apreciar la gran dispersión territorial de estos pueblos. Si bien es cierto que algunas ciudades fueron construidas, reconstruidas, ocupadas y abandonas en diversos periodos históricos y que el poderío de una u otra varía de acuerdo al tiempo del que se trate, también es cierto que estos fenómenos y la propia dispersión territorial nos hablan de una historia milenaria. En términos generales, el llamado pueblo protomaya llegó a esta zona a través de las costas del pacífico hacia finales del segundo milenio antes de Cristo (circa 1300 o 1200 a.C.). Su recorrido los llevó hasta la zona del Peten (actualmente, Guatemala) de donde empezaron a explorar la montaña hasta que, finalmente, poblaron la península de Yucatán. Las primeras ciudades mayas empezaron a fundarse alrededor del 1200 a.C. Conforme el tiempo pasa, la influencia de una u otra ciudad crece y decrece, provocando fuertes enfrentamientos entre las distintas urbes. Esto es importante, contrariamente a lo que llegó a pensarse durante mucho tiempo, los mayas nunca formaron un pueblo homogéneo, sino una colección de ciudades estado en constante conflicto; entender esto nos permite entender a las sociedades mayas.

(Mujer noble, Yaxchilan, Clásico tardío)
Obviamente, no existe un acomodo social único, cada pueblo presentará sus variantes. En una generalización extrema, podemos ubicar en el vértice superior de la pirámide social a los gobernantes supremos de cada metrópolis, bajo ellos se encontraran los gobernantes de las ciudades tributarias y los guerreros de clase alta.
Dos acotaciones son pertinentes, en un ambiente de conflicto constante son los guerreros y no los sacerdotes quienes ostentarán el poder supremo, dejando a la casta clerical en un papel subordinado. Segundo, si bien las sociedades mayas se caracterizan, como buena parte de las culturas precolombinas, por la predominancia de la falocracia, en diversos ciudades las mujeres llegan a tener un papel trascendente en la vida política, un ejemplo de ello son las llamadas reinas de Palenque (siendo la más conocida de ellas, pero no la única, la Reina Roja).
En un tercer escalón podemos ubicar a los guerreros de clase baja y a la mayor parte de los sacerdotes. Bajo ellos estará la casta de comerciantes, éstos últimos jugaron un papel determinante en la historia de los mayas, no sólo como proveedores de diversas mercancías, sino (y sobre todo) como fuentes de información sobre la situación de ciudades aliadas o enemigas.
Ahora bien, todas las capas sociales descritas anteriormente pueden resumirse en un único concepto; el aparato parasitario de la sociedad. Ni nobles, ni guerreros y sacerdotes o comerciantes, producen la riqueza de la que se nutren, ella se debe al trabajo del pueblo. Campesinos, labradores, talladores; el pueblo, sobre sus hombros sostienen la opulencia de las clases altas.
Un último peldaño podría ser agregado, el de los esclavos. Convienen la aclaración, en las sociedades mayas existe la esclavitud, sí, pero no de la forma en que alguien posee a otro y puede, por tanto, negociar con su vida y cuerpo. La esclavitud entre los mayas será un asunto de honor y deuda.
Si un guerrero era capturado durante la batalla, servía como esclavo a su captor, éste no podía vender el honor de haber capturado al guerrero ni, por tanto, venderlo a él. La otra forma de esclavitud era por deuda. Si una familia adeudaba a otra, en vez de entregar riquezas, podía negociar que uno de sus miembros sirviera como esclavo a sus acreedores hasta que la deuda se considerara saldada.
Sobre la división social se volverá más adelante, pues es parte importante del por qué de la decadencia maya. Por el momento algunos otros aspectos de la sociedad y cultura de los pueblos mayas deben ser tomados en cuenta.

Entre los pueblos mayas el valor estético cobra una particular relevancia. No son la única cultura que eleva la belleza a un nivel más allá del meramente simbólico, pero sí uno de los mejores ejemplos de qué tan importante llega a ser la estética per se.
Hay prácticas estéticas comunes a casi todos los pueblos, como son la deformación craneal, los adornos dentales o la escarificación. Los huesos del cráneo no están completamente formados al momento del nacimiento, esto era aprovechado por los mayas; entre la semana y los dos años a la cabeza del infante eran atadas dos piezas de madera y presionadas mediante tiras de cuero a fin de obtener un cráneo alargado (deformación lateral, en la sienes) o achatado (deformación frontal, frente y nuca), de acuerdo a los restos óseos encontrados en la zona maya, es probable que esta práctica fuera común a casi todos los niveles sociales.
Otras prácticas, como el estrabismo estético, eran privativas de las clases acomodadas. A los recién nacidos se les fijaba una pieza de piedra semipreciosa en el nacimiento de la nariz a fin de que crecieran con la mirada estrábica, pues éste era considerado un rasgo de belleza divina.
Sacerdotes y guerreros lucían escarificaciones (cicatrices decorativas). Cortes rectos, circulares o de espiral se practicaban sobre la piel de la cara, pecho y antebrazos, sobre las heridas se untaban lodo para provocar infección y que su cicatrización fuera queloide (resaltada). Si esta práctica tenía una función simbólica o meramente decorativa aún es discutido por los especialistas.
Ahora bien, ¿cómo sabiendo tanto sobre la vida cotidiana y organización de los mayas, desconocemos las razones de su decadencia?... Aquello que sabemos de los mayas, es sólo aquello de lo que los propios mayas dejaron constancia.

Continuará...

Etiquetas: ,

6 Comments:

Blogger Ambrosía said...

Se agradecen estos escritos, no te imaginas cuanto he disfrutado leyéndolos, y los dibujos también me gustan mucho, especialmente el de ajuar funerario del rey pakal ..... por cierto, que hace años tuve un gato al que le llamaba con ese nombre (jeje).
Esperare la nueva entrega de tan apasionante tema ... un besoooo

6:43 p.m.  
Blogger BENHUMEA said...

Je je... a mi me dieron esa explicacion en vivo y a todo color, y fue un guia bien sabio...

Un beso Mario. Excelente explicacion para los que poco o nada sabemos de estas importantes historias.

9:09 p.m.  
Blogger Gabrielle Dupré said...

Necio, que buen relato, te lo digo en serio! Me enriqueció. Te confieso que sé poco de los mayas, muy poco, pero es un tema que me ha quedado pendiente de leer y lo haré, me parece muy interesante. Te digo que como siempre, te documentas perfectamente.

2:46 a.m.  
Blogger Gabrielle Dupré said...

Necio, he dejado ya un comentario en una caricatura tuya, ya lo verás por ahí, es en una entrada donde una fulana gritaba y el chaval se asustó, el escenario? la casa materna. Recuerdas cuál es? jajajaja. Saludos.

3:27 a.m.  
Blogger Nanny Ogg said...

Gracias, Mario, por esta pequeña gran lección de historia. Confieso mi más absoluta ignorancia sobre los mayas (bueno, realmente sobre cualquier cultura precolombina) y hoy, con este texto tuyo, he aprendido muchas cosas (alguna sorprendente como lo del estrabismo estético).

Así que gracias de nuevo por esta lección, y gracias por esos maravillosos dibujos tuyos :)

Besos

10:23 a.m.  
OpenID jordim said...

Esto le hace sentirse a uno muy pequeño, la cultura es inabastable, y la historia..

11:42 a.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home