jueves, mayo 28, 2009

LA SANTA

Mario Stalin Rodríguez


I

La santa observa desde su nicho el ajetreo de los preparativos, los mayordomos traen y llevan arreglos florares. más tarde la vestirán con su túnica de gala, la bordada en oro, y la moverán de su nicho al lugar desde donde puede ver la plaza de la iglesia y los fuegos artificiales. Todos los años la misma rutina.

La santa se aburre, postrada en su nicho, sólo algunos paseos ocasionales; siempre a visitar otros santos igualmente aburridos y templos igual de monótonos que el suyo. La gente está demasiada hundida en su fe para escuchar a la santa; pareciera que todo el mundo se ha vuelto ciego y sordo, ya nadie oye sus suplicas ni ve sus labios moverse.

Sólo la atosigan con constantes quejas y peticiones; "Que mi marido me abandona", "Ahora sí dejo la bebida, madrecita", "Un solo favor patroncita"... "Patrocita tu abuela y madre la que te parió, que yo no tengo hijos idiotas" grita la santa, pero ya nadie la oye, ni el párroco que a veces viene a oficiar un misa insípida, ni los mayordomos que traen y llevan arreglos florares, "pero quién chingados les dijo que me gustan las flores, con lo alérgica que soy".

La santa entorna los ojos y los ve. “Sí, es a ustedes, muchachos no demasiado viejos, no demasiado guapos, pero sí caras nuevas; nunca los había visto por aquí ¿Por qué no entran y la saluda? Será timidez”.


II

Los ojos voltean de nuevo a las puertas del templo, desde ahí se ve su amada, ya no las muchachas que los atosigan en sueños (pues no hay una que en su sano juicio a ustedes se acerque), sino ella, de belleza eterna y reverenciada. Si tan solo se atrevieran a entrar.

Pero no, demasiada gente deambula por el atrio de la capilla, ¿Por qué no se van y los dejan solos con ella? ¿Por qué no se ocupan de sus asuntos? Sólo ustedes pueden atender las necesidades de su amada y obligarla, por fin, a elegir de entre ustedes al dueño de sus abrazos.

Pero no, la gente sigue poniendo esas horribles flores en su lugar (¿acaso no escuchan sus sonoros estornudos?). No pueden hacer otra cosa que seguir dando vueltas, esperando a que la iglesia quede vacía para hablar, por vez primera, con su amada.


III

Violar la cerradura por la noche es fácil, nada que antes no hayan hecho. Adentro los espera su amada, con sus labios carmín y sus ojos verdes.

La santa los ve entrar; "Vaya pero pareciera que me tenían miedo". Su paso vacilante la desespera así que decide tomar un poco la iniciativa y acercarse.

Pero sus pies no están acostumbrados a caminar, demasiado tiempo ha estado en su altar y sus paso son torpes. Tira arreglos florales y sirios y las altas paredes del recinto magnifican los ruidos hasta volverlos caóticos.

Los pobladores, alertados por el estruendo, entran para encontrarlos, asustados, tendidos en el piso y a la santa en un lugar que no les corresponde. Pronto todo se vuelve confuso, los arrebatan de su lado y los llevan afuera; la santa no comprende todo lo que sucede, grita para que los dejen en paz... Nadie la escucha.

Etiquetas: ,

15 Comments:

Blogger Dark Phoenix said...

Pobre, pobre Santa... rodeada de hipocresía y fariseísmo, de cosas que no la pueden hacer feliz... y alejada de quienes en verdad la aman...

Sinceramente, precioso...

Muchos besos, carinyet!

8:13 a.m.  
Blogger DRIADA said...

Una buena dosis de imaginación ¡Me ha sentado de maravilla!.
Cuantas cosas nos podrían contar esos santos, algunos tan cargados de aburrimiento.
Una historia muy original
Un abrazo

11:01 a.m.  
OpenID jordim said...

muy bien, sigo leyendo por aquí, es inspirador..

7:16 p.m.  
Blogger mariapahn said...

Pues este me ha encantado ¡fijate! Ya echaba de menos relatos así, originales y bien narrados.

Me imaginé a la santa y me creó una sensación tan de impotencia... supongo que escuchamos poco, vemos poco y sentimos menos ¡así nos va!

Muchos besitos

10:19 a.m.  
Blogger LA CASA ENCENDIDA said...

y es que nos sorprende tanto lo que no nos parece normal...
Un relato muy bonito Mario, te sienta muy bien el amor, eh!!!
Besicos muchos guapo.

3:04 p.m.  
Blogger Necio Hutopo said...

Y bueno, creo que son más que los que contesté la semana pasada...

Darkie. TE EXTRAÑO CARINYETDriada. Pues mucho me temo que la mayoría de esos santos deben pasarsela discutiendo entre ellos sobre quién trae la vestimenta más elaborada.

Jordim. Muchas gracias, rebienvenido, que creo que la vez pasada no te saludé.

María. Si echabas de menos relatos así es que llevabas algun tiempo sin venir....

Nani. Pues sí, la verdad es que el amor me sienta bien... Lo que nome sienta tan bien es extrañarla tanto.

3:32 a.m.  
Blogger Ironías de la vida. Mª Jesús Lamora said...

El don de la escritura, el de la palabra y el de la imaginación.
Es un placer leerte.

3:55 a.m.  
Blogger Duquesa de Katmandu said...

Los misterios de la santidad... y de los impuros casi que se tocan.

beso,

7:33 a.m.  
Blogger Ardilla... said...

Esa gente se vuelve ciega y sorda pero jamás muda.

Es algo que no entiendo.

Me gustó.

6:02 p.m.  
Blogger El Jardinero del Kaos said...

Muy bueno.
por ser sanros no creo que usen un lenguaje muy diferente al nuestro, ademas ¿que es un santo? solo un ser humano trabajando para la multinacional mas grande, investido por tener supuestos dones misticos...

10:01 p.m.  
Blogger mario said...

Pues yo lo leí, lo saboree, lo releí y lo disfrute.

Muy lindo tocayo.

9:33 a.m.  
Blogger Nanny Ogg said...

Ay, pobre santa. Si no me extraña que se aburra, siempre la misma cantinela, siempre agobiándola con pedidos, siempre ahí arriba sin poder moverse...

Me ha encantado :)

Besos

12:57 p.m.  
Blogger 方大同Stanley said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

5:26 a.m.  
Blogger 蔡健雅Tata said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

6:51 p.m.  
Blogger 日月神教-任我行 said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

12:39 a.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home