jueves, abril 02, 2009

Apuntes sobre periodismo 02

Sí, lo sé... Otro de esos megaposts que nadie comenta...

DESCRIBIENDO

Mario Stalin Rodríguez


Intro

¿Qué es descripción? Uno describe tantas cosas; la misma palabra merece ser descrita y puede uno describir la descripción. Lo anterior, además de frase efectista, pretende dejar en claro la duda, no despejarla.

Describimos las calles que transitamos y las que inventamos, las personas que conocemos y las que ignoramos, incluso las voces jamás escuchadas son descritas. Describimos su forma física y sus destellos metafóricos. Tantas cosas describimos y tantas formas hay de hacerlo que cualquier definición encontraría forzosamente su contradicción.


I

Existen diversas formas de descripción y el tratar de englobarlas en categorías estrictas y de límites fijos, sería tarea poco menos que titánica. Para efectos prácticos diremos que existen dos clases de descripción; la literaria y la periodística.

Nuestras categorías, claro está, no son del todo definidas y la una inunda a la otra en la misma medida en que es invadida por ella. Encontramos ejemplos de descripción periodística en las novelas y descripciones que son ejemplos de literatura en notas olvidadas en la página 34 de un periódico.


II

La descripción literaria es la más difícil de explicar, la que más libertad ejerce y reclama. La literatura describe personas y paisajes, reales o imaginarios. Un ejemplo de descripción literaria es:

Imagina, amada mía, imagina los que implica tu cuerpo (bello cuerpo). Para retratar el aura de felicidad que te rodea debería usar colores no inventados aún. Para explicar ese mismo halo, debería recordar que a tus senos firmes les reservo los besos del amante fogoso y a tu entrepierna las caricias de manos temerosas pero alegres.

Del anterior ejemplo podemos deducir que la descripción literaria emplea no solo los rasgos físicos de lo que describe, también usa elementos meramente subjetivos, sentimientos y pensamientos, del autor o del objeto descrito, adivina por la descripción su historia.

Si lo anterior parece complicado, la cosa no se pone más sencilla conforme avanzamos. Permítaseme usar la descripción que de Kid Azteca (boxeador mexicano) hace Cortázar en la Vuelta al Día en Ochenta Mundos:

"Un boxeador que conocí en Buenos Aires hacia los años cuarenta y que frente al caos santefecino del adversario de esa noche armaba una ausencia perfecta a base de imperceptibles esquives, dibujando una lección de huecos donde iban a deshilacharse patéticas andanadas de ocho onzas"

El autor de Rayuela no platica la morfología del boxeador, nos los explica por su forma de luchar, y aún así una imagen del púgil nos viene a la mente.

Pero hasta el momento hemos hablado sólo de las descripciones de personas. Para los lugares me permito tomar por ejemplo a Italo Calvino, de Las Ciudades Invisibles:

"De la ciudad de Dorotea se puede hablar de dos maneras: decir que cuatro torres de aluminio se levantan en sus murallas flanqueando siete puertas de puente levadizo de resorte que franquea el foso cuyas aguas alimentan cuatro verdes canales que atraviesan la ciudad y la dividen en nueve barrios, cada uno de trescientas casa y setecientas chimeneas; y teniendo en cuenta que las muchachas casaderas de cada barrio se casan con jóvenes de otros barrios y sus familias intercambian las mercancías de la que cada una tiene la exclusividad; bergamotas, huevas de esturión, astrolabios, amatista, hacer cálculos a base de estos datos hasta saber todo lo que se quiera de la ciudad en el pasado el presente el futuro; o bien decir como el camellero que allí me condujo: Llegué en la primera juventud, una mañana, mucha gente iba rápida por las calles rumbo al mercado, las mujeres tenían hermosos dientes y miraban derecho a los ojos, tres soldados tocaban el clarín en una tarima, todo alrededor giraban ruedas y ondulaban carteles de colores. Hasta entonces yo sólo había conocido el desierto y las rutas de las caravanas. Aquella mañana en Dorotea sentí que no había bien que no pudiera esperar de la vida. En los años siguientes mis ojos volvieron a contemplar las extensiones del desierto y las rutas de las caravanas; pero ahora sé que éste es sólo uno de los tantos caminos que se me abrían aquella mañana en Dorotea"

Así pues, la descripción literaria también es metáfora; inferimos de ella mucho más de lo que sus palabras nos dicen.

Pero no sólo se describen personas y paisajes, también situaciones; tomo de nuevo los párrafos de Las Ciudades Invisibles, de Calvino, para ejemplificar:

"Recién llegado y buen conocedor de las lenguas del levante, Marco Polo no podía expresarse sino extrayendo objetos de sus maletas: tambores, pescado salado, collares de dientes de facocero, y señalándolos con gestos, saltos, gritos de maravilla o de horror, o imitando el aullido del chacal y el grito del búho"

La descripción que Calvino hace de la comunicación entre Marco Polo y el Monarca es magistral y también todo un tratado sobre el lenguaje.

En resumen; la literatura no usa la descripción para el sólo ubicarnos en un lugar y tiempo o para comentar como físicamente es un persona u objeto, la emplea como metáfora y como medio de reflexión.


II

La descripción periodística, que bien podríamos llamar meramente objetiva, tiene el sentido de apegarse lo más posible al objeto descrito, sea éste una persona, un animal, una calle, una situación o cualquier otro etcétera; sin adjetivar y pretendiendo dejar de lado las interpretaciones subjetivas.

Los ejemplos de esta categoría abundan y, sin embargo, no son tantos como podríamos imaginar, ya que la literatura también se mete en los diarios y las noticias; retomo aquí fragmentos de la nota que sobre un concierto de Raphael, en el centro de espectáculos El Patio, hace Carlos Mosiváis en Días de Guardar:

"Como todo fenómeno de los sesentas, Raphael es su valor intrínseco y su vocación y su leyenda y su gacetilla de prensa y su equipo promocional"

Hay en estos cortos renglones juicios morales, no solo la descripción objetiva.

Otro asunto es cuando en la descripción objetiva omitimos intencionalmente datos que contradicen la imagen que queremos dar; describir un contingente en una marcha sólo por sus miembros más violentos, ignorar las marcas de golpes en el cadáver del presunto secuestrador y el etcétera crece hasta el infinito. Los ejemplos abundan, para qué perder el tiempo con ellos.

Etiquetas: , ,

10 Comments:

Blogger DRIADA said...

:) Pues yo vengo a verte como acostumbro y leo linea si linea no. Vaya que no me entero. De lo que si me entero es de lo que "escribes" en tu dibujo, como para no enterarse.
Bien, bonito.

9:55 a.m.  
Blogger Nanny Ogg said...

Cachis, Driada me ha robado el comentario :D Yo iba a decir exactamente lo mismo, a saber, que puede que del post me entere de algo aquí y algo allá, y puede que no sepa qué comentar. Sin embargo, de ese dibujo... ah, ese dibujo es un tema aparte :D

Besos

10:43 a.m.  
Blogger Dark Phoenix said...

Pues a estas horas no es que esté yo muy lúcida, porque tengo un sueño que me muero, pero tenía ganas de leerlo de un tirón y comentar algo...

Me ha gustado la diferenciación entre estos dos tipos de descripción. Sí que es verdad que la descripción literaria es difícil de definir, puesto que con cada persona podría hacerse una definición distinta sobre un mismo hecho, persona,lugar o cosa. Es importante el alto grado de subjetividad que suelen contener estas descripciones, pues suelen crearse para apelar al lector, por lo que la tarea requiere necesariamente el uso de un léxico específico y una serie de figuras retóricas que forman parte del género, así como la expresión de sentimientos y vínculos mediante la misma descripción.

Respecto a la descripción objetiva o periodística, su finalidad es totalmente diferente de la anterior, por lo que eso debería marcar de una manera determinante sus características y su uso.

Y el dibujo es sinceramente maravilloso!!!

5:51 p.m.  
Blogger mariapahn said...

Ufffffffff pues ando yo bastante espesa estas semanas y como que tengo que volver a leerlo para sacar mas meollo al asunto; no obstante, viniendo de ti es interesante; así que... ¡manos a la obra y a leer de nuevo!
Besos guapo!!!

10:32 a.m.  
Blogger El Jardinero del Kaos said...

hombre eso de que la gente no lee los post largos es mas que un hecho, pero de todos modos quien quiere que la gente comente algo que no se ha leido.

aprendí bastante con este post, valio la pena la doble leida, y es todo aplicable a lo que hago.
estoy buscanso algun libro de Monsivais, pero en Buenos Aires esto es una tarea titanica, ya me cansé de que los libreros me miren con cara de: ¿De que mierda estas hablando?

un saludo y siga con los appuntes de periodismo que un servidor los lee.

11:10 a.m.  
Blogger Necio Hutopo said...

No lo dije yo?

CInco comentarios...

Driada. Pues leer línea sí y l´ñinea no creo que es una manera de leer muy rápido, aunque creo que así, efectivamente, de mucho no te enteras.

Nanny. El dsibujo... Bueno, sí, el dibujo es tema aparte...

Darkie. Y, sin embargo, creo que una buena conclusión es que la descripción periodística no debería ser, también, aburrida...

María. Espero que la segunda lectura no te haya provocado dolor de cabeza.

Jardinero. mmm... Pues díagame qué libro busca y a dónde mandarlo y podemos negociar...

Vale... Que a poco me ha sabido.

3:11 a.m.  
Blogger La princesa sin castillo said...

(SIC) HOLA!¡ ora si me sosprendistes con tu habilidá gráfica esta bien padrísimo el dibujo

XOXO

7:04 p.m.  
Blogger Cidronela said...

Pues llego tarde esta semana: la verdad es que no había tenido tiempo de sentarme a leer con cuidado y quería hacerlo para que no se queje de que nadie quiere leer sus posts kilométricos! jeje.
Lo malo es que ahora sí a lo mejor pierdo su favor, señor Hutopo, porque no me gustó mucho el texto. Vaya, que mal escrito no está, pero no comprendí cual era el objetivo más allá de hacer una "descripcion" de la descripción; propósito que es válido, pero más pertinente en un cuaderno de apuntes que en un blog en el que a los lectores se nos tiene acostumbrados a cosas más densas, menos simples(ayay, discúlpeme el término, por fa y note que la crítica surge de y vuelve a un halago!)
Dicho eso, me gustó que usara a gran Cortázar como ejemplo; es uno de mis favoritos. No obstante, el primer ejemplo que cita no me parece el más adecuado. No menciona usted al autor, pero debo decir que éste se enfocó tanto a la expresión de un sentimiento, que descuidó la forma (valga la reerencia a esa divison tan maniada de los formalistas), y esto tuvo como resultado un fragmento viseral que no es el mejor ejemplo para ilustrar lo que es la descripción en la literatura, y lo que la separa de la que hace una persona cualquiera en una carta de enamorado.
Pues híjoles, ahora sí ya dije lo que pensaba y ojalá no se me enoje mi fiel y casi único lector, que mis criticas no intentan ofender sino enriquecer el trabajo de alguien que tiene mucho que dar.
No se me ofenda por fiiis!! jaja
Un abrazo.

11:33 p.m.  
Blogger Ironías de la vida. Mª Jesús Lamora said...

Ahí queda eso. Me recuerda tiempos pasados de estudiante.

5:14 a.m.  
Blogger Noche said...

T_T....

Güe...

Que te puedo decir...no es que no pueda leerlo, entenderlo y digerirlo..pero es que ya sabes que yo soy mas como soy puesss...

El dibujo dice mas que cualquier cantidad de palabras..

Un Abrazote

8:36 a.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home