miércoles, marzo 11, 2009

INTERCONEXIONES

Nota de advetencia:
Va para largo... mejor tomen asiento.

sobre la globalización y sus entornos


"La bestia que gritó SOY en mitad de la creación"

NeonGenesis Evangelion; Cap. 26


A todo esto, Marx tenía razón; a todo cambio en las herramientas de producción, le corresponde un cambio en las relaciones de producción y en la superestructura ideológica que las justifica. Lo anterior fue válido en el cambio del feudalismo al capitalismo industrial, y lo es en el cambio de éste a la aún incipiente y no del todo consolidada sociedad de la información.

No se trata, por supuesto, de vanalizar el fenómeno histórico pretendiendo un proceso lineal y meramente unidireccional, es decir; no se trata de hablar de olas numeradas que sustituyen, por mera secuencia matemática, a la anterior. No, los fenómenos sociales son, de sí, mucho más complejos que la mera apreciación superficial de sus síntomas.

Todo cambio social implica el enfrentamiento entre un sistema imperante y sus alternativas. La redacción es correcta; queda escrito, sus alternativas en plural. Porque los procesos se inscriben en el surgimiento y caída de órdenes sociales emergentes; el cómo se logra la sustitución de hegemónico es asunto a tratar en otros párrafos.

Basta decir que el proceso es de suyo largo y complejo; no se trata de una ola que se retira y la llegada inminente de otra, única opción. Sino del enfrentamiento entre un sistema imperante y varios emergentes, el resultado final será no el triunfo de uno sobre los otros, sino la síntesis necesaria de todos ellos. Si uno de ellos se yergue como dominante es resultado lógico, como sea; su manifestación final no será, ni de cerca, la misma que con la que originalmente fue planteado.

Todo lo anterior es válido para cualquier orden social imperante en el pasado, presente o futuro del orbe; llámese a éste esclavismo, feudalismo, capitalismo o neoliberalismo. Llámese a su resultante sociedad industrial o sociedad de la información.


Visiones del futuro I: El jardín de los cariñositos

La tecnología no hará libres, felices y conectados; un pastor de Uganda tendrá el mismo acceso a la información que un industrial europeo a través de los mismo medios. El propósito último de la tecnología es, en esta lógica, el dotar de igualdad a todos los pobladores de la Tierra, independientemente de si esta idea tiene o no proyección en la realidad. La tecnología existe, por tanto la opción es válida y la realidad es secundaria.


Queda escrito; a todo esto, Marx tenía razón: todo orden social implica la relación (casi siempre conflictiva, aunque el concepto de conflicto deba entenderse en su sentido más amplio) entre una clase hegemónica (que no dominante) y el resto. Es decir; entre los incluidos y sus excluidos.

Esto no implica, bajo ningún esquema medianamente realista, la simplificación de la sociedad a un blanco y negro totalizadores. Existe de sí una amplia gama de gradiantes en esta relación y es por ello, precisamente, que la clase hegemónica no puede ejercer un dominio total sobre todos los procesos que el sistema implica.

Por el contrario, la clase hegemónica se ve obligada a ofrecer concesiones a clases subalternas y modificaciones no sustanciales al orden, a fin mantener la pirámide social imperante. Es justo en estas modificaciones y concesiones donde los cambios a las relaciones sociales empiezan a gestarse.

La tecnología ayuda, por supuesto, a estos cambios. Así como la llegada de la máquina de vapor permitió el ascenso de la burguesía a los escaños de poder y, en última instancia, la creación de nuevos cotos de poder; la llegada de las redes informáticas y la posibilidad de un flujo de información mucho más dinámico, ha permitido el surgimiento y empoderamiento de nuevos grupos de presión y, en última instancia, de poder.

El poder al que se hace mención es, por supuesto, económico. En un mundo donde cada vez más el dinero es un concepto de bits; quien maneje y controle el flujo de estos a través de las redes informáticas tendrá, a no dudarlo, la capacidad de influir sobre los aspectos más materiales de la vida diaria de los individuos y las naciones.


Visiones del futuro II: La homogenización como destino

Las nuevas tecnologías han permitido un único fenómeno, la unificación de los marcos de referencia. La posibilidad de trasmisión global de los mensajes y su origen único no tienen otro resultado que la estandarización humana. Sin importar el grado educativo de los sujetos, ni la fortaleza o debilidad de los rasgos identitarios de cada cultura, al fina; una única visión del mundo se impone.


Queda escrito; a todo esto, Marx tenía razón: a todo orden social (imperante o emergente) le corresponde una superestructura ideológica que le sustenta y justifica. Este sustento ideológico genera su propio discurso, su propia lógica y maneja para sus fines el lenguaje; impone sus propios términos y conceptos, dota a éstos de un sentido único.

Por supuesto, este discurso cuenta con sus instituciones de transmisión enquistadas en el aparato del sistema al que pertenecen; llámense éstas iglesia o medios de comunicación masiva, incluso meros distractores. En última instancia, todas las formas de discurso reproducen la simbología del orden imperante.

La tecnología ayuda a este proceso, de ello no quepa duda; las nuevas formas de trasmisión y fijación de los mensajes son utilizadas por las instituciones del sistema hegemónico para reproducir sus discursos y conceptos, nunca para discutirlos.

Ello es cierto trátese de la Internet o de la televisión; CNN o Fox no permiten la discusión, en cualquier medio, en cualquier plataforma, hay sólo una opción, existe una única visión de la realidad. Así la actuación del lenguaje se adapte a los mercados locales, el fondo sigue siendo el mismo.


Visiones del futuro III: El caos

La marejada de información no produce sino inmovilismo. Saturados de información los sujetos no saben cómo procesarla ni como relacionar las distintas fuentes. Al final, la marejada de información no produce otra cosa que inmovilidad por saturación.


Queda escrito; a todo esto, Marx tenía razón: todo sistema lleva su contradicción implícita en sus procesos. Porque es cierto que las nuevas tecnologías permiten la difusión más eficiente del poder económico y la transmisión de sus mensajes a un mayor número de personas.

Pero también es cierto que estos mensajes son entendidos y apropiados de distintas maneras dependiendo del contexto del receptor. Como también es cierto que, paralelo al proceso de globalización de los referentes, un fenómeno de resistencia identitaria se gesta.

Así su manifestación más notoria sea el determinismo y la intransigencia religiosa, aunque, cabe la aclaración, no son estas las únicas manifestaciones del fenómenos, ni mucho menos las mayoritarias.

También es cierto que, por los mismos caminos a través de los cuales se difunde el discurso del poder; otros discursos, otras opciones, otros poderes se manifiestan.

Queda escrito, los procesos históricos no deben entenderse como la confrontación entre dos únicas opciones; sino como el resultado sintético del conflicto entre diversos sistemas emergentes y un hegemónico.

En la actualidad el sistema hegemónico es el de la sociedad industrial y uno de los emergentes es el orden económico de la economía globalizada. Sí, pero no son las únicas opciones.

Otras visiones y sistemas se manifiestan, diferentes entre sí, no pocas veces contradictorias; pero con la mirada todas en otro mundo posible.

Todo sistema lleva de sí su contradicción, queda escrito, y en los callejones de la red informática creada por el novopoder global, los distintos empiezan a encontrarse y a sumarse en sus diferencias.

Los procesos históricos son largos y el resultado de la suma de los distintos tardará en llegar, pero ya lo dijo hasta Mao (y quien no Ama a Mao no sabe vivir); aún el viaje de mil kilómetros empieza con el primer paso.


Visiones del futuro IV: El coro de Babel

Otro mundo es posible y el parto del mañana depende de la suma de los distintos. La tecnología es, finalmente, una herramienta; no es de sí instrumento del poder ni dadora de bienestar por su sola existencia, no es tampoco caja de Pandora o proveedora del caos; estos son a penas algunos de sus usos. Porque otro uso debemos darle y es éste el encuentro de los distintos.


Queda escrito; a todo esto, Marx tenía razón: un fantasma recorre el mundo. Pero no es éste el fantasma del socialismo ni del utópico comunismo de Engels, sino de algo nuevo y aún del todo definido y es aquí donde entra la tarea de los medios.

La tecnología cambia los medios, a no dudarlo, pero la inmediatez de la información no exime a los comunicadores de la responsabilidad del análisis.

El papel de los periodistas no es únicamente el retrato y la descripción de la realidad, éste es a penas el primer paso. Otro papel más importante es el análisis de la misma, entendida como un sistema complejo de relaciones.

En la medida en que vayamos entendiendo los mecanismos del sistema, es la justa medida en que podemos y debemos empezar a cambiarlo.


Mario Stalin Rodríguez

P.D.
Puedes apostarlo... Yo te encontré, mi distinta y el mundo es mejor desde entonces.

Etiquetas: , ,

14 Comments:

Blogger El Jardinero del Kaos said...

PRI...

vaya profeta en que te has convertido...

El jardin de los cariñositos!!! curiosa vision,

Aunque no soy optimista me gustaria que la cuarta vision sea el futuro.

Marx tenia razon!!!

1:43 p.m.  
Blogger El Jardinero del Kaos said...

PRI...

vaya profeta en que te has convertido...

El jardin de los cariñositos!!! curiosa vision,

Aunque no soy optimista me gustaria que la cuarta vision sea el futuro.

Marx tenia razon!!!

1:43 p.m.  
Blogger Dark Phoenix said...

¿A que te acuerdas de la "Nebulosa espiral genésica" del año pasado? Pues era justo para la asignatura "Sociedad de la información"... acabo de tener un Dejà Vu!!!

Y dime, carinyet... a que el próximo trabajo super tocho que tenga que hacer con ensayos filosóficos tú me vas a colaborar?? ;-)

4:45 p.m.  
Anonymous Anónimo said...

.... Vaya lección que nos has dado hoy!... me has dejado boquiabierta y sin palabras con esta estrada tan filosófica y me gusta sentirte tan optimista.
Por lo demás me he puesto al día... ayssss siento no poder entrar tanto como desearía... pero me falta el tiempo hasta pa respirar ...aunque no te olvido ... que conste!...
Un besazoooo...de Ambrosía
P.D. ... este trasto no me deja identificarme ...grrrrrrr.....

12:45 p.m.  
Blogger DRIADA said...

Siempre que te leo lo hago sentada. Pero esta vez como he leido tu advertencia he buscado el tiempo porque me ha costado seguirte te lo confieso. Poca opinión tengo ya sobre el tema.

2:35 p.m.  
Blogger Cidronela said...

Pues bueno, que más leo y menos siento que esto sea perder el tiempo.
Me encanta la anáfora, no tan evidente por la distancia entre una y otra repetición, pero aún así efectiva.
Trataré de enriquecer con una recomendación, aunque me huele a que, igual que la canción Mezosa, ya la conoce: En el mundo de la literatura existe el concepto de los sistemas literarios en principio sugerido por los formalistas rusos. Sobre es un israelí llamado Ithamar Eve-Zohar construye otra que se llama "del Polisistema". Cierto, hablamos de literatura, pero vaya que resuenan las ideas de aquellos cuando leo lo suyo... en realidad no es de extrañar.
Y bueno creo que a todos nos fascina el encentro entre los distintos, aunque yo dudo que sea cosa del futuro...más bien pienso que ese ha sido el objetivo desde siempre, y se ha logrado de distintas formas en distintos tiempos.
Bueno, no más rollo! gracias por el comentario en mi humilde lugar y ojalá siga visitándolo.

4:17 p.m.  
Blogger Necio Hutopo said...

Vaya... Pues resulta que publicar parrafadas largas auyenta a los comentadores... EN fin, que hemos sobre pasado (otra vez) las 20,000 visitas... A ver a cuñantas llegamos antes de que este contador pete igual que el otro...

Jardinero. Cierto, Marx (Groucho) tenía razón.

jardinero (bis). Ídem

Darkie. Lo sabes, mi vida, estoy más que dispuesto a ayudarte en cualquier trabajo que te dejen... Vamos, si me dejas, hasta te los escribo yo.

Ambrosia en el anonimáto. EL Cap. Haloscan es que luego tiene sus días bobos...

Driada. Espero, al menos, que sentarte para leerme te haya servido para descansar..: por cierto, tu puedes comentar cuando quieras acá... Incluso si es en una entrada de 2007.

Cidronela. Visitaré su lugar cada que se pueda y me deje... Y del encuentro de los distintos... Pues tal vez sí, tal vez siempre fue el objetivo... Y es por eso que sigue siendo también el futuro, no?

3:48 a.m.  
Blogger Duquesa de Katmandu said...

Es bueno encontrarse con los distintos. Es una experiencia enriquecedora.
Siempre se aprende algo de ello. Ojalá y nos bastara (para los privilegiados no hegemónicos que todavía accedemos a ella) la tecnología informática para encontrar-nos.

beso,

5:06 a.m.  
Blogger Mau Torres said...

Señor don Mario:

Tiene usted toda la razón: mi mala educación ora sí llegó al extremo de no felicitarlo a tiempo por el cumpleaños de su blog.

Por eso me disculpo y, a la vez, le agradezco su siempre fundamentada crítica y le aseguro que lo seguiré leyendo y comentando... y también prometo hacerlo con mucho mayor rapidez, jeje.

Por lo pronto lo dejo. Seguimos en contacto.

Un fuerte abrazo:

Mau

9:50 p.m.  
Blogger Zafferano said...

Hola precioso! Pero si pareces un libro abierto! Aunque no me he enterado de la mitad... Así que me da que me lo voy a leer otra vez, a ver si es verdad que quedó escrito.

Un besote muy muy grande!

12:45 p.m.  
Blogger Noche said...

Güeno!!!!!...nu tengo mucho que decir...lamento no haber podido seguir la lineación del texto...pero es que ando muy muy distraida, en algún momento lo releo y hago una opinión sensata del tratado :)

Por lo pronto decirte que ya ando por aquí...que mis actualizaciones han estado un poco distanciadas y bueno porque me ha tocado vivir la vida "real" como es debido..y no es que no lo haga, pero estos días me ha quitado mas tiempo del que estaba acostumbrada..

Ahh! por cierto, te dediqué unas lineas en el lateral de mi blog, a proposito de mostrar orgullosa la imagen de tu entrada aniversario.

Saludos Nocturnos, Hutopo

11:34 a.m.  
Blogger Nanny Ogg said...

No, no, el tocho no ahuyenta a los comentaristas, lo que los ahuyenta es no saber qué comentar ante tanta sapiencia y lo digo totalmente en serio. Yo prefiero leer y aprender algo :)

Besos

12:53 p.m.  
Blogger Ironías de la vida. Mª Jesús Lamora said...

Imposible. Sorry.

1:41 p.m.  
Blogger Ironías de la vida. Mª Jesús Lamora said...

Pero interesante el cuestionario y las contestaciones de la entrada anterior.
Qué se le va a hacer.

1:42 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home