viernes, agosto 11, 2006

Y estos son los que apoyan a Calderón

Los manifestantes capturan a 4 presuntos policías, responsables del ataque armado
Disparan contra marcha del magisterio en Oaxaca; un muerto

El gobernador Ulises Ruiz se deslinda de la agresión y ordena las indagatorias

OCTAVIO VELEZ ASCENCIO CORRESPONSAL

Oaxaca, Oax., 10 de agosto. Una marcha pacífica del movimiento magisterial y popular celebrada esta tarde, en la que participaban unas 20 mil personas, fue atacada por presuntos policías. En la agresión salió lesionado de un impacto de bala en el tórax al mecánico José Pérez Colmenares -quien acompañaba a su esposa, una profesora Florina Jiménez-, y que más tarde falleció en el quirófano del hospital Clínica Santa María, ubicado a unos metros del lugar, cuando era atendido. También resultaron heridas otras dos personas, una de ellas maestra, que fueron trasladadas a un hospital.

Presuntos policías agredieron alrededor de las 19:15 a la parte media de la movilización, a su paso por la casa marcada con el número 130 de la calle Niños Héroes, del barrio Ex Marquesado, donde se encontraban parapetados en la planta baja de la construcción.

Los atacantes abrieron fuego contra la multitud en varias ocasiones, provocando que ésta se dispersara en forma desordenada. Sin embargo, algunos participantes y miembros del llamado Honorable Cuerpo de Topiles de la Asamblea Popular del Pueblo de Oaxaca (APPO) y de la Policía Magisterial de Oaxaca (Pomo) no se amedrentaron y les hicieron frente con piedras hasta replegarlos, debido a su superioridad numérica.

Cuatro de los presuntos policías fueron sometidos y llevados al estacionamiento del inmueble, para ser desarmados en medio de una andanada de golpes. A uno de ellos se le encontró una pistola tipo escuadra .380 o 9 mm, y un cargador vacío, así como un par de guantes de piel.

El quinto agresor supuestamente había quedado en el interior de la casa y así se procedió a su búsqueda.

Enardecidos por el ataque, los manifestantes, quienes demandan la destitución del gobernador Ulises Ruiz Ortiz y la liberación y presentación con vida de los desaparecidos, arrojaron piedras para romper los vidrios de las ventanas y poder penetrar, pero después de una búsqueda, incluso por la cisterna, no fue localizado. Entoncdes prendieron fuego al inmueble para obligar a salir al presunto policía; sin embargo, éste ya se había dado a la fuga. En el estacionamiento también incendiaron una motocicleta y destruyeron parcialmente ocho vehículos -la mayoría sin placas-, entre ellos una ambulancia del hospital Clínica Santa María, que ahí se encontraba. El destino de los cuatro presuntos policías fue un autobús del servicio urbano que se desplazaba a la vanguardia de la marcha, en los que fueron trasladados a la Corporación Oaxaqueña de Radio y Televisión (Cortv).

En el hospital, la esposa del lesionado, Florina Jiménez Lucas, maestra de la escuela Secundaria Técnica número 118, del fraccionamiento Los Ríos de esta ciudad, penetró al quirófano y pedía a gritos que los médicos lo atendieran.

"¿Por qué no lo atienden?", cuestionaba. Pero fue notificada que su cónyuge ya había fallecido porque la bala se alojó en el corazón. La mujer rompió en llanto y se desvaneció.

Más tarde, en la azotea del hospital Clínica Santa María fue retenido otro presunto policía por estar cerca de un lugar donde se encontraban una camisola, una chamarra y unas botas, que portan las corporaciones policiacas.

A los pocos minutos, arribaron miembros del cuerpo de Bomberos para extinguir el fuego que amenazaba con extenderse a los domicilios cercanos debido a la explosión de un tanque de gas.

Al llegar el autobús a la Cortv, la multitud, una vez enterada de los acontecimientos, se desbordó y pretendía linchar a los presuntos agresores.

En el lugar, el secretario de Prensa y Propaganda de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Daniel Romero Rosas, responsabilizó de los hechos al "señor Ulises Ruiz" y subrayó que el ataque evidencia "su política represiva, autoritaria y fascista".

Precisó que en las pasadas 30 horas esta política ha dejado cuatro muertos e igual número de heridos, con lo que suman 36 los asesinatos políticos cometidos en los 19 meses de gobierno de Ruiz Ortiz.

Exigió la liberación del dirigente de la UCP, Germán Mendoza Nube, y de sus acompañantes Eliel Vásquez Castro y Leonardo López Palacios, así como del dirigente del Comité de Defensa Ciudadano, Catarino Torres Pereda, preso en el penal de máxima seguridad de Almoloya de Juárez.

Más tarde, Rogelio Pensamiento Mesinas, miembro de la coordinación provisional de la APPO, informó los hechos a través del Canal 9 de la Cortv, y dijo que el pueblo oaxaqueño "sabrá responder contundentemente a esta agresión".

Dio a conocer que las investigaciones del caso estarán a cargo de la Fiscalía Especializada de Atención a Asuntos Magisteriales, adscrita a la Procuraduría General de Justicia del Estado.

El dirigente también denunció que un grupo de porros, vinculado al gobierno estatal, prendió fuego a un autobús del servicio urbano de pasaje frente a la procuraduría.

Por su parte, la Coordinación de Comunicación Social de la administración estatal informó que el gobernador condenó los hechos violentos e instruyó a la procuradora general de Justicia del estado, Lizbeth Caña Cadeza, a "realizar las indagatorias correspondientes y se castigue a los culpables, sean quienes sean".

Caña Cadeza deslindó de la responsabilidad al gobierno en los hechos e informó que las investigaciones estarán a cargo de los profesores y licenciados Mayolo Valerio Coronel Martínez, Víctor Manuel García Morales, Ana Esperanza Rivera Mejía y Celina Maceda Luna, nombrados por el propio magisterio, "lo cual garantizará la imparcialidad de la indagatoria.

"La Procuraduría de Justicia reafirma su compromiso y su total y absoluta disposición para esclarecer totalmente estos hechos y encontrar a los culpables", señaló.

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home