sábado, agosto 26, 2006

nos preparamos para enfrentar el golpe de Estado

Mañana propondrá las acciones a realizar en caso de que el TEPJF convalide la imposición
AMLO: nos preparamos para enfrentar el golpe de Estado

Calderón buscará "legitimarse" con quinazos

Emilio Gamboa jugaría el mismo papel que Fernández de Cevallos

Si quieren algo espectacular, "¡ahí están los hijos de Marta Sahagún!"

ANDREA BECERRIL

Mañana domingo Andrés Manuel López Obrador propondrá a la asamblea permanente las acciones que pondrán en marcha en caso de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) decida "convalidar el fraude" e imponer "al candidato de la derecha", en lo que sería, sostuvo, un virtual "golpe de Estado". El anuncio lo hizo ayer, en el Zócalo, junto con la denuncia de que Felipe Calderón tiene ya un plan de cinco puntos para legitimarse, similar al que utilizó el ex presidente Carlos Salinas de Gortari en 1988.

Este plan, dijo, que el propio panista reveló a periodistas de una cadena radiofónica, incluye varios golpes espectaculares, tipo quinazo (en 1989, días después de asumir la Presidencia, Salinas ordenó la aprehensión del dirigente petrolero Joaquín Hernández Galicia, La Quina), y la alianza con algunos dirigentes del PRI. Inclusive, el tabasqueño señaló que el papel que Diego Fernández de Cevallos jugó en 1988 para legitimar el fraude ahora estará a cargo del diputado priísta Emilio Gamboa Patrón.

Cobijado por la solidaridad y el respaldo de miles de ciudadanos que no dejaron de expresarle su apoyo en todos los tonos, el tabasqueño envió un mensaje a Calderón: "Si quiere legitimarse con un golpe espectacular, ¡ahí están los hijos de Marta Sahagún o su cuñado Hildebrando!"

"¡Corruptos, corruptos!", gritó la gente, mientras el candidato de la coalición Por el Bien de Todos explicó que está en espera de la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y quiere, "de todo corazón", que los magistrados actúen con rectitud y decoro.

Respeto a la Constitución

"Queremos que se respete la Constitución y no se vaya a pisotear la voluntad de los ciudadanos. Por eso estamos en espera de ese fallo del tribunal, pero al mismo tiempo nos estamos preparando para enfrentar una imposición, lo que sería en su caso un golpe de Estado."

Para dar respuesta a lo que sería el rompimiento del orden constitucional, adelantó que en la asamblea informativa del domingo hará una propuesta concreta: las acciones para responder al intento de imponer a un presidente espurio. Al mismo tiempo, explicó, continúan los preparativos para la Convención Nacional Democrática (CND) que se realizará el próximo 16 de septiembre.

Antes de esa fecha, precisó, se presentarán los proyectos de resolución, habrá muchas propuestas que se van a analizar, a discutir en todos los pueblos y comunidades de México, de manera que todos estarán informados de las mismas cuando se inaugure.

La CND será, "se los aseguro, el inicio de una etapa nueva de la vida pública de nuestro país". Pidió a sus simpatizantes que inviten casa por casa a vecinos y amigos, porque es importante la asamblea del domingo, y en la mayoría de los medios de comunicación no se informa del movimiento de resistencia civil.

Después, López Obrador compartió con los ciudadanos, que desde hace 27 días están en plantón en el Zócalo, la información sobre un plan de sus adversarios para tratar de legitimarse y contar con un mínimo de apoyo. "La legitimación se logra, desde luego, en elecciones libres, limpias. Es muy difícil de adquirir legitimidad después de un fraude. Sin embargo, ellos están apostando a la experiencia de 1988, a la forma en que, según ellos, Salinas de Gortari logró legitimarse durante su sexenio."

Explicó que tratar ese asunto en la plaza pública se debe a que está convencido de que la política no es el ejercicio cerrado de unos cuantos, sino que tiene que ver con la opinión y, sobre todo, con la participación de los ciudadanos.

"Por eso quiero compartir con ustedes lo que considero va a ser la estrategia que van a seguir si logran imponerse con un fraude electoral. Tienen ellos el antecedente del 88 y la asesoría de Carlos Salinas de Gortari."

Un coro gigante repitió: "¡Asesino! ¡Asesino!", y surgió una silbatina con mentadas para el inquilino de Dublín.

Sin que cesaran los gritos, López Obrador expuso las cinco acciones que, dijo, Calderón tiene previstas para tratar de quitarse el estigma del fraude electoral. La primera es que piensa dar uno o varios golpes espectaculares.

Se refirió a una reunión que el panista sostuvo con directivos y periodistas de una cadena de radio -no precisó cuál-, en la que los comunicadores le preguntaron cómo pensaba gobernar en el contexto de protesta y reclamos por el fraude, y Calderón respondió que podía acreditarse con "un quinazo".

Pero fue más allá, en ese encuentro, el panista "todavía les dijo que el quinazo era una posibilidad, pero quería recibir opiniones de ellos. Quiero que me ayuden, quiero opciones, les pidió", relató el tabasqueño.

Después envió un mensaje a su contrincante: "Desde aquí, desde el Zócalo, le digo -a Calderón- que si quiere legitimarse con un golpe espectacular, ¡ahí están los hijos de Marta Sahagún o su cuñado Hildebrando!"

Entre vítores de sus partidarios, López Obrador sentenció: "Si cree que con los consejos de Salinas va a lograr legitimarse, se equivoca; no se puede, porque es mucho el agravio de un fraude electoral, entre otras cosas, no es lo mismo 2006 que 1988".

Expuso que lo segundo que pretende Calderón es aplicar un programa para apoyar "aparentemente" a los pobres, los humildes, con una especie de solidaridad para tratar, con migajas, de mantener el control de la gente, pero "eso tampoco les va a funcionar, porque el pueblo quiere justicia, no limosnas".

En tercer lugar, como el PAN no podría convencer a ninguno de los dirigentes de los tres partidos que integran la coalición Por el Bien de Todos -ya que "ninguno se ha dejado agarrar la pierna"-, buscarán apoyarse en otras fuerzas, en especial en el PRI.

Como la receta es la misma que aplicó Salinas en 1988, el papel que entonces jugó el PAN lo jugarán ahora el PRI y algunos de sus dirigentes.

"¿Quién podría ser el Diego Fernández de Cevallos de esta época?", preguntó, y él mismo contestó: "Podría ser Emilio Gamboa". Aclaró que no todos los dirigentes priístas se prestarán a legitimar a un presidente ilegal, como sería Calderón, pero sí estarán en esa alianza con El Yunque y la cúpula blanquiazul los del PRIAN, los que quieren defender la política antipopular y entreguista por todos los medios.

Hay militantes del PRI, campesinos, obreros, maestros e inclusive políticos que no van a prestarse a esa farsa. "Estoy seguro de lo que estoy planteando".

Con la atención de sus seguidores, que hasta las frases le completaban, López Obrador dijo que como cuarto punto de su plan, y también como lo hizo Salinas, Calderón buscará legitimarse en el extranjero con declaraciones de gobernantes de otras naciones que lo reconozcan, pese al fraude y la imposición.

El último punto del proyecto del panista es el control de los medios de comunicación, "para aparecer siempre en la televisión, que sólo se escuche su voz en los noticieros. Ese es el plan que tienen, pero les adelanto que no les va a funcionar".

Para finalizar, López Obrador dijo que el domingo, durante la asamblea informativa, propondrá las acciones a seguir para enfrentar la imposición de un presidente ilegítimo, en caso de que el TEPJF convalide el fraude. Adelantó que continuará el movimiento, y afirmó que ahí nadie se va a rendir.

Antes, en nombre de la comisión organizadora de la CND, Dante Delgado informó que van por buen camino, porque en los estados y en el Distrito Federal operan las comisiones; habrá siete subcomisiones; se cuenta ya con el manual de operación, el formato para registrar a los participantes y el gafete que portará cada delegado, con el lema: "Sufragio efectivo, no imposición. 16 de septiembre del 2006".

Yo podría dar el Grito; "Fox no ha leído la Constitución"

Tenemos el propósito de estar en el Zócalo el día 15: AMLO

A nadie debe preocupar el reacomodo de fuerzas políticas

Explica a Zabludovsky organización de la convención

Los actuales acontecimientos políticos del país forman parte de un reacomodo histórico de fuerzas que no debe preocupar, y en este caso, "estemos o no estemos de acuerdo, es un reacomodo, son dos bloques. Qué bien que se despejen las cosas, ¡fuera máscaras!, y que cada quien se ubique donde debe estar ubicado", refirió el candidato presidencial de la coalición Por el Bien de Todos, Andrés Manuel López Obrador.

Por espacio de hora y media, el periodista Jacobo Zabludovsky abrió el micrófono de su programa noticioso De una a tres, que se transmite en la cadena Radio Centro, al político tabasqueño, quien confirmó estar a la espera de la calificación presidencial, por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), pero que la Convención Nacional Democrática del 16 de septiembre definirá la estrategia política a seguir contra la imposición. Aun así, insistió en que no habrá confrontación con el Ejército. "Tenemos que buscar un acuerdo, pero todavía no lo hemos decidido".

Ante las puntuales interrogantes de Zabludovsky, quien no fustigó a su entrevistado, López Obrador consideró que en el reacomodo de las dos fuerzas políticas, el PAN contará con el PRI para encaminar su proyecto, y el factor que sustituirá en el trabajo sucio a Diego Fernández de Cevallos lo ocupará el priísta Emilio Gamboa Patrón. Y por tal razón, cuestionó dónde quedaron los principios panistas:

"Veo gente muy molesta, clasemediera, porque hicieron aflorar su parte de la leyenda negra y de la guerra sucia, afloraron el clasismo, el racismo. Nosotros somos nacos, como si hubiera seres humanos de sangre azul; veo señoras y señores molestos ante esto que estamos haciendo, por lo que estamos defendiendo".

Entonces, el periodista le formuló tres preguntas relativas a lo que habrá de suceder el 15 y el 16 de septiembre en el Zócalo de la ciudad de México, en vista de la concentración de un millón de personas que habrán de participar en la Convención Nacional Democrática. El candidato respondió así:

"Nosotros tenemos el propósito de permanecer en el Zócalo, de estar en el Grito; no sabemos si yo voy a darlo, podría hacerlo un ciudadano, una gente del pueblo, una mujer. Ya conoce usted la historia del Grito, porque hasta el presidente Fox dijo que se violaba la Constitución. Eso no está ahí; la verdad es que el Presidente no ha leído la Constitución, con todo respeto lo digo, pero también el candidato de la derecha dijo que se afectaban los símbolos patrios. ¿Qué tienen que ver el Grito y el desfile con los símbolos patrios? Han buscado que nos confrontemos con el Ejército; ya le dije, yo soy muy respetuoso de la institución militar, creo que es una de las más importantes del país que debemos respetar; no se trata de confrontarnos con los militares, tenemos que buscar un acuerdo, pero todavía no lo hemos decidido, y para nosotros lo más importante de todo es la convención".

Ante las interrogantes que sus detractores han potencializado en torno a la organización de un millón de personas en la Convención Nacional Democrática, López Obrador desglosó la organización de la misma.

"Vamos a procurar que participen por calles, que cada estado sepa qué calle le corresponde, porque va a haber votación, entonces, tienen que tener algo con qué votar y va a haber escrutadores. Como es una convención, tenemos que instalar pantallas para que todos participen, pero el centro va a ser el Zócalo, y el propósito es que los delegados indígenas ocupen los primeros lugares. Dos grupos de población van a estar adelante, los representantes de todas las culturas y todas las etnias del país, de los 56 pueblos indígenas de México en los eventos mayores, eso los que van a estar adelante, y a partir de ahí nos organizamos para que estén todos los representantes de los pueblos de México".

"Un mes sin estar en la televisión"

La amplitud de la entrevista llevó al candidato a agradecer a Zabludovsky el espacio: "me dejó usted hablar. Mire, llevo un mes que no estoy en programa de televisión".

-¿Por qué? -replicó el periodista.

-Porque en la televisión no me han abierto espacios, en la radio sí, en algunas muy tímidamente, por lo que llevo un mes sin hablar, por eso creo que usted me abrió el micrófono y yo tenía muchas ganas de hablar.

-Nosotros pretendemos que en este programa, De una a tres, haya libertad, que se expongan todas las opiniones, incluso aquellas con las que no estamos de acuerdo, porque sólo conociendo las opiniones de los demás podemos entender lo que pasa en México y tratar de buscar una solución todos nosotros, juntos, para engrandecer a México, no para ponerle problemas -aclaró el entrevistador.

A la pregunta de hasta dónde llegará la resistencia civil pacífica, López Obrador respondió:

"Hasta donde sea necesario. Como su nombre lo indica, es una resistencia civil pacífica; nosotros no queremos la violencia. Es una lucha no violenta. Le decía que un gobierno autoritario se apoya en dos cosas: en la fuerza bruta y en la ideología, que ahora es equivalente al control de los medios de comunicación, y ellos tienen esos dos apoyos: la fuerza bruta y el apoyo de muchos medios de comunicación porque, además, tienen dinero.

"Esto no es un asunto que vayamos a resolver enfrentándonos a los policías y a los soldados. Es un asunto político y no vamos a caer en ninguna provocación, (además de que) sostengo que el Ejército Mexicano es una institución fundamental para la defensa de la soberanía nacional. No debe usarse para suplir las incapacidades del gobierno civil, mucho menos para apuntalar, para sentar a un gobierno ilegal e ilegítimo, y desde luego es impensable que el Ejército se utilice para reprimir al pueblo, para reprimir a quienes luchan por la libertad y por la justicia".

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home