miércoles, noviembre 28, 2012

EL ESPEJO DE LA BRUJA


De acuerdo a las leyendas populares sajonas, la mejor forma de atrapar a una bruja es colocarla en medio de dos espejos, uno frente al otro; su reflejo multiplicado, multiplicaría su poder, proyectándolo contra ella misma y atrapándola en un bucle infinito.
                En esta lógica, el espejo es, a un mismo tiempo, aliado y verdugo... La frase, que suena a libro de autosuperación personal, encuentra sentido más allá de los cuentos, en el día a día; ante el espejo nos justificamos a nosotros mismos, dándonos razones para aplaudir o condenar nuestras propias acciones.
                Planteo la imagen del espejo aliado, juez y verdugo, porque me resulta imposible comprender cómo ciertas personas pueden verse a sí mismas ante el espejo todas las noches... Esther Orozco es una de ellas.

Dejando de lado la larga cronología del conflicto que lafalsa doctora desató por sus acciones, en sus dos años al frente de la rectoría de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), centrémonos únicamente en la retardada solución que empieza ya a vislumbrarse, a raíz de los acuerdos propuestos por la Asamblea Legislativa y signados por las autoridades y la comunidad de la casa de estudios.
                Las preguntas resultan pertinentes; a la vista de los resultados ¿qué razones esgrimía Esther Orozco ante su espejo? ¿Justificaba un pervertido sentimiento maternal, el uso y abuso que hizo de los recursos de la UACM para favorecer a su hija y círculo cercano? Porque a la caída de Orozco la acompañan, no se dude, la caída en la credibilidad de quienes se vieron por ella favorecidos.
                No sería de extrañar y sí aplaudible, que las primeras acciones de un Consejo Universitario democráticamente instalado y con una mayoría opositora, fueran encaminadas a revisar y eliminar los beneficios que la aún rectora regaló a su círculo cercano; su hija, la primera en esta lista.
                ¿En qué lógica sus acciones se traducían en un beneficio para la UACM? Supeditar, desde la propia Rectoría, el sentido de viabilidad académica del proyecto a un tabulador tan endeble como puede ser la eficiencia terminal, entendida ésta como el número de alumnos titulados en un plazo determinado, no logró sino dar argumentos a quienes desde hace 11 años se oponen al nuevo proyecto educativo que la Universidad defiende.
                De hecho, no pocas voces señalaron que, en realidad, las acciones de Esther Orozco estaban claramente encaminadas a aniquilar la UACM; convirtiéndola, así, en el títere de un grupo no demasiado obscuro, que veía en destruir a esta universidad, como una forma de golpear a la figura de su fundador, Andrés Manuel López Obrador.
                Ahora bien; ¿servía realmente a este grupo tener como ejecutora a un payaso tan patético? Al día de hoy, incluso entre quienes abiertamente critican y denuestan al proyecto de la UACM, toda palabra de la falsa doctora es tomada como chiste. Si esta era la estrategia original; su planeación resultó absurda y su ejecución, francamente ridícula.

Como la figura de la bruja citada en los primeros párrafos, Esther Orozco se halla actualmente presa entre los reflejos que de sí misma arrojan los espejos encontrados de sus aliados y opositores. El uso tiránico, déspota y nepotista que le dio al poder desde la Rectoría de la UACM, se ha vuelto contra ella, atrapándola en el descrédito; sus palabras ya no son escuchas, sus méritos académicos pasados son puesto en duda y el propio título de Doctora que tan petulantemente ostentaba ha sido desmentido.
                El proyecto de la UACM, por el contrario, debe salir de este conflicto fortalecido, aupado por una comunidad estudiantil y docente, crítica y participativa, que ha dado muestra clara de saber organizarse y de su capacidad de respuesta ante quienes aún quieren acabar con la primer universidad pública fundada desde un proyecto de izquierda.

Mario Stalin Rodríguez

Etiquetas: , , ,

1 Comments:

Blogger LA CASA ENCENDIDA said...

Mario, estamos gobernados por verdaderos monstruos que las personas les importan un carajo. Son sus intereses personales los que les importan y la cultura y la crecida de las personas no les interesan, porque hace a las personas libres y lo que hoy en día buscan son borregos. Ojalá ahí todo lo que estais haciendo, merezca la pena y os de resultados par ala gente normal.
BEsicos muchos.

2:56 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home