miércoles, octubre 14, 2009

De la mensajería

Con perdón de la hora, pero he tenido que transcribir esto de un correo electrónico y como 20 mensajes de celular...

CORTO CIRCUITO

Mario Stalin Rodríguez

A poco tiempo de anunciado el decreto de extinción de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro por la administración de Calderón, podemos ya dar buena cuenta de sus previsibles consecuencias y de la falacias en las que se justifica... Y sólo es el principio.

Es cierto, Luz y Fuerza llevaba demasiado tiempo siendo ejemplo de inoperancia, pero presentar esto como una falla sistémica y sólo solucionable con la desaparición del organismo, es dar claras muestras de una falta de información alarmante o de un cinismo amoral.
Desde la administración de Ernesto Zedillo se ha venido operando la sistemática degradación del organismo. Sea por compra de tecnologías incompatibles entre sí, de equipos obsoletos desde que salen de la fábrica; decisiones administrativas injustificadas, extrañas o simplemente estúpidas.
Acciones en las que, recodémoslo, los trabajadores poco o nada tienen que ver, todas ellas fueron tomadas por las administraciones nombradas por el ejecutivo federal, es decir; operadores del plan de desmantelamiento.

Lo que vemos actualmente no es sino la culminación de una estrategia largamente ejecutada, encaminada a debilitar Luz y Fuerza y presentarla como ejemplo de la ineficacia de las compañías públicas, algo muy similar a lo que, desde hace años, se viene practicando con PEMEX.
Sin embargo, la inventiva y experiencia de los trabajadores ha permitido que la red eléctrica del centro del país siga funcionando. A pesar del equipo obsoleto, de la casi nula adquisición de refacciones, de la adquisición de tecnologías incompatibles y de un largo etcétera, la red eléctrica del centro de país sigue funcionando.
Aquí, entonces, un punto real que no aparece en los noticieros televisivos ni es comentado por la plumas al servicio del ocupante de Los Pinos; la red eléctrica del centro del país funciona en buena medida gracias a inventiva, experiencia y capacidad de os trabajadores de Luz y Fuerza del Centro.
Son ellos quienes conocen sus particularidades y funcionalidades, los ingenieros y trabajadores de la Compañía Federal de Electricidad se enfrentan a un sistema completamente extraño y único en el mundo y no es de extrañarse que sean incapaces de mantenerlo funcionando, no digamos ya al cien por ciento, sino en niveles mínimamente aceptables.

Y viene otra parte de la estrategia, en tiempos cercanos se anunciara que es imposible mantener el funcionamiento de la red con el actual sistema, por lo que es de esperarse un eventual aumento de tarifas; bajo el argumento de modernización del tendido y eficientación del servicio.
Argumentos que serán empleados también para justificar la entrada de compañías privadas en la generación y comercialización de energía eléctrica, como ya lo fueron en otras regiones del país.
Si hasta el momento el centro de la república había permanecido relativamente ajeno a esta privatización enmascarada era, en buena medida, por la férrea oposición del Sindicato Mexicano de Electricistas, otro de los objetivos encubiertos, pero muy reales, del decreto del 11 de Octubre y de la campaña mediática encabezada por el ocupante de la silla presidencial.

No es nuevo el que se presente a los electricistas como un gremio privilegiado y beneficiario de prestaciones y salarios muy por arriba del promedio. Lo que no se dice es que las prestaciones (las reales, no las inventadas o malinterpretadas) son fruto de una larga lucha sindical.
Tampoco se menciona en los canales televisivos y en las columnas de opinión divina, que la mayor parte de los agremiados al Sindicato de electricistas son trabajadores de cuadrillas, que cumplen turnos de 24 por 24, con salarios que pueden ascender a $1,400.00 catorcenales y equipo insuficiente o inadecuado.
Tampoco se menciona que de golpe y plumazo estos trabajadores han perdido la antigüedad generada en Luz y Fuerza del Centro y que, aún en el supuesto de que fueran recontratados, aquellos que ya se encontraban cercanos a la jubilación deberán empezara cotizar de ceros sus fondos para el retiro.

Todo lo anterior es únicamente un leve esbozo de las consecuencias que la desaparición de Luz y Fuerza del Centro puede traer consigo, un listado incompleto de las razones reales del decreto; un botón de muestra.
De permitirse prosperar esta iniciativa, lo siguiente es la desaparición de toda organización sindical y social independiente. la aniquilación de lo poco que queda de los bienes y servicios administrados por el Estado.
Es, entonces, el momento de informarnos... Y de actuar.

El administrador de este blog promete volver en una o dos semanas... Mientras tanto, algunos enlaces interesantes:

Etiquetas: ,

4 Comments:

Blogger Laura said...

Una o dos semanas es mucho, son fechas lejanas. Pero almenos es mejor que la incertidumbre, gracias.

12:28 a.m.  
Blogger Isabel said...

No me digas que estás a oscuras.
Pues a la espera que torne "la luz"

6:13 a.m.  
Blogger El Jardinero del Kaos said...

Por lo que se ve, en todos lados pasan cosas similares. Allá la Energia Elactrica, Acá la ley de Medios de comunicacion impuesta por la "Reina" que ocupa el sillón presidencial.

Dos semanas!!! Vuelva ya hombre, esto no es lo mismo sin usted.

6:47 p.m.  
Blogger Ambrosía said...

es una pena que cualquier motivo les sirve a los manipuladores para intentar hacerse con el poder y querer dirigir la vida de los demás... que malamente esta el mundo¡¡¡¡
en cuanto a ti, nos armaremos de paciencia hasta esperar tu regreso ... Besos ....

8:47 a.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home