jueves, noviembre 20, 2008

LAS CIUDADES INESPERADAS (única)

Homenaje a Italo Calvino 03

Mario Stalin Rodríguez

Marco Polo habla de las calles y ciudades que les son ajenas. De los paisajes que sólo puede desear a la distancia, de las sombras que adivina, de los lugares a los que ha llegado, siempre, como extranjero.

Habla de los amaneceres que supone, de los aromas que prometen otros días, de los mares que bañan otras costas. Habla de cómo llegar a ellos, de cómo conocerles, de cómo, extranjero, se pierde en sus callejones y bosques, aprehende sus sabores, aprende sus ritmos.

El Gran Jan, emperador de los tártaros, escucha al viajero y a veces, cada vez más, se siente también él un poco extranjero...


¿Qué nombre puede describir a la ciudad que se alza, inesperada, ante los ojos del viajero? Es, no se dude, un nombre de mujer a siete letras.

Entiéndase que el vagabundo no esperaba encontrar esta ciudad, que llegó con sus pasos hasta ella ignorante de sus existencia. Perdido en el recuerdo de otras calles y a la espera de volver a sus sombras, se topa con las murallas de la inesperada ciudad y, al principio, no le parece distinta a otras ciudades.

Pero es ésta una falsa impresión. Basta un primer paseo por las calles de la ciudad para entender que es distinta y nueva; que sus monumentos no hablan de glorias pasadas ni habita en sus calles la nostalgia del viajero.

No, otro ritmo mueve estos paisajes, un ritmo como el caminar de noche mientras se patea un bote. Una música nueva; distintas preguntas que contradicen las viejas respuestas.


Así, el vagabundo se sorprende a sí mismo entreteniéndose en las nuevas sombras, tratando de descubrir los secretos que las nuevas calles guardan; aprendiendo y aprehendiendo la ciudad inesperada.

Y a veces parecería que lo logra, que empieza a entender los nuevos ritmos y a conocer callejones, secretos e historia. Es decir; cree comprender las sombras de la ciudad inesperada y, por ello, compartir sus futuros amaneceres.

Pero es ésta una impresión falsa. Sin que al parecer el vagabundo cometiera un crimen, la ciudad lo expulsa; lo nombra extraño. Le recuerda que sus pasos sólo son extranjeros en estas calles, que sus ojos no son para estos amaneceres.


Y así el vagabundo abandona la ciudad, mirándola a lo lejos y reconociendo en la distancia la medida de su deseo. Parte el viajero a otras ciudades, otras sombras; otras calles.

Tal vez en otras plazas se encuentre por fin a sí mismo el viajero. Tal vez se reconozca en otros amaneceres, tal vez. Pero en las noches, caminando otras calles bajo la lluvia y sin protección, recordará las sombras de la ciudad inesperada y sabrá que sigue siendo extranjero en los bosques que dan nombre, en siete letras, a su deseo.


El Gran Jan, emperador de los tártaros, escucha al viajero y a veces, cada vez más, también él se siente extranjero.

Habla Marco Polo de viajes y deseos y el Gran Jan reconoce en los relatos las sombras de sus propias ausencias y deseos.



P.D. que festeja y se hace autobombo
Pues eso, que este cuento se dedica, obviamente, a Lillian Ledezma Izaguirre, Por su cumpleaños y porque, queda dicho antes, el mundo es un mejor lugar cuando sonrie... Y la veo bailar.

El Autobombo es que estos bites llegaron el anterior 15 de Noviembre a su segundo NO aniversario... Se dice fácil... Ya se me ocurrirá algo para ferstejar próximamente... Espero.

Etiquetas:

16 Comments:

Blogger Dark Phoenix said...

PRIME!!!

10:56 a.m.  
Blogger Dark Phoenix said...

XDDDD

Vale, hecha la gracia, ahora el contenido serio...

Segundo No aniversario?? eso me lo tienes que explicar, que no sé de qué va y quiero saberlo!!! sobretodo si van a hacer celebraciones, para poder festejar contigo como es debido!!! ;-)

Felicidades a Lilian, que aunque en persona no la conozca, tus líneas la dibujan y perfilan de tal manera que su personalidad ya es familiar para mí...

y como siempre, un cuento y un dibujo magníficos!!

y mira bien por el hogar de Los Habituales, que he dejado algo para ti!!!

10:58 a.m.  
Blogger Duquesa de Katmandu said...

Buenas Don Hutopo:
Las ciudades inesperadas tienen ese no sé qué quizás hasta más subyugante que las imposibles...

Beso,

PD: A ver si un día yo canto pri! jaja

12:21 p.m.  
Blogger Duquesa de Katmandu said...

Buenas Don Hutopo:
Las ciudades inesperadas tienen ese no sé qué quizás hasta más subyugante que las imposibles...

Beso,

PD: A ver si un día yo canto pri! jaja

12:21 p.m.  
Blogger DRIADA said...

Callejear, sin rumbo, me gusta.Vagabundear, es también andar sin rumbo., como cuando se callejea. Que lástima que el vagabundo no se quede en esa ciudad.
Que precioso dibujo el de esta semana. El gato está espectante.
Te mando un abrazo

1:01 p.m.  
Blogger Jaurne said...

Yo necesito una ciudad de esas, para perderme...

Pensaba que el NO aniversario de tu blog era en verano, como el mío :?

1:39 p.m.  
Blogger El Jardinero del Kaos said...

Extraños en una tierra extraña, cuando creemos que llegamos a conocer tanto ese lugar que nos permitimos creernos parte de el PUM. Resulta que nos quedan caminos por recorrer...

P.D: si no le molesta lo voy a añadir a mis links.

saludos.

10:04 p.m.  
Blogger Ambrosía said...

Lo bueno que tienen esas ciudades imposibles es que son como laberintos, en los que es necesario perderse para reencontrarse a uno mismo....
Un besoooo
P.D...tienes un souvenir, para ti, en mi blog

7:21 a.m.  
Blogger Ayshane said...

Que bueno... yo me hice con un libro suyo... más que fantástico... mejor que genial...

besitos grandotes...

9:44 a.m.  
Blogger LA CASA ENCENDIDA said...

Me apunto al festejo, a ver, avisa que nos pongamos guapas y preparemos los canapés o la tortilla de patatas.

Mario, ¿quién de nosotros no es un extranjero a veces en su propio entorno e incluso en casa?
Con estas entradas,me estás inyectsando las ganas de coger de nuevo "Las ciudades imposibles".

Besicos callejeros.

4:06 p.m.  
Blogger Nanny Ogg said...

Me ha encantado esta ciudad inesperada y no nombrada. Callejear y perderse en laberintos de calles es la mejor manera de conocer una ciudad.

Me apunto a las fiestas, faltaría más. Los No Cumpleaños suelen ser aún más divertidos que los Cumpleaños :)

Besos

10:54 a.m.  
Anonymous cieso said...

Toda la vida en la misma ciudad...me encantaría sentirme extraño y forastero en otra parte.

2:25 p.m.  
Blogger Necio Hutopo said...

Después de un fin de semana del que no me quejaría sino fuera por un pequeño encuentro con las fuerzas policiacas del Estado de México, que llevó a la pérdida de mi celular y unos $300.00... me pongo a las respuestas...

Darkie. Hace, ahora, poco más de dos años, un 15 de Noviembre de 2006 este blog cambió de ser un punto de encuentro y difución de noticias de los campistas de reforma al foro de mis incoherencias que conocemos ahora. Hace, ahora, poco más de un año, el 15 de Noviembre de 2007 se celebro el primer no cumpleaños del blog con la publicación (si mal no recuerdo) de REVELACIONES, Libro I... Ahora, ya veremos qué se me ocurre... Si se me ocurre algo.
Dos. Diría ella que muchas gracias si acostumbrara a pasearse por acá, como dudo mucho que lo haga, ya le trasmitiré yo tus felicitaciones.
Tres. Ya he ido yo a lo de los Habituales...

Duquesa. Bueno, tampoco es que la competencia por ser el primer comentador de este blog sea particularmente reñida... Tampoco es que trenga premio.

Driada. No sé yo bien si seea una lástima que el vagabundo sea condenado a ser extranjero en la ciudad de su deseo... Tal vez (y porque la vida es así de rara=, así sea mejor.

Jaurne. Todos necesitamos, de vez en vez, perdernos en ciudades en las que somos extranjeros... Y ya vez que no, el NO aniversario del Blog es en Otoño y el SI aniversario es en Invierno (al últimas, casi llegando a la primavera).

Jardinero. Si usted me enlaza no sólo no lo considero una molestia, sino que me sentiría halagado...

Ambrosia. Muchísimas gracias, ya me habían hablado a mi de la calidad de los mármoles italianos...

Ayshane. Supongo que del libro del que estarás hablando es de Italo Calvino... O es mío... Si es mío, devuélmelo, ya decía yo que había un hueco inexplicable en mi librero...

Nani. Hay que recoger las Ciudades Imposibles de vez en cuando, nunca sobra y siempre hay una nueva geografía para perderse...

Nanny. Efectivamente, vagar y perderse es, a veces, la mejor manera de encontrarse.

Cieso. Creeme, para sentirnos extraños y forasteros no siempre es necesario salir de nuestras cotidianidades... basta con encontrar en ellas algo nuevo.

Y buerno, creo que hoy fue algo largo...

11:24 p.m.  
Blogger mariapahn said...

Me ha gustado mucho, esta metáfora de la extranjería me ha calado, quién no es extranjero? a veces, la sensación hasta la tengo conmigo misma, soy extranjera en mí; pero eso lo hablamos por otros lados... me gusta esta saga y la sigo con entusiasmo; por cierto, siento lo de tu encontronazo con las fuerzas represoras de tu país...al final, vas a tener que venir a vivir aquí para luchar con mas calma...ufffff
Un beso

1:32 a.m.  
Blogger Zafferano said...

Pues felicidades a Lillian por su cumple, aún recuerdo su baile...
Y enhorabuena por ese segundo no aniversario! Así es cómo hay que cumplirlos!
Besotes!

PD.- Cierto, has hablado mucho del tema.

1:04 p.m.  
Blogger Noche said...

Es natural sentirse extraño en tierras extranjeras...

El asunto es..cuando te sientes extraño en tus propias tierras..

Felicidades por el segundo no cumpleaños!!!

Saludos Nocturnos

10:51 a.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home