miércoles, febrero 27, 2008

VERSIONES III

Gris es el color de la ciudad, como grises son sus nubes diarias y grises los fantasmas que deambulan por estas calles. No las ridículas sábanas que flotan a dos centímetros justos del piso, no las patéticas invenciones que presentan las pantallas de todos los tamaños. No, sólo los fantasmas; los verdaderos.
Basta la más distraída de las miradas para saber que a esta ciudad la poblan los fantasmas; están en sus callejones y avenidas, en las paredes de los viejos edificios y asoman por las ventanas de las más modernas construcciones, deambulan por el subterráneo y en las azoteas de los rascacielos enanos. Es ésta una ciudad de fantasmas, tanto que sus habitantes han llegado a ignorarlos y olvidarlos, pero ahí están; siempre presentes.
No todos los fantasmas son iguales; en esta ciudad conviven los asesinados del Poder, los muertos por la injusticia, las víctimas anónimas de la miseria, quienes murieron construyendo otro mañana, los fantasmas particulares de cada quien, los de la ausencia y los vivos.
Son estos últimos los fantasmas que causan miedo, las presencias furtivas que acechan en las sombras de cada esquina, con rostro impreciso. Son estos últimos los que aparecen retratados en los noticieros nocturnos, los fantasmas que asaltan la tranquilidad para robar la última ilusión de normalidad.
No todos los fantasmas son iguales, ni aún todos los vivos. Otros no aparecen exagerados en las pantallas de televisión ni se mencionan en la prensa, son los fantasmas del Poder; las sombras que pululan en las prisiones clandestinas, los inexistentes que desaparecen a quienes se les oponen. El rostro oculto del Poder en México.

Miriam Gómez vive atosigada por los últimos. Creyó, ingenua, que su muerte los alejaría de sus días. Desde entonces puede imaginarlos en cada esquina, esperándola; acechando para terminar el trabajo.
Desde su muerte vive sus días temerosa. Por eso cambia constantemente de ubicación, por ello muda su aspecto. Todo esfuerzo es inútil; los fantasmas la siguen ahora, como cuando estaba viva.

Fue ejemplo a seguir; luchadora incansable por los derechos de los desprotegidos, se enfrentó no pocas veces al rostro de Poder y al Poder sin rostro. Caminó con los marginados en la búsqueda de un mejor mañana. Fue en ese camino que la mataron.
Las circunstancias de su muerte no están aún del todo claras; su cuerpo fue hallado en la oficina cerrada por dentro, no había señales que indicarán cerraduras forzadas y la última persona que fue vista salir del lugar, lo hizo mucho tiempo antes de la hora estimada de muerte.
Sin embargo; la oficina presentaba claras huellas de enfrentamiento y los vecinos afirman haber escuchado una discusión fuerte entre Miriam y otra persona, discusión que terminó con el ruido de dos disparos.
Fue precisamente el estruendo lo que llevó a los testigos a llamar a la policía. Cuando los elementos de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal llegaron, se precisó de un cerrajero para entrar al inmueble; ahí la encontraron.
Su cuerpo, tendido sobre un sillón, presentaba dos orificios de bala; uno en el cráneo con trayectoria descendiente de izquierda a derecha y otro en el muslo derecho. Sujetaba el arma con la mano izquierda bajo un cojín de la sala.

Todo ocurrió hace casi dos años, desde entonces Miriam escapa de sus asesinos.

P.D. que pide un favor
La verdad es que eso de activar el modificador de palabras o la moderación de comentarios me da demasiada flojera, sin embargo la abundancia de mensajes spam en el ultimo post me orillaría a eso... De momento no lo haré, así que si que por favor evítenme la molestia y no comenten para decir que vea "here"... igual no lo voy a hacer.

Etiquetas:

9 Comments:

Blogger LA CASA ENCENDIDA said...

Mario, este cápitulo me ha impresionado y me ha descolocado un poco. Aparece un personaje nuevo, aparece el Poder y la muerte. Sigo esperando el siguiente a ver como sigues contando cosas.
Besos

1:58 p.m.  
Blogger mariapan said...

...pues me he quedado igual que estaba, como sigas poniendo capítulos así de breves nos vamos a enfadar contigo ¿¿eh??...bueno..., habrá que conformarse o pedirte la obra jejejeje
kiss

1:15 a.m.  
Blogger Zafferano said...

Pues qué faena...! Morirte y seguir huyendo de tus asesinos, o de los fantasmas, o de quien sea... Esta chica no ha podido seguir la tradición del "Descanse en paz". Es una verdadera pesadilla!

Un besote

6:04 a.m.  
Blogger Kazahn said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

11:06 a.m.  
Blogger Nanny Ogg said...

Pues no comento porque no sé qué comentar. Aunque eso de seguir escapando de los asesinos después de muerta me ha dejado intrigada.

Mmmm... parece que los del spam no te hacen ningún caso...

Besos

12:11 p.m.  
Blogger Necio Hutopo said...

Vamos a ver, dijo un ciego...
Nani. Las cosas se ponen más o menos así... Creeme, todavía estamos presentando los personajes.

María. Más mejor no contesto

Zafferano. Pues sí, menuda faena... Y lo que falta

Comentario Suprimido. SPAM

Nanny. Pues sí, parece que no me hacen mucho caso... Pero no me preocupa, tampoco es que sean los únicos.

12:47 a.m.  
Blogger kanif said...

No voy a comentar hasta que lea mucho más, quizá todo, pero que sepas que te sigo.

12:35 a.m.  
Blogger La princesa sin castillo said...

Miss you...

1:03 p.m.  
Blogger Tamaruca said...

Pobre Miriam, ¿en qué lío andaría enredada?

Un beso, Hutopo. Continúo atenta a tu historia 8-)

1:30 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home