lunes, agosto 07, 2006

''Ni recuento parcial ni diezmo de democracia'', dice López Obrador

La asamblea permanente se traslada hoy frente a la sede del tribunal electoral
''Ni recuento parcial ni diezmo de democracia'', dice López Obrador

Se mantiene el megaplantón; la coalición anuncia actos de protesta en todo el país frente a Fox

ENRIQUE MENDEZ Y ANDREA BECERRIL

Andrés Manuel López Obrador trasladará por hoy la asamblea permanente a la sede del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), donde se pedirá a los magistrados que rectifiquen su decisión y acepten abrir todos los paquetes electorales para contar voto por voto.

''No aceptamos el recuento parcial, no queremos un diezmo de democracia, queremos democracia al ciento por ciento'', advirtió el candidato presidencial de la coalición Por el Bien de Todos en el Zócalo capitalino, lleno de nueva cuenta no sólo por quienes mantienen el megaplantón desde hace ocho días, sino también por más ciudadanos que se acercaron a escuchar y respaldar las nuevas acciones de resistencia civil pacífica.

Al mediodía de ayer, luego de un rápido recorrido alrededor de la Plaza de la Constitución, López Obrador definió una lucha de largo alcance, por lo que se administrarán las acciones de resistencia; ofreció nuevamente disculpas porque, si bien la ciudadanía ha sido afectada por el bloqueo de calles y avenidas, ''no podemos quedarnos cruzados de brazos ante este atropello a la voluntad'' de los electores.

''No nos vamos a rendir''

Para acallar versiones de fisuras entre los partidos que conforman la coalición, ayer los dirigentes del Partido del Trabajo (PT), Convergencia y el secretario general del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Alberto Anaya, Dante Delgado y Guadalupe Acosta Naranjo, respectivamente, refrendaron el apoyo a la lucha de López Obrador y anunciaron que organizarán en todo el país actos de protesta frente al presidente Vicente Fox, al que seguirán en sus actividades públicas.

En su discurso, López Obrador pidió que el gobierno, el Partido Acción Nacional (PAN) y sus aliados no apuesten más al retroceso, ya que siguen presionando a los medios de comunicación ''para que se inclinen por la causa de la derecha'' y ''legitimen'' el fraude electoral, como hicieron en 1988 para dar validez a la elección de Carlos Salinas de Gortari.

El candidato presidencial advirtió a sus adversarios que se equivocan si piensan que el movimiento encabezado por él se desgastará. ''No nos vamos a rendir, no vamos a hacer a un lado nuestras convicciones'', sostuvo.

En un ambiente de expectación por la postura que asumirían López Obrador y la dirigencia de la coalición ante el anuncio del tribunal electoral de rechazar el recuento general de los sufragios, el tabasqueño inició la asamblea hora y media después de lo programado debido a los últimos ajustes a la estrategia y no anunció medidas radicales.

Sólo confirmó que el plantón del Zócalo hasta Reforma y Periférico se mantendrá indefinidamente y que hoy, a las siete de la noche, la asamblea permanente no se llevará a cabo en la Plaza de la Constitución, sino sesionará frente a la sede del TEPJF, situado en la colonia CTM-Culhuacán, al suroriente de la ciudad.

Aclaró que no será necesario reforzar las medidas de seguridad en torno al tribunal, ''ya que vamos a manifestarnos de manera pacífica. De una vez les digo a nuestros adversarios que no hacen falta la prepotencia, la fantochería ni la arrogancia de colocar militares''.

Antes de su arribo al templete, sus simpatizantes exigían medidas radicales y contundentes, como tomar Palacio Nacional, las dos cámaras del Congreso de la Unión y el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

La actriz Jesusa Rodríguez, quien ha llevado la organización de las actividades culturales y políticas de la asamblea, amainó los reclamos: ''¿Ya se pusieron a reflexionar? Podemos subirnos como hombres y mujeres araña a la Catedral, ¿pero qué implica todo eso?''

Después, López Obrador calmó los ánimos al dejar en claro que seguirán por la vía de la movilización y las acciones colectivas, pero dosificándolas.

''Esta semana vamos a llevar a cabo acciones de resistencia, pero también vamos a ir administrando toda nuestra fuerza, porque nos vamos a preparar para una lucha que posiblemente nos llevará más tiempo, pero que sin duda no será en vano.''

Sobre las críticas -inclusive de intelectuales afines a la demanda del recuento voto por voto- por el cierre de calles, el tabasqueño ofreció nuevamente disculpas a los afectados, pero recalcó que sus adversarios no le han dejado otra opción que la lucha civil pacífica.

''Si nos hubiéramos quedado nada más con las grandes movilizaciones, yo les aseguro que no hubiésemos podido impedir absolutamente nada'', declaró.

Amplió su explicación de por qué el bloqueo en Madero, avenida Juárez y Paseo de la Reforma: ''A quienes de buena fe se preocupan por el clima de linchamiento en los medios de comunicación y el desgaste que sufrimos al tomar estas medidas, queremos fraternalmente decirles que actuamos de esa manera porque sabemos muy bien, no estamos alucinando, lo sabemos, que nuestros adversarios tienen la abierta intención de imponer al candidato de la derecha a cualquier costo''.

Esto es, dijo, si no se optaba por una movilización y se adoptaban acciones firmes, el fraude se consumaría. ''Ante este escenario analizamos todas las posibilidades legales y políticas y consideramos que, por el bien de la República, lo que estamos haciendo es lo correcto, es lo necesario y lo único que creemos puede impedir que se cancele la vía democrática.''

Aprovechó para recordar que el bloqueo es en calles que llevan el nombre de personajes y de hechos que, en su tiempo, fueron considerados subversivos y rebeldes. A Madero, dijo, lo encarcelaron y condenaron; Juárez debió resistir la embestida de los conservadores, y planteó que el Paseo de la Reforma ''no es el que soñó la emperatriz Carlota o el que llenaba de orgullo a Porfirio Díaz y la vieja aristrocracia de esa época, sino el de los liberales y de todos los mexicanos''.

Por primera vez desde el inicio de la resistencia, la gobernadora de Zacatecas, Amalia García, participó públicamente, estuvo en el templete y aun así se escuchó un coro de inconformidad: ''¡Amalia empató, qué fue lo que pasó!''

A su vez, López Obrador dedicó un amplio espacio en su discurso para denunciar la férrea campaña de desprestigio en su contra, como hace mucho tiempo -dijo- no se veía en el país, impulsada por los poderosos que alimentan el clasismo, el racismo y la intolerancia. ''Hablan de la chusma, de los nacos, como si hubiera seres humanos de sangre azul o mexicanos de primera o de segunda. Han hecho, aunque hipócritamente lo oculten, del color de la piel y del desprecio por los pobres y los de abajo su causa mayor.''

Por eso, agregó, ''han asumido una actitud irracional ante nuestra demanda tan justa, tan sencilla de que se cuenten los votos'', y en vez de ofrecer una salida legal y legítima al conflicto ''apuestan a aplastarnos con el uso de todo el poder del Estado y con la propaganda facciosa de los medios de comunicación'', a los que presionan -denunció- para que legitimen el fraude.

Al final agradeció el apoyo de los miles de ciudadanos que desde el domingo 30 de julio se han quedado a vivir en el Zócalo, Madero, Juárez y Reforma pese a la lluvia, el frío y los inconvenientes de estar a la intemperie.

''Les comparto un sentimiento interno: me siento muy fortalecido por el apoyo de todos ustedes. Les digo, sinceramente, que aunque me quedara solo, pero tuviese la convicción de que estoy luchando por una causa justa, lo haría con tozudez defendiendo mi manera de pensar. Imagínense cómo me siento, si además tengo el apoyo de ustedes! Y como decía Ponciano Arriaga: 'mientras más me golpean, más digno me siento'.''

La multitud le refrendó su respaldo: ''¡No estás solo, no estás solo!''

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home