jueves, diciembre 24, 2009

Obviedades calendarias...

Ante todo la advertencia de rigor, leer estas líneas es arriesgarse a caer en disertaciones tangenciales, de esas a las que soy tan aficionado. Sobre advertencia no hay engaño.

Pausa para reflexionar...

Si aquí se sigue es porque se ha decidido leerme (y porque, en el fondo, se es un poco masoquista, pero cada quien...). Lo importante de estas letras es desear feliz navidad y próspero año nuevo, cumplo con el trámite para no olvidarlo; considérese la felicitación sincera.

El asunto tangencial es, necesariamente, lo oportuno de las felicitaciones, o; lo que es lo mismo:

¿importa mucho el transcurrir de los años?

Todo el meollo es que el tiempo pasa y nos vamos poniendo viejos, que diría Pablo Milanes; cada nuevo día, cada minuto y segundo la experiencia nos pesa, nos vuelve lentos e inseguros. Las viejas acciones, los primitivos impulsos, los buenos deseos quedan, pues, relegados a su pertinencia o no según las enseñanzas de la experiencia.

Creo que este es punto nodal; los años pesan en la experiencia y son, por ella, felices. Porque finalmente más tristes son los años vacíos, los que sus memorias no poblan con llantos, besos, risas y lágrimas.

La experiencia pesa, sí, y es esta experiencia la que nos hace crecer, no el matemático transcurrir del tiempo. La experiencia pobla nuestros años, lo he dicho ya, de los ojos tristes, de las risas añoradas; de las lecciones imprescindibles, entre las que se cuenta, claro está, la sonrisa de placer.

La experiencia pesa en el recuerdo de un cabello, en la persistencia de un aroma y en el que me desvío del tema. No pretendo dejar lección de vida alguna en estos enunciados, cada quien aprende de sus años y experiencias lo que puede.

Cada quien es feliz, a su manera y no para siempre, sino cuando puede, que es la mejor manera de ser feliz.

No se me malinterprete, creo firmemente en la necesidad de celebrar el paso de los años; porque de alguna manera debemos celebrar nuestra experiencia y ¿qué mejor manera de hacerlo, que festejando a quien los contiene? es decir; a nuestros años.

Tampoco creo que haya muchas mejores maneras de festejar nuestras vidas que brindando por los presentes y ausentes, por las memorias y olvidos.

Estas líneas se tornan demasiado confusas, mejor cortar por lo sano (si acaso hay algo sano en quien estas palabras produce). Les deseo, de nuevo y por si no había quedado claro, una feliz navidad y próspero año nuevo; ojala sigamos construyendo historias dignas de experiencia, recuerdos a nuestros años.

Mario Stalin Rodríguez

Por si alguna duda cabía.

Etiquetas: ,

14 Comments:

Blogger DRIADA said...

Ante el reloj de arena me paro y dedico unos segundos, no a reflexionar como tu adviertes sino a informar que estoy preparada para seguir

4:02 a.m.  
Blogger Isabel said...

... y no soy masoca ( me gusta leerte aun cuando a veces me pierdo entre tus letras )Pues eso...
ojala! seamos capaces y lúcidos para construir nuestras historias de vida.
FELIZ NAVIDAD

4:12 a.m.  
Blogger kanif said...

Pues fíjate: a mí, la experiencia que otorga el paso del tiempo me ha llevado a la idea de que el tiempo no importa demasiado. Es una paradoja, ya lo sé, y también supongo que será una idea temporal.
Un abrazo y felices fiestas.

7:12 a.m.  
Blogger Mauricio said...

Feliz Navidad, don Mario.

Un abrazo grande.

12:37 p.m.  
Blogger El Jardinero del Kaos said...

vale la advertencia,pero el que no se arriesga no gana, y de si ganar se habla, los años nos hacen ganar eso que llamamos experiencia y que de alguna manera sirve para que aprendamos a no darnos la cabeza contra la misma piedra otra vez...o si, es que tambien soy masoquista.

un saludo navideño
un gran abrazo Mario

6:28 p.m.  
Blogger Duquesa de Katmandu said...

Felices "todo lo que le llegue", Don Mario, y lo que no le llegue, también.

No suelo fecuentar los saludos festivos de estas obviedades calendarias (porque en general no les creo un pitoa sus remitentes), pero este sí me gustó, porque viene de Ud.

Tómelo como un halago, pero tómelo despacio, y si conduce, no lo tome.

beso de coseno y seno (las tangentes no me gustan tampoco)

7:41 a.m.  
Anonymous Grace said...

En navidad no se celebra el paso del tiempo, sino la esperanza de un tiempo futuro. Por eso a final del año la gente se propone tantas cosas que muy pocos acabn cumpliendo

9:52 a.m.  
Anonymous Anónimo said...

Al igual que Isabel, algunas veces me pierdo entre sus letras (ya sabe, la edad). No es este el caso. Qué lección de vida (aunque no quisiera darla).

Muy bonita disertación para los que ya vamos acumulando años y experiencias.

Y disfruten y hagan disfrutar, que es lo único que les dará bienestar en la vida.

Un saludo.

Pd. Y saquen partido de cualquier situación, incluso de las que creen malas.

John Mismo.

11:40 a.m.  
Blogger Jaz3000 said...

Buena entrada para reflexionar, aunque prefiero celebrar lo que sea, antes que no hacerlo, puesto que esas pequeñas cosas nos brindan alegría. Todo lo que nos brinda eso, es válido, a mi parecer. Real disfrute.

Felices fiestas nuevamente para ti. Besos :3

6:59 p.m.  
Blogger LA CASA ENCENDIDA said...

Feliz, feliz Navidad Mario.
Ya creo, estoy de vuelta.

Besicos muchos y espero poder leerte de nuevo.

3:05 p.m.  
Blogger Necio Hutopo said...

A todos... Driada, Isabel, Kanif, Don Mau, Jardinero, Duquesa, Grace, Mismo, Tania, Nani y quienes llegando hasta acá no comentan... Muchas gracias.

FELICE FIESTAS
y no se oviden de pasar por acá el 31 para recibir la felicitación programada de año nuevo... Yo es que me voy de vacaciones...

11:31 p.m.  
Anonymous Grace said...

Muy buena idea, lo voy a poner! ajaj

2:55 a.m.  
Blogger Ambrosía said...

El tiempo es tan relativo!!!!.... pero en estas fechas no está de más prodigar los buenos augurios y manifestar los sueños que nos gustaría hacer realidad.
Y no es porque sea un compromiso social, sino porque siento en el alma la necesidad de enviarte mis mejores deseos, no solo para estos días sino para el resto del año nuevo que está por venir.
365 besos ...uno para cada día del 2010

3:03 a.m.  
Blogger mariapahn said...

"Cada quien es feliz, a su manera y no para siempre, sino cuando puede, que es la mejor manera de ser feliz"

¡¡ qué sabio eres mexicanito de mi alma !! Creo en tus palabras una por una, ya sabes que es así; si tengo que creer en algo a parte del amor es en esto, en la experiencia, en el paso de los días contados como vida vivida ¡¡ es tan bueno todo esto !!

Y bueno, ya creías que no aparecería por aquí ¿verdad? ¡¡ pues no!! te equivocaste... aquí me tienes como siempre, deseándote también buen comienzo de año a estrenar y aunque algo más ausente, aún espero que me tengas en cuenta ¡sé que si! jejeje

Un beso enorme de cariño guapo amigo y ¡CHIN CHIN!

10:34 a.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home