miércoles, febrero 21, 2007

DECLARACIÓN DE ESTILO

Llavero
Rodríguez de la Vega Cuellar Mario Stalin


Te miro pasar y de nuevo, necio, envidio a tu ropa y accesorios; no por su combinación, calidad o marca, sino porque ellos envuelven tu cuerpo, tocan tu piel, aspiran tu perfume.
Te miro pasar, mujer y estúpido, te dibujo como si no fueras ausencia, distancia, es decir; soledad. Escribo de ti, sobre ti, pero nunca tu nombre. Escribo, mujer, que envidio a tu ropa y accesorios y que a veces, ridículo, desearía ser cosa.

Puedo escribir, entonces, que deseo ser tu camisa, suéter o chamarra; para abrazar tu cintura, acariciar tus brazos y sí, también, lo adivinas, tocar tu pecho, desnudo bajo mi tela.
Puedo escribir que deseo ser tu pantalón o falda; para cubrir tus muslos y sí, por supuesto, jugar con tu sexo, ocultándolo con mis pliegues de las miradas indiscretas.

Puedo ser tantas cosas; tus aretes, collar, brazalete, incluso un anillo. Como he envidiado a tus anillos cuando juegas con ellos, ociosa. Tanto los envidiado cuando los cuelgas de una cadena, sobre tu pecho, más aún cuando los llevas en tus dedos hasta tus labios y los muerdes inconsciente.
Puedo envidiar tantas cosas, mujer, pero nunca (y esto es una promesa) desearé ser tu llavero. Sería una suerte demasiado cruel; apretado en tu bolsillo, tan cerca de mi deseo, separado irremediablemente de él. Si algún día veo la luz, sería únicamente para alejarme de ti, para acabar colgado en una pared o con uno de mis miembros prisionero en la celda de la cerradura.
Por eso permíteme imaginar que soy tu collar, la banda que a veces sujeta tu cabello o el encaje de tu ropa interior, es decir; permíteme imaginar que te abrazo.

Etiquetas: ,

2 Comments:

Blogger estepagrisa said...

Y por que no la abrazas directamente?
Depende de la parte de ropa interior que ella elija, puedes estar más o menos cómodo. Pero eso ya es cuestión de gustos y no estoy aqui para cuestionar los gustos de nadie.
Un besito

5:10 a.m.  
Anonymous Nanny-Ogg said...

Tienes razón no hay nada peor que ser el llavero de alguien... en todos los sentidos.

Me ha encantado el post.

Besos

3:01 a.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home