miércoles, enero 03, 2007

DESPROPÓSITOS DE FIN DE AÑO

Por ser el primero del año, otra vez, dos posts por el precio de uno
(igual, lo hago grátis)
Como lo prometido es deuda, también pueden checar: Demonios Internos II

12 UVAS
o "Si en lugar de 12 deseos, pido uno 12 veces; ¿aumentan las pobilidades de que se cumpla?"

Mario Stalin Rodríguez

Aprovecho para echar la culpa de estas líneas al desvelo que me caracteriza, a la migraña que estos días me invade, a las noches que la soledad pobla y a los días que la compañía no alivia. Aprovecho, de una vez, para echar la culpa de estos párrafos a los dioses, a las estrellas y a todo lo que no gobierna nuestras vidas. Aprovecho para echar la culpa de estas frases a los años que pasan, a los meses que se han ido, a los minutos eternos en los que no estás. Aprovecho para echarles la culpa porque, evidentemente, es mentira.

Indicaré aquí que la culpa de mis letras no la tiene lo dicho. La culpa de mis verbos se encuentra en el espejo de Alicia; el extraño que, sin reconocerme, me devuelve la mirada desde la superficie de plata. Pero no es el propósito de estos desvaríos el hablar de culpas, sino de mañanas, de los días que empiezan. De desesperanzas y, sobre todo, de esperanzas.

Debo iniciar aclarando que sería mentira escribir que pretendo dejar plasmados los planes, sueños y futuros de los tempos que se vienen. Mentiría si, por ejemplo, escribo que olvidaré, que conforme los días y noches pasen la imagen de la ausencia, tu imagen, me abandonará y la vida podrá continuar. Bastan los sueños que me niego para entender que no es posible, porque no quiero hacerlo. El recuerdo de tus ojos y tu risa me persiguen y, aún así; prefiero mis desvelos pensándote a mis mañanas en tu ausencia.

Así, también sería mentira escribir que dejaré la necedad de soñar otro mundo posible, uno donde el Amanecer se escriba en mayúscula, como Esperanza. El futuro que debe ser es posible, cuando lo soñamos juntos.

No se pretenda, entonces, de estos párrafos otro propósito que el de seguir siendo fiel ornitorrinco, triste hutopo, afortunado cronopio. Animalito húmedo de las propias lágrimas, soñando imposibles que aquí, al revez, también se leen.

Etiquetas:

10 Comments:

Anonymous Nanny-Ogg said...

¿Algún día dejarás de esperar/desesperar por tu "Monster Girl"? ¿Es tu amor tan eterno que no cabe pensar en un futuro sin ella o con otra?

Quizás, puede, es posible que si pides 12 veces un mismo deseo se te cumpla. Al menos ese deseo debería tener más fuerza.

11:52 a.m.  
Blogger Necio Hutopo said...

EL amor, ese verbo extraño, nada tiene que ver con no poder imaginarnos la vida sin la esperanza... Podemos vivir sin amor, somo buenos viviendo sin amor... El amor, ese verbo extraño, está, precisamente en saber que podemos vivir sin esperarlo y elegir, justamente, esperar... La esperanza, queda escrito en otros párrafos, nos ayuda seguir caminando

1:47 a.m.  
Anonymous Anónimo said...

HOla

6:10 a.m.  
Blogger Eva Luna said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

6:12 a.m.  
Blogger Necio Hutopo said...

Cómo le hice para suprimir un comentario?

No lo sé, pero juro que no era mi intención

11:39 p.m.  
Blogger Eva Luna said...

Hola, entre desde tu comentario en mi blog para ver que habia pasado con ese comentario pero no veo nada de joses y lo que me dices, no entiendo muy bien que paso pero decirte que ya me paso en alguna ocasion que cierta persona que conocia mi clave puso comentarios feos en mi nombre con lo cual si fue asi lo siento.
ya cambie mi clave de acceso por si acaso.
un saludo y siento las molestias!

12:34 a.m.  
Blogger Necio Hutopo said...

EL comentario al que hacía referencia fue, prec isamente, el que sin querer borre (y aún no sé cómo lo hice)

12:47 a.m.  
Blogger Eva Luna said...

Pues no se, porque nunca habia entrado en tu blog,pero vamos, q habra sido una confusion o algun cab**n que se hace pasar por mi, espero q no fuera algo feo....
saludos

7:32 a.m.  
Blogger E. Martin said...

La vida es demasiado corta para malgastarla metiendose en broncas.

Hablamos de lo mismo de siempre, acá.

11:27 a.m.  
Blogger LA CASA ENCENDIDA said...

El próximo fin de año, en vez de doce uvas, doce felices sueños, al menos eso te deseo yo.
Besitos muchos.
nani

3:55 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home