miércoles, noviembre 28, 2007

SÍNDROME DE ESTOCOLMO

Mario Stalin Rodríguez
-¿Así fue con las otras?
-No lo creo, con cada una es distinto... Algunas gritan, otras suplican, hay las que solo lloran... Una de ellas ofreció a su hija a cambio.
-¿Cuantas han intentado platicar?
-Eres la primera.
-Comprendo.

-Debes entender... No es nada personal, sólo es un trabajo y pudo ser cualquiera.
-Pero fui yo; no la vecina, no la señora que caminaba a mi lado... Fui yo.
-Bueno sí... y es que íbamos por ti... Pero lo que digo es que es un asunto de dinero, nada en contra tuya.
-Comprendo.

-¿Cuántas más?
-No comprendo.
-¿A cuántas más haz secuestrado?
-¿Mujeres? Unas 10... Tal vez más.
-Personas... ¿Cuántas personas han sido tus víctimas?
-No lo sé; muchas... Mira es cómo un mecánico; cuando lleva ya tiempo en el negocio es absurdo preguntarle cuántos coches ha reparado.
-Comprendo, sólo somos trabajo.

-Tienes que entender; sólo es dinero y si tu padre paga vas a estar bien.
-Ya te dije que comprendo, no es necesario seguir con ello... Si no puedes hablar de otra cosa esta plática se acabó.

P.D. que presenta
En la barra de links a su mano derecha...

Etiquetas:

MEMEANDO que es gerundio

Sólo porque hasta arriba dice que ya he pasado las 16,000 visitas (y 16, cómo no, suma 7)... Y porque el Sr. Kanif me ha indilgado un meme (mi primer meme, que ilusión que me hace)... ESTE ES EL SEGUNDO POST DE DOS POR EL PRECIO DE UNO*...

A lo que venimos, el meme ese dice algo así como: "¿Por cuánto venderías tu blog a un partido político que no te caiga bien?"...

A lo que yo debo responder: NO SÉ... Nunca me he vendido así que no podría hacer una tabla de precios (básicamente porque desconozco el mercado, vamos)... Pero llegado el remotísimo caso de que un partido político que no me caiga bien** quisiera comprar este extrañísimo blog... Supongo que el precio tendría que ser muy alto.

Me explico (o bueno, lo intentaré al menos)... Creo que las personas que primero se corrompen son, justamente, las que alardean de incorruptibles... Yo no soy así, reconozco que tengo un precio... Sólo que es un precio que no se taza en moneda y tiene que ser pagado en especie.

Así que supongamos que un partido político que no me caiga bien trata de comprar este blog para que hable bien de él, supongamos que lo hace el PAN... En ese caso el precio sería sencillo: El espurio surgido de sus filas tendría que reconocer la existencia del fraude electoral de 2006 y, en consecuencia, renunciar al cargo que ilegítimamente ostenta y su dirigencia tendría que entregarse a las autoridades, confesándose responsable por los delitos de asociación delictuosa, encubrimiento de pederastas y corrupción generalizada... Una vez hecho esto, aceptaría el pago de dos centavos y una corcholata por venderles mi blog.

Eso,más o menos, es lo que costaría para cualquier partido político el que les vendiera mi blog.

Espero que con eso haya yo resuelto el problema del meme... Cómo? que me falta algo? Qué?... A, ya veo; tengo que pasar esto a tres personas más... Pues no sé... Tómelo quien quiera y contestelo en su propio blog (si lo hace, favor de avisar en los coments de este post).

Ahora sí, creo que es todo.

*Directamente arriba de este post: "Síndrome de Estocolmo"
** Lo realmente difícil sería encontrar un partido político que me caiga bien...

Etiquetas:

miércoles, noviembre 21, 2007

DESASTRES NATURALES

o de la naturaleza de los desastres

Si me preguntáis en dónde he estado
debo decir ‘sucede’.
Debo hablar del suelo que oscurece las piedras,
de río que durando se destruye
Pablo Neruda
No Hay Olvido

Bangladesh, año 2007, el mayor tifón de los años recientes golpea la costa del país asiático y, transformado en tormenta, se adentra en el territorio. Miles mueren, los desaparecidos suman millares, cientos de miles deben ser desalojados, la mayoría pierde todo su patrimonio. Los más afectados son, como siempre, los más pobres entre los pobres.
Tabasco, año 2007, las calles de la capital amanecen bajo el agua, las colonias populares son, como siempre, las más afectadas. Algunos mueren, miles deben ser desalojados, la mayoría pierde su escaso patrimonio.
Chiapas, año 2007, un estruendo despierta a los pobladores de uno de los pueblos de la montaña; el cerro que por años los ha cobijado se viene a ellos en forma de lodo. Algunos mueren, los desaparecidos se cuentan por decenas, todos deben ser desalojados, bajo la tierra se encuentra su escaso patrimonio.
Nueva Orleáns, hace no demasiado tiempo, la ciudad es golpeada por uno de los huracanes más potentes de los que se tenga memoria; su trayectoria se sabía desde hace semanas, pero sólo aquellos con suficientes recursos pudieron salir. Decenas mueren, los desaparecidos suman centenas, los sobrevivientes se aglutinan (sin luz, sin agua potable; sin ayuda) en el estadio de la ciudad; son, como siempre, los más pobres.
El sureste asiático, hace poco, el mayor tsunami registrado en la historia recientes borra del mapa pueblos enteros. Miles mueren, los desaparecidos suman decenas de miles, cientos de miles deben ser desalojados, la mayoría ve su escaso patrimonio ser tragado por el mar. Los más afectados son, como siempre, los más pobres entre los pobres.
La escena se repite a lo largo del orbe; la naturaleza golpea con furia sobre el patrimonio, hogares y vida de los más pobres. “Es inevitable”, nos dicen desde el Poder; “así es el mundo, nada se puede hacer contra el clima”.

Sin embargo, los acontecimientos descritos tienen más en común que la furia de la naturaleza y las víctimas. En Tabasco, Bangladesh, Nueva Orleáns, el sureste asiático y el caribe mexicano los primeros en recibir ayuda y en ver sus propiedades reconstruidas son aquellos que tuvieron el tiempo y los recursos para salir bien librados de la tragedia, es decir; los que más tienen.
La mayoría de las víctimas, los pequeños, ven escasear la ayuda si acaso llega, se les condiciona y raciona el rescate. Mientras sus gobernantes rescatan a los propietarios, ellos dependen, como siempre, de la solidaridad de sus iguales... Siempre necesaria y bienvenida; siempre insuficiente.

No un único fenómeno, sino la suma de varios desastres.
Por un lado, es cierto, el clima de los recientes años es mucho más extremo que cualquiera registrado en la historia de la humanidad y ello, obviamente, tiene una explicación que poco o nada tiene que ver con la naturaleza o sus ciclos.
El papel del dióxido de carbono como regulador climático es conocido desde tiempo atrás, como conocido es que este gas, mortal para la mayoría de los seres vivos, es mucho más numeroso en la atmósfera hoy que en ningún momento del pasado. Conocido es, también, que ello se debe en buena media (sino es que completamente) a la acción humana.
Queda escrito, conocido desde hace tiempo y, sin embargo, es hasta tiempos relativamente recientes que se toma conciencia de ello y se empiezan a plantear medidas que contrarresten el efecto pernicioso del desarrollo humano sobre el clima. Medidas necesarias pero a todas luces insuficientes, tanto más si quien produce la cuarta parte de CO2 que se arroja a la atmósfera se niega a seguirlas... O a reconocer si quiera la existencia del problema.
Aquellos basan su resistencia a cambiar las prácticas industriales en argumentos economicistas y argumentaciones pseudo científicas. “Nada hay que demuestre”, nos dicen “el grado en que la acción del hombre (de la industria) ha afectado al clima”. Finalmente, continúan; “los patrones climáticos son un sistema profundamente complejo del que poco o nada comprendemos”.
Resulta ingenuo (sino es que criminalmente mendaz) suponer que, dada la existencia de un sistema complejo en precario equilibrio, la inclusión impertinente de un agente extraño no lo perturbe. Y si bien es cierto que los patrones climáticos mundiales son de sí un sistema cuya complejidad impide la prognosis precisa, también es cierto que disponemos de las herramientas necesarias para poder inferir el sentido de sus cambios.
En otras palabras; no podemos saber cuándo ocurrirá un desastre, pero sí qué desastre ocurrirá.

Aquí, entonces, otra vertiente del desastre. Los fenómenos descritos en los primeros párrafos tienen en común el hecho el que, salvo el tsunami en las costas asiáticas, se sabía de su posibilidad desde mucho tiempo atrás y en todos casos se decidió desde el poder económico y político el no tomar las medidas necesarias para disminuir, en la medida de lo posible, las consecuencias previsibles.
En los escasos escenarios en los que esta prevención se dio; las acciones y la información se limitaron a quienes pertenecían de por sí al poder económico y político, nunca a la población en general ni mucho menos a quienes por su situación económica o geográfica eran las víctimas potenciales.
Como queda escrito, en todos los casos, una vez ocurrida la tragedia, el rescate del poder económico y político fue eficiente sólo para atender las necesidades de quienes pertenecían de por sí al poder económico y político, nunca en aliviar la situación de la mayoría de las víctimas, es decir; los de abajo.

Así es la aritmética de la tragedia, las matemáticas de la ignominia; presentar los fenómenos como inevitables, como ocurrencias de poderes incomprensibles e incontrolables y no como consecuencia de un sistema que degrada a las personas y su ambiente y considera a la mayoría, a los desposeídos, como simples estadísticas prescindibles.

Mario Stalin Rodríguez
Noviembre de 2007

Etiquetas: ,

jueves, noviembre 15, 2007

Feliz, Feliz no Cumpleaños a mi...

Hace un año, el 15 de Noviembre de 2006, se publicó en estos bits:
"El Blog se actualiza cada miércoles en la noche o jueves en la madrugada (horario de la ciudad de México)"
Lo que indicaba, además de lo anunciado, que empezaba yo una etapa mucho más compleja de las que hasta entonces el blog había experimentado (de ser netamente académico a un punto de enlace entre los campistas de reforma)... Ese mismo día incluí el contador de visitas.

Desde entonces a la fecha muchas cosas han pasado y es justo, entonces, celebrar el no cumpleaños de este blog.
El contador ha rebasado las 14,000 visitas, lo que promedia un poco más de 1,000 por mes.
Este animalito fantástico ha encontrado a sus diferentes por el mundo, a la mayoría de ellos se les puede ver en la barra de links... De todos ellos me he nutrido y a todos ellos (en especial a la princesa, a la esquizofrénica, a la sra. Ogg, a la madre y a la hija) les debo mucho más que el mero agradecimiento.
Y este animalito fantástico ha encontrado eco en otros puntos:
Y he recibido visitas por demás inesperadas (frutos de búsquedas, cuando menos, surrealistas -"espiando bajo lasfaldas + fantasmas"- en san google)... Y justo de las visitas se trata el off topic de este no cumpleaños.

Una de las páginas por las cuales un número no significativo de visitantes (pero constante... Algo así como dos o tres por semana) llegan a estos bits es secta-hentai mx... A pesar de que, obviamente, este blog no refleja en lo absoluto lo que sus integrantes buscan... Bueno, hasta ahora...

(click en el título para ir a la página de descarga... si aún está activa)
Adevertencia: Esta historia contiene imágenes, situaciones, palabras y conceptos que algunos podrían considerar ofensivas, por lo que se recomienda su lectura para personas con la suficiente madurez intelectual (independientemente de su edad)

Una historia que continuará (o no) a según qué respuesta obtenga...

Así las cosas... La semana que viene retomaremos nuestra programación (a)normal

Etiquetas:

jueves, noviembre 08, 2007

PERSISTENCIAS



Homenaje a Monterroso

Incluso hoy, después de tanto tiempo, los ecos de la sirena permanecen.

Mario Stalin Rodríguez

P.D. que dedica
Esto es con todo respeto y cariño, para Jaurne... por lo que ella sabe.

Etiquetas:

jueves, noviembre 01, 2007

ASUNTOS GREMIALES

de yuyos y hutopos

Mario Stalin Rodríguez

Ser animalito fantástico, queda escrito en otros párrafos, tiene eso; la necedad de seguirnos encontrando. Porque, finalmente, por mucho que caminemos la nostalgia como domicilio y tengamos a la soledad como compañera; nos seguimos encontrando.
Hutopos que somos, animalitos húmedos de las propias lágrimas, caminamos y encontramos en los otros no a los iguales, sino a los distintos; nuestros complementos. Cuando tenemos suerte, en la mirada del otro encontramos un yuyo.

Los yuyos son, no se dude, animalitos fantásticos; las razones por las que los hutopos seguimos caminando. No haya confusión posible; no se habla aquí de soledades y ausencias, ni se da nombre a la nostalgia de los hutopos, de eso ya otras líneas se han ocupado y otras más se ocuparán.
Se habla aquí de compañías; de amistades y complicidades, de (pobrecitas ellas) paños de lágrimas. Los yuyos son eso sobre todo, compañías inesperadas y paradójicas, es decir; imprescindibles.
Como todo hutopo, éste que escribe ha encontrado a sus yuyos inesperados y paradójicos; cómplices y amigas... Y valga para ellas este homenaje.

Fueron, creo haberlo dicho antes, un grupo extraño, inesperado y paradójico, es decir; imprescindible. Quien soy no se explica sino es con sus risas, con sus dificultades, con los trabajos compartidos, con las rutinas autoimpuestas y los paisajes que, gracias a ellas, apropié.
De cada una tomé aquello que me completaba y en cada una, con sus debidos gradiantes, fui distinto y el mismo. Con ellas compartí amaneceres y atardeceres varios, noches y madrugas, alegrías y sinsabores, pero sobre todo; camino y experiencias.
Si todos, si todo nos cambia; tanto más nos cambian aquellas con quien compartimos tanto. No se dude, aún hoy y en distintas veredas, los que de ellas aprehendí me cambia.

Porque la vida y el tiempo tienen eso, la multitud de caminos. Distintas sendas tomamos hacia el mañana: Hay quien en su nombre carga las siete letras de la ausencia; una más nunca será otra vez compañía; hay de quienes sólo sé por la tangente y una más es presencia intermitente... Sin embargo, seguimos siendo compañeros, cómplices; gremio.

P.D. Que dedica
Este post extraño que habla de animalitos tfantásticos y de encuentros inesperados y afortunados, se dedica. obviamente, a los yuyos que en él se mencionan y, más específicamente a: Nani (a quien le prometí hablarle de los Yuyos), a María (a quien le prometí hablarle del gremio) y a la Princesa sin castillo (por seguir aquí).

P.D. Que presenta
Aquí al lado, donde siempre:
Sólo porque vale la pena leerlo.

P.D. Que se anuncia
Lo señores de este sitio (premiosblog), recibieron una nominación para este animalito fantástico en la categoria de "Información" (sic)... Juro que no tuve nada que ver, pero ya que alguiern se ha tomado la molestia de nominarme; si quieren y les sobra tiempo; pasen y voten:

Etiquetas: