miércoles, mayo 30, 2007

03/04

INFANCIA ROBADA


Puede ser cualquiera; el maestro, el sacerdote, el entrenador deportivo, un conocido de la familia, el tío el abuelo o el hermano. “EL 90 % de las niñas y niños en manos de las mafias de pornografía y prostitución infantil, primero fueron violados en sus casas por familiares o conocidos de la familia”, señala Laura Martínez, directora de la Asociación para el Desarrollo Integral de Personas Violadas AC (ADIVAC).
Se calcula que la mayor parte de los 20 mil niños desaparecidos anualmente van a parar en manos de estas organizaciones o de las dedicadas al tráfico de órganos (muchas veces las mismas), o, en menor proporción, para ser adoptados ilegalmente por extranjeros en el mejor de los casos.

Historia con final feliz
Sofia probablemente inventa su historia, no es extraño; de acuerdo a la investigación regional sobre tráfico, prostitución, pornografía y turismo sexual infantil en México y Centroamérica (publicada por Casa Alianza en 2002), muchos niños y niñas prefieren contar historias fantasiosas a enfrentar la realidad de su situación. otra posibilidad es que sus propios explotadores les obliguen a mentir sobre su edad, historia y situación.
Sofia dice tener 17 años y ser feliz en su nueva vida, de las tres niñas contactadas para este trabajo, es quien en mejor situación se encuentra; trabaja con clientes exclusivos en una casa a las afueras de la ciudad, según dice, con cuarto propio y, siempre según su versión, la mayor parte del dinero es para ella.
Está así por gusto propio, dice; empezó colocando un anuncio en Internet, “sólo por diversión”, para contactar hombre mayores. En su versión, empezó a establecer contactos y, a través de ellos, se conectó con quien manejaba la casa en la carretera federal a Cuernavaca. Hace tres años que atiende ahí.

La hidra electrónica
De acuerdo a Miguel Ángel Pelaez, de Casa Alianza México, es muy fácil para un pederasta contactar a menores a través de la red en foros, chats y páginas personales. Una vez establecido el contacto, al agresor le toma aproximadamente 10 minutos lograr que la víctima se desnude ante la webcam y sólo tres días para establecer contacto físico con ellos.
Según los datos proporcionados por ADIVAC, existen 4 millones de páginas web dedicadas a la distribución de pornografía infantil, si bien la mayoría de ellas son supuestos tops (listas de enlaces a otros sitios, ordenadas de acuerdo a su popularidad o por votos de los usuarios) que enlazan a otros tops sucesivamente. Además abren un sinnúmero de pop-ups (ventanas emergentes no solicitadas) y es muy probable la infección del equipo de computo a través de ellas, por virus, gusanos y spys.
Para Casa Alianza la cifra se reduce significativamente a unas 4 mil páginas, de las cuales 400 son fácilmente accesibles para cualquiera, de ellas, el 50% son mexicanas o con destinatarios claramente mexicanos. las páginas pueden ser explícitamente pornográficas o estar disfrazadas como agencias de modelos, donde no se presentan a menores integralmente desnudos, pero se les muestra en lencería o escasamente vestidos y en poses sugerentes. Además de ofrecer la posibilidad de contactar a los modelos.
En la búsqueda inicial de esta investigación fue posible localizar 40 sitios mexicanos que ofrecían este tipo de servicios, además de permitir el acceso gratuito a una galería de imágenes. Además, se accedió a tres páginas que ofrecían directamente fotografías explícitas de abusos y la posibilidad de asistir a fiestas de intercambio. Si bien, estos servicios únicamente eran accesibles a través del pago previo con tarjeta de crédito.

Buscadores de inocencia
La explotación sexual, la pornografía infantil y el turismo sexual dejan ganancias anuales de hasta 7 millones de dólares, señala Laura Martínez. Se calcula que más de un millón de niños y niñas son explotados sexualmente en el mundo, en México, la cifra varía entre 17 mil (según los conservadores cálculos de las autoridades federales) a más de 30 mil, de acuerdo a un estudio realizado por académicos estadounidenses. Tan sólo en el Distrito Federal, 5 mil niños y niñas ejercen la prostitución en las delegaciones Cuauhtémoc, Venustiano Carranza e Iztapalapa.
Conviene aclarar que, por ser menores de edad, no se puede suponer un acuerdo comercial conciente entre los niños y niñas involucrados y los clientes, por lo que llamar al fenómeno prostitución infantil y a los menores prostitutos no es aplicable; el delitos es “explotación sexual a través de la prostitución”, señala Miguel Ángel Pelaez.
La mayoría de los clientes son mexicanos, si bien el fenómeno de la turismo sexual con infantes existe y es, de sí, preocupante. Quienes lo practican, señala el jefe de Investigación de Casa Alianza México, “parten de la idea de que, al estar en un país distinto, la impunidad está garantizada. Esto se refuerza al suponer que la legislación en éstos es muy laxa al respecto (en México, hasta tiempos recientes, no se consideraban a la pornografía, el abuso, la explotación y la prostitución infantil como delitos graves) y a la equivocada idea de que, al ser menores de edad, se reduce el riesgo de contraer enfermedades sexuales”, concluye.
Continuará...

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger Elektra Natchios. said...

No hay adjetivos para describir estas aberraciones, repugnante. Me cuesta a veces acabar de leer noticias relacionadas con este tema, como una hará una semana en la que detuvieron a unos padres por violar reiteradamente a su hijo pequeño y no sólo eso sino que aparte lo prostituían a un vecino anciano que tenían.

A veces es que ves cómo está el mundo y te dan ganas de meterse en la cama y no salir de ahí, o por lo menos dejar de ver un sólo periódico o informativo.

4:39 a.m.  
Blogger LA CASA ENCENDIDA said...

Mario, impresionante. Cada vez me cuesta más entender estas cosas. ¡Que complicado y como me cuesta creer que la gente pueda hacer estas cosas!
Las personas que hablais de ello, teneis todo mi respeto.
Besitos mucho,
nani

2:06 a.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home